Ser un otaku adulto no es tarea fácil. Combinar esas pasiones que te tienen despierta hasta altas horas de la noche con una jornada de trabajo en la que no saben nada de ellas; decidir qué manga te vas a leer a continuación o tomar la difícil decisión de qué es más importante: pagar tus facturas o ese nuevo y precioso videojuego que acaba de salir. ¿Y del amor? ¿Qué me vas a decir del amor? Definitivamente, es mucho más complicado de como lo pintan en los otome.

Al menos, de eso va Wotakoi.

Wotaku ni Koi wa Muzukashī (Wotakoi para los amigos y para quienes no puedan memorizar más de tres palabras juntas en japonés) es un anime que se estrenó la pasada temporada de primavera, y que en Fantasymundo recomendamos como uno de los más interesantes entre las series de romance. Y no nos equivocamos.

Basado en el manga homónimo de Fujita (el cual en España va a editar ECC), su título significa “el amor es difícil para un otaku”. Trata, efectivamente, de dos parejas que hacen lo posible por conciliar sus relaciones con su vida friki. Y, lo juro, no he podido menos que sentirme identificada.

El anime sigue a Narumi, una joven que acaba de incorporarse a una empresa japonesa como oficinista (classic), donde coincide con Hirotaka, un amigo del colegio que también es un otaku. Tras una quedada para ponerse al día y quejarse sobre que no puede ser ella misma con sus parejas, Hirotaka le pide salir, y así comienza una curiosa relación entre una fujoshi que escribe doujinshis yaoi y un friki de los videojuegos.

A ellos pronto se unirán Koyanagi y Kabakura, otra pareja de otakus y compañeros de trabajo, así como algunos otros personajes.

La trama de Wotakoi se limita a seguir, en formato de varios sketches por capítulo, las situaciones cotidianas de estos cuatro, acentuando su vena friki y creando situaciones muy graciosas, con las que te sientes plenamente identificado: ¿quién no ha insistido a sus amigos o pareja para que lean yaoi? ¿O han discutido un shippeo a voz en grito? ¿O han cambiado una velada social por una quedada con pizza y videojuegos? ¿O se han quedado toda la noche sin dormir porque “solo otro capítulo más”?

Las innumerables referencias frikis me han hecho sentir como pez en el agua y exclamar de emoción cuando he distinguido obras reales, pues el anime no se corta en utilizarlas: de los mangas como The ancient magus bride o Hitorijime my hero, pasando por videojuegos como Monster Hunter o los clásicos rpg, además de anime, y por supuesto, un cosplay de Sebastian Michaelis.

Pero este josei también tiene romance, y aunque este avance de forma bastante lenta y no le den toda la importancia que a mi gusto personal deberían, debo reconocer que ambas parejas tienen momentos muy dulces y románticos, sobre todo la protagonista.

Mientras que Kabakura y Koyanagi representan la vertiente más experimentada de las relaciones otaku, Hirotaka y Narumi son más novatos, más inocentes y más torpes, y de verdad se disfruta al verlos dar cada nuevo paso juntos. Porque, aunque pueda parecer un anime ligero que no profundiza mucho (que en muchos aspectos lo es), su desarrollo de personajes no está nada mal, presentándonos una relación muy interesante y bien construida, que estoy deseosa de seguir leyendo en el manga. Por no hablar de que en Hirotaka hemos encontrado a uno de los husbandos del año.

En cuanto al apartado visual, Wotakoi es un anime muy estético, cuyo diseño de personajes clásico a mí me ha encantado. Y debo aplaudir la variedad de caretos que han dibujado, haciendo que los personajes luzcan expresiones muy diversas. La animación es bastante fluida, y en general el resultado es muy agradable a la vista.

La música, creada por Akimitsu Honma, acompaña muy bien al anime aún sin resultar nada especialmente destacable. Lo más pegadizo sin duda es el opening: Fiction, del grupo Sumika. Gracias no solo a su música alegre, sino también a su animación y al bailecito que se marcan los personajes. El ending, Kimi no tonari, lo interpreta Halca.

Disponible en Amazon Prime Video, Wotakoi ha sido, para mí, uno de los mejores anime de la temporada de primavera: ligero, divertido, con unos personajes carismáticos y un romance dulce. Lleno de referencias frikis que harán que te sientas muy identificado con los protagonistas y que por momentos saltes de la emoción o te rías a carcajadas. Si tu corazoncito es de los que va cosplayado y canta en japonés, entonces este es tu anime.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.