Modificar ligeramente la proteína PTEN conduce a una vida más larga y saludable en un gusano

Tener una vida larga y saludable es el deseo de todos, pero no es algo fácil de lograr. Muchos estudios sobre el envejecimiento están desarrollando estrategias para aumentar la esperanza de vida, el período que se pasa con buena salud, sin enfermedades crónicas ni discapacidades. Los investigadores del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea (KAIST) presentaron nuevos conocimientos para mejorar la salud con sólo regular la actividad de una proteína.

Un grupo de investigación dirigido por el profesor Seung-Jae V. Lee, del Departamento de Ciencias Biológicas, identificó un único cambio de aminoácido en el homólogo de la proteína fosfatasa y tensina supresora de tumores (PTEN) que extiende drásticamente los períodos saludables mientras mantiene la longevidad. Este estudio destaca la importancia de la proteína supresora de tumores bien conservada PTEN en la regulación de la duración de la salud, que puede dirigirse al desarrollo de terapias para promover una longevidad saludable en los seres humanos. La investigación se publicó en Nature Communications.

«Nuestro estudio plantea la emocionante posibilidad de promover simultáneamente la longevidad y la salud en los seres humanos modificando ligeramente la actividad de una proteína, PTEN»

La señalización de la insulina y del factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1) (IIS) es una de las vías moduladoras del envejecimiento conservadas evolutivamente presentes en las formas de vida que van desde los diminutos gusanos hasta los seres humanos. La reducción adecuada de IIS conduce a la longevidad en los animales, pero a menudo causa defectos en múltiples parámetros de salud, incluida la movilidad, la reproducción y el crecimiento deficientes.

El equipo de investigación descubrió que un cambio de aminoácido específico en la proteína PTEN mejora el estado de salud al tiempo que conserva la longevidad conferida por la reducción de IIS. Utilizaron la lombriz intestinal C. elegans, un excelente animal modelo que ha sido ampliamente utilizado para la investigación del envejecimiento, principalmente debido a su corta vida normal de entre dos a tres semanas. La proteína PTEN es una fosfatasa que elimina el fosfato de los lípidos y de las proteínas. Curiosamente, el cambio de aminoácido recientemente identificado recalibró delicadamente IIS al mantener parcialmente la actividad de la proteína fosfatasa al tiempo que reducía la actividad del lípido fosfatasa.

Gusanos con una vida más larga y saludable

Como resultado, el cambio de aminoácidos en la proteína PTEN mantuvo la actividad de la proteína Forkhead Box O (FOXO) del factor de transcripción que promueve la longevidad, al tiempo que restringe la regulación positiva perjudicial de otro factor de transcripción, NRF2, lo que lleva a una vida larga y saludable en animales con IIS reducido.

El profesor asegura que «nuestro estudio plantea la emocionante posibilidad de promover simultáneamente la longevidad y la salud en los seres humanos modificando ligeramente la actividad de una proteína, PTEN«.

Fuente: Nature Communications.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.