Hace un mes que empezaron los colegios e institutos con cierta normalidad, la vuelta a la rutina, madrugar, las clases, los deberes, las bromas y juegos entre compañeros de clase. Y con la vuelta al cole muchos alumnos habrán tenido compañeros nuevos. Como le sucede a la protagonista de El chico de la última fila, de Onjali Q. Raúf, publicado por La Galera y traducido por Marcelo E. Mazzanti.

Un nuevo alumno llega y todo cambia para la protagonista y sus amigos

A las pocas semanas de que empezara el colegio llega un alumno nuevo que se sentó en la silla vacía que había al fondo de la clase. Se llama Ahmet, tiene nueve años y a la protagonista del libro le sorprende que no hable ni ría. En el recreo no sale a jugar y en Educación Física se queda apartado del resto. Su curiosidad y las ganas de hacerse su amiga hacen que se acerque a él ofreciéndole una bolsa de dulces.

Ese primer encuentro y los siguientes harán que Ahmet se sienta un poco más a gusto. Sabrá que es un refugiado que ha huido de la guerra de Siria; tuvo que cruzar el Mediterráneo en un barco y en el camino perdió a seres queridos. Al llegar a Londres queda bajo la tutela de una madre de acogida al desconocer dónde se encuentran sus padres. 

Pero un día su nueva amiga oye, en el autobús que la lleva al colegio, que van a cerrar las fronteras del Reino Unido. Preocupada por Ahmet, junto con sus amigos entrarán en una vorágine por conseguir reunirlo con su familia antes de que sea demasiado tarde.

Una amistad sin fronteras

Supongo que ya os habréis dado cuenta de que apenas he dicho nada sobre la protagonista de la historia, la que la narra, ni su nombre ni cómo es ella, y no lo diré, porque creo que es una de las claves de esta historia. Al principio me chocaba llevar unas 60 páginas del libro y no saber su nombre, ni nada, aunque sí iba conociendo algunos detalles suyos, como que su madre era bibliotecaria o que su padre había fallecido hacía algunos años, pero me faltaba algo. Hasta que entendí que en realidad no era necesario, lo importante era lo que quiere enseñarnos al querer ser la mejor amiga de Ahmet y hacer lo imposible por ayudarlo. Y creedme, lo hará. 

La amistad tiene un papel fundamental en El chico de la última fila. Aunque no conocen a Ahmet lo suficiente, tanto ella como sus amigos Josie, Michael y Tom, están dispuestos a convertirse en sus mejores amigos, a que no se sienta solo o mal cuando otros niños, como Brendan el Matón, lo traten mal, y a querer hacerle sentir bien en un país completamente diferente al suyo. Onjali Q. Raúf, la autora, ha construido una amistad de las que sabes que serán duraderas; sin muchas florituras y grandes escenas, muestra lo sencillo que es querer conocer a alguien y ser su amiga.

Onjali Q. Raúf explica a los más jóvenes qué es un refugiado

Onjali Q. Raúf
Onjali Q. Raúf

Otro de los aspectos que más me ha gustado es que, bajo esa historia de amistad, tiene un mensaje muy importante para los jóvenes (y para muchos adultos): entender qué es un refugiado y lo que significa huir de tu hogar, dejando tus pertenencias atrás, a familiares y amigos, para simplemente poder vivir sin miedo a que una bomba caiga en tu casa. Caminar durante kilómetros, atravesar en condiciones peligrosísimas el mar y llegar a un país desconocido por ti. 

No debe ser fácil ponerse en la piel de Ahmet y su amiga, pero Onjali Q. Raúf lo ha hecho con respeto y muchas ganas de ayudar a dar a conocer la crisis de los refugiados (como ella misma explica al final del libro). Contar la historia de Ahmet significa mostrar la de millones de refugiados, de niños que se encuentran en las mismas circunstancias y que con pequeños actos podemos ayudarle, aunque sea compartiendo sus historias. Leer El chico de la última fila en colegios e institutos les mostraría una de las realidades de este mundo.

Me ha sorprendido mucho El chico de la última fila, no esperaba que me fuera a gustar tanto. Creía que al ser una novela middle-grande, para niños y niñas con una edad similar a los de la historia o preadolescentes, no conseguiría conectar del todo con la historia. Todo lo contrario, me he sentido una más de la clase viviendo las aventuras de los amigos de Ahmet para ayudarle.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.