Una senda creativa, a través del dibujo, hacia la práctica de la atención plena o mindfulness.

Wendy Ann Greenhalgh reflexiona en «La meditación y el arte de dibujar», que será publicado el próximo diez de enero por Ediciones Siruela, sobre cómo a través del dibujo los seres humanos somos capaces de crear una conexión profunda con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea, y cómo eso puede ser algo tan natural como respirar.

También nos introduce al proceso del arte como forma de práctica de la atención plena, redescubriendo el placer lúdico del dibujo: incluso haciendo meros garabatos se puede experimentar con ello un gran bienestar.

Como en los anteriores volúmenes de esta serie, llama la atención la bella edición de este libro, que ha sido traducido por Eva Cruz.

Esperamos poder escribir muy pronto la reseña de esta obra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.