La franquicia Resident Evil es una de las sagas con más tradición en el mundo de los videojuegos. Título tras título, ha sabido reinventarse y ofrecer nuevas formas de aterrorizar al jugador al mismo tiempo que divertir con su jugabilidad. Con un comienzo con el terror más clásico, puzles y ángulos muertos pasando por la acción desenfrenada, Capcom ha otorgado algo distinto con lo que apasionar durante décadas. Cierto es que, de mejor o peor manera, algunas entregas han tenido una mayor calidad, pero lo que no cabe duda es que los pasos que están dándose recientemente en esta saga van por el buen camino.

Hace algo más de un año podíamos disfrutar en nuestras consolas y PC del remake Resident Evil 2, un juego creado completamente desde cero y que trajo unas mecánicas muy distintas a su anterior título, Resident Evil 7. Se optaba por traer de vuelta un título en tercera persona con una cámara fija, al igual que Resident Evil 4, aunque eso sí, centrándose más en la inmersión y en el terror que en la acción. Su atmósfera, la manera de transmitir la historia de una forma distinta y todo el terror que incluía lo hizo recibir muchos galardones como uno de los mejores del año. Un año después, contamos con su continuación, Resident Evil 3. Ahora no sólo contamos con una experiencia parecida a la vivida con Leon S. Kennedy, sino que Jill Valentine deberá hacer frente a una crisis mundial producida por Umbrella y a su nueva máquina de aniquilación, Némesis.

En el año 1999 fue lanzada su versión original, denominada como Resident Evil 3: Némesis y que une su historia con la de Resident Evil 2. Ambos nos sitúan en la propia ciudad de Raccoon City y originalmente, esta tercera parte no había sido pensada como una secuela oficial, sino como un spin-off que utilizaba los recursos y cabos sueltos en el segundo capítulo. Según iba avanzando el desarrollo los creativos de Capcom vieron que sí podría ser como un nuevo capítulo. Ahora nos llega bajo unas circunstancias bien distintas, otorgándonos una experiencia distinta y muy entretenida.

De esta forma y como hace algo más de dos décadas contaremos con la historia de Jill Valentine, una agente de los STARS que se encuentra en la ciudad de Raccoon City. Mientras Leon S. Kennedy queda en una parte de la ciudad investigando el incidente en este lugar (Resident Evil 2), por nuestra parte nos encontramos con Jill en su apartamento en el momento que descubre que la ciudad está siendo invadida por una gran cantidad de muertos vivientes. Ante el ataque de una criatura de grandes dimensiones de la que tendremos que huir, conocida como Némesis, cruzaremos nuestro camino con Carlos, soltado de un ejército mercenario de Umbrella que nos salvará la vida y con el que colaboraremos para huir de la ciudad. Este se encuentra bajo las órdenes de Mikhail Victor, durante la aventura habrá que coordinarse con ambos para poder escapar de este lugar.

La trama del título ha ganado muchos enteros, esto es debido a que la historia se ha vuelto mucho más visual que la original que pudimos disfrutar años atrás. La inclusión de secuencias, diálogos en castellano y escenas cargadas de acción cuenta la trama de una forma mucho más distinta. Durante las horas que cuenta Resident Evil 3 no nos dará ningún respiro, constantemente huyendo de Némesis, acabando con gran cantidad de enemigos o descubriendo más mediante los documentos escritos por los habitantes de Raccoon City. Todo esto acompañado de elementos de exploración de unos escenarios que, a pesar de no ser muy extensos, tienen las virtudes necesarias para proponer interactividad y causar miedo.

Resident Evil 3 es completamente un polo opuesto de su anterior título, cuando el segundo episodio proponía un encierro en lugares cargados de pasillos estrechos y enfrentamientos con enemigos aquí estaremos una gran parte de la partida en el exterior, con mayor libertad de movimiento. Esto no quita que no estemos en contacto con los enemigos, que lo estaremos, con un conjunto de habilidades que nos dará la oportunidad de movernos, esquivarlos y así evitar gastar munición. Las balas son uno de los recursos más preciados por parte del jugador ya que parte de ese terror reside en el no tener a disposición del jugador decenas de balas, sino de racionarlas y gastarlas en los momentos necesarios. A pesar de esto, para aquellos que no las aprovechen el título da la munición necesaria para tener siempre a disposición algunos cartuchos.

Por lo que propone dos estilos diferentes, el primero para aquellos que quieran arrasar a todo lo que se encuentre a su paso y el segundo, mucho más satisfactorio, el de esquivar a los enemigos y usar balas para derrotar enemigos en los momentos totalmente necesarios. En términos de dificultad, sí que hemos notado que esta ha descendido un poco, por lo que acabar con un jefe o un enemigo será una labor mucho más sencilla. Eso sí, esto no quita el buen hacer de los desarrolladores a la hora de implantar una sobresaliente inteligencia artificial, propiciando encuentros con zombies que se coordinarán para atacar y encerrarnos en los lugares más insospechados.

Si por algo destaca Resident Evil 3 es por Némesis, nuestro acompañante en muchos momentos de la historia. Este peligroso enemigo nos dará algunas de las fases más emocionantes durante la aventura. Huir de él en muchas de ellas dará un toque de tensión al título. Esquivarle, evitar sus ataques con armamento pesado, breves secuencias quick-time-event o enfrentamientos contra él son algunos de los momentos más emocionantes. Némesis da un toque mayor de emoción, mucho más espectacular que Mr. X, por lo que el título no nos dará un solo respiro y siempre habrá que estar alerta tanto en enfrentamientos enemigos como con esta arma biológica de Umbrella.

El armamento es uno de los elementos más variados de Resident Evil 3, contando con gran cantidad de pistolas, escopetas, lanzacohetes o granadas que utilizar a nuestro favor. Como decíamos anteriormente, su cantidad está prácticamente contada y racionarla es uno de los puntos que habrá que tener en cuenta para poder sobrevivir en las calles de Raccoon City. Tampoco debemos de olvidar la presencia de sprays y hierbas medicinales, estas últimas siendo combinadas correctamente aliviarán las heridas de nuestros protagonistas. La acción con Jill Valentine, y en contadas ocasiones con Carlos, será la tónica predominante durante tu partida además de la presencia de momentos de terror y tensión protagonizados por pasillos estrechos y la aparición de enemigos en los momentos que menos esperemos. La acción y el terror se encuentran presentes, pero debemos de criticar la poca presencia de elementos de puzles, teniendo desafíos de este tipo que se pueden contar con los dedos de una mano. Es algo que también resultaba bastante interesante y que a pesar de tener pocos en este remake, tampoco logran destacar por su dificultad.

Otro de los añadidos en Resident Evil 3 es la presencia de un modo multijugador denominado como Resident Evil: Resistance. A grandes rasgos nos proporciona una experiencia asimétrica para cuatro jugadores en la que nos encontraremos dentro de un laboratorio de pruebas en el que la base de la supervivencia residirá en la colaboración y la coordinación del equipo. Un quinto jugador tendrá un papel bien distinto, siendo el criminal que estará tras las cámaras de vigilancia y que pondrá todo tipo de trampas y enviará monstruos para poner las cosas difíciles al otro equipo. Seas del bando de los supervivientes o por parte de una mente criminal, la diversión está más que asegurada.

Técnicamente, el título incorpora un apartado gráfico espectacular. Uno de los principales elementos que más nos han llamado su atención es el de sus efectos de luz, dotándonos de unas estampas horroríficas en la ciudad de Raccoon City. Este lugar nos proporciona una gran variedad de elementos con los que poder interactuar y usar a nuestro favor para derrotar a los enemigos y esquivarlos. Los modelados de los enemigos cuentan con un gran realismo, luciendo una variedad de detalles. Los modelados de los protagonistas son sobresalientes, dando una versión renovada de los homónimos del juego lanzado en 1999. Por parte de Némesis hemos de reconocer que su aspecto es más terrorífico que nunca, impresionando con su presencia.

La banda sonora ha sido muy lograda, ofreciendo al jugador una versión orquestada de temas clásicos conocidos por muchos y al mismo tiempo otros totalmente inéditos hasta la fecha. El juego llega totalmente doblado al castellano con voces muy conocidas en el panorama nacional, al mismo tiempo que incorpora unos notables efectos sonoros.

Resident Evil 3 nos ha impresionado desde el primer minuto. Espectacular es el adjetivo que lo define a la perfección, enganchando por la trama y por la mezcla de terror y acción que ha sabido realizar Capcom. La presencia de Némesis y sus frecuentes encuentros contra este es uno de los elementos más entretenidos, además de su desarrollada trama. La baja cantidad de puzles y su poca duración es algo que también echamos en falta, esto último suplido con la opción multijugador de Resident Evil: Resistance que suma notablemente la cantidad de horas a disfrutar. Si disfrutaste del original no lo dudes, Resident Evil 3 mantiene su esencia y la transmite de una forma diferente y original.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.