Llevábamos tiempo esperando Moonlighter. Especialmente en mi caso, que no sólo comparto la misma tierra que los desarrolladores,  Valencia, si no que hace tiempo pude probar el juego durante su fase de desarrollo y hablar con sus creadores. Desde el momento en el que su estética pixel art y su rollo a Zelda clásico me fascinó, supe que Moonlighter iba a ser uno de esos títulos que brillan en el panorama de nuestro país.

Los chicos de Digital Sun nos presentan un título de acción RPG 2D que como comentaba, bebe claramente de los clásicos Zelda, pero que al mismo tiempo sabe conjugar muy bien con un sistema de gestión de recursos. Esto se debe a que el protagonista del título, Will, es el propietario de una tienda por herencia familiar. Pero a Will eso de llevar una tienda no le llena, el busca algo más. Su deseo es explorar y descubrir todos los secretos de los extraños portales que hay a las afueras de Rynoka, la aldea en la que transcurre esta historia. Portales que durante la noche nos llevarán a diferentes tipos de mazmorras, con mogollón de tipos de enemigos, peligros y por supuesto jugosos tesoros que obtener.

Estos objetos, ya sean obtenidos por eliminar enemigos como encontrados en cofres, serán los que usemos durante el día para ponerlos a la venta en nuestra tienda, pasando de la acción a la gestión de recursos. Concretamente, tendremos que calcular el precio de los artículos al más puro estilo “Precio Justo”. Vender el item con un valor demasiado bajo no nos dará los beneficios reales que deberíamos conseguir, mientras que uno demasiado caro hará que los clientes huyan despavoridos, y por tanto no ganemos ni una sola moneda. Podremos cambiar los precios en cualquier momento y ver las reacciones de los clientes, e incluso poner nuevos objetos a la venta siempre que sea de día, que es el único momento en el que se puede abrir la tienda. Además, tendremos que tener cuidado con los ladrones, que intentarán llevarse nuestra mercancía sin pagar, y habrá que detenerlos antes de que salgan de la tienda. Transcurridos un par de minutos, la tienda se cierra automáticamente, y seremos libres de volver a explorar la mazmorra.

Los beneficios podremos emplearlos tanto en mejorar nuestra tienda de diferentes maneras, ampliar los cofres donde guardamos todos los objetos que conseguimos, como en mejorar la aldea, de modo que llame la atención de nuevos mercaderes para así desbloquear nuevas tiendas (que también podremos mejorar) donde poder comprar nuevos artículos, armas o mejorar nuestro equipo.

La secuencia básica de Moonlighter es clara: Al iniciar el día, abrimos nuestra tienda para ganar dinero, después mejoramos equipo con lo que hemos obtenido y entramos en las mazmorras para conseguir nuevos artículos para que, al día siguiente, volvamos a repetir este patrón. Al contrario de lo que parece, este sistema no causa sensación de repetitividad, si no que siempre estaremos deseando poner esos objetos encontrados tan raros a la venta, o en volver a la mazmorra para descubrir nuevas zonas. Además, gracias a las tiendas de la aldea, podremos comprar hasta cinco variedades de armas distintas, cada una con un estilo de ataque distinto, como garras, lanzas o espadones, equiparnos con armaduras y crear objetos como pociones que nos salven en más de un aprieto.

Os he dicho que este juego es también un rogue lite? Las mazmorras que recorremos se generan de manera procedural, y si morimos antes de salir de ellas perderemos todos los objetos que hayamos conseguido. Por suerte, contamos con una piedra que nos permite volver en cualquier momento a la aldea… Pero nuestras ansias por conseguir más y más objetos y por explorar un poquito más, “a ver que hay más adelante” pueden jugar una mala  pasada. La avaricia rompe el saco, vaya. Por supuesto, no podremos cargar con todos los objetos que encontremos, ya que con cada incursión solo podremos cargar los objetos que quepan en nuestra mochila. Si a eso le añadimos que algunos de estos objetos tienen características especiales, como eliminar objetos que estén en una casilla adyacente de la mochila, el hecho de tener que organizarlo todo sin perder buenos artículos en el proceso se convertirá en un pequeño puzle que superar.

Nos toparemos con enemigos muy variados, desde golems de piedra, slimes, pequeñas criaturas salvajes, y por supuesto grandes jefes que tendremos que vencer averiguando sus patrones. Todo recuerda bastante a las mazmorras de los clásicos Zelda, como ya apuntaba anteriormente, solo que sin puzles de por medio. Con los cinco tipos de armas podremos defendernos de estas amenazas, y por suerte podremos equiparnos con dos de ellas y cambiar entre una u otra con un botón, que será perfecto para ajustarnos a los diferentes tipos de enemigos. Además, Will es capaz de rodar para esquivar ataques, como rayos láser, o saltar para superar precipicios del escenario. Es una pena que este sistema de combate se haya quedado en simplemente en eso, ser un homenaje a los A-RPG clásicos, ya que con algún movimiento de ataque extra o habilidades especiales se hubiese conseguido un añadido de variedad que habría venido genial.

El muy detallado pixel art de Moonlighter es lo que más llama la atención durante los primeros minutos del juego. Desde una vista cenital podremos ver las diferentes localizaciones de cada mazmorra, tematizadas por los clásicos biomas videojueguiles como selvas, desiertos o zonas volcánicas, mientras que tanto la aldea como la tienda se sienten muy vivas gracias a los aldeanos que se pasean por ella, que lucen un estilo cartoon muy simpático.

Todo esto irá siempre acompañado de una gran banda sonora que le da el espíritu que necesita a cada momento del juego, desde las melodías tranquilas para la aldea, a las más movidas en las mazmorras y los jefes. Tampoco fallan los efectos de sonido, que están y suenan donde y como debe ser. Por su puesto, nos llega con textos en un castellano correctísimo, algo prácticamente obligatorio en un título nacional.

Como decía en la introducción, Moonlighter se queda como uno de los grandes de la industria española de este año, que junto con Gris, nos dan motivos para estar muy contentos con las producciones nacionales de los últimos meses. Esperamos que la cosa siga así de bien. Si eres de los que disfrutaste con A Link to the Past, Link’s Awakening, y demás, estoy seguro de que Moonlighter es tu juego. Y si no, ya tienes motivos suficientes para echar un vistazo al genial título de Digital Sun.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.