Minute of Islands

Los cuatro gigantes que mantienen la estabilidad del mundo han caido en un profundo sueño y, sin ellos, los purificadores de aire que evitan que el mundo se acabe yacen inmóviles por diversas islas. Nuestras esperanzas están puestas en Mo, una joven elegida por los gigantes como la portadora de la omnivara. ¿Será capaz de salvar al mundo?



 

Estudio Fizbin, creadores de otros títulos como The Inner World o Say No! More, nos trae una nueva maravilla visual destinada a romper los sentimientos de todo aquel que se atreva a adentrarse en ella, Minute of Islands, una obra que mezcla temas como la soledad, el odio, el destino, la familia e incluso la psicosis. Todo esto en un bello mundo apocalíptico.

¿Cómo es Minute of Islands?

Podríamos decir que se trata de un juego de plataformas con un punto sencillo de puzzles, pero la realidad es que Minute of Islands se acerca más a ser una deconstrucción de Visual Novel que a lo comentado anteriormente.

Si, nos movemos por un mundo en 2D y podemos saltar e interactuar con nuestro entorno. Pero si vas a jugar a este título te aconsejo que no lo hagas por esto, ya que, si tuviésemos que puntuarlo por estos factores, el juego sería más bien malísimo. Pero no, si comparamos a Minute of Islands con otros juegos, sería con títulos como Undertale, Oneshot, e incluso con cualquiera de la desarrolladora Quantic Dreams (Heavy Rain o Detroit: Become Human). Juegos en los que los desarrolladores te dicen a la cara “Esta historia es buenisima” y dejan un poco de lado el resto de aspectos del juego.

Por supuesto, Minute of Islands no es un juego para todos los públicos. Cabe destacar que en ocasiones puede resultar grotesco y muy perturbador. De hecho, el propio juego te advierte de esto mismo al comenzar la partida.

Minute of Islands

¿Entonces la jugabilidad del juego no merece la pena?

Pues sinceramente no. El control de Mo es sencillo e intuitivo y las plataformas que tiene el juego se las podría pasar hasta un mandril aporreando el teclado. Básicamente consisten en algunos saltos, deslizamientos horizontales y alguna caída precisa. Los puzzles siguen la misma marcha. No necesitas haber terminado la ESO para pasártelos con facilidad, salvo uno en todo el juego que nos llevará algo más de tiempo. Sinceramente el tema de los puzzles es un punto muy criticable para los chicos del estudio Fizbin. Puestos a hacer un plataformeo tan sencillo. ¿Qué les hubiese costado poner algún que otro puzzle más interesante?

La exploración quizá sea el punto más positivo en lo que a jugabilidad se refiere. A lo largo que vayamos explorando las diferentes islas encontraremos recuerdos de la vida de Mo. No es que sean complicados de encontrar pero su búsqueda nos llevará a disfrutar del contenido visual del juego de una manera más profunda.

Con ese estilo cartoon ¿Qué tal el contenido visual?

Si la jugabilidad es sin duda el punto más bajo que tiene, preparaos los que adquiráis el juego porque esto sólo va a mejorar.

No es que Minute of Islands tenga los mejores gráficos de los videojuegos ni esté hecho con las mejores herramientas de diseño, pero si que tiene algo que, con ese estilo cartoon dibujado que tiene y que recuerda fuertemente a la serie de animación Hora de aventuras, le hace destacar sobre el resto de títulos. Se trata de su atrayente ambientación.

Encontraremos todo tipo de paisajes a lo largo de la aventura; bosques, playas, necrópolis, subsuelo, mundos oníricos… Todos llenos de color y movimiento. Cada pequeño detalle, cada escena, están creadas con tal mimo que, aunque estemos andando durante cinco minutos en línea recta para cruzar un puente, no conseguirá aburrirnos en absoluto.

Los personajes son pobres en animaciones, aunque tampoco es que se den muchas ocasiones donde poder desarrollar esto, dado el tipo de juego con el que estamos tratando. Por contra, sí que es cierto que sus diseños encajan a la perfección con el mundo.

¿Acompaña bien la banda sonora a su estilo?

En resumidas cuentas, la banda sonora es una delicia. Tiene un estilo calmado y misterioso en la mayoría del tiempo, lo que acompaña a la perfección cuando Mo está viajando y visitando las islas. Al igual que las esporas no son agresivas, sino que van envolviendo el mundo poco a poco, la música sigue el mismo ejemplo y te embauca poco a poco hasta que estás empapado por el mundo de Minute of Islands.

Sabe ser agresiva cuando toca y ponernos en tensión en esos momentos en los que ocurren situaciones violentas al igual que triste en las escenas más bajas de Mo.

Se debe destacar que el juego está doblado en su totalidad por la narradora, Katie McGrath, actriz irlandesa conocida por papeles como Morgana en la serie Merlin o Zara Young en Jurassic World. Su trabajo es impresionante y le da al juego un toque más humano dentro de la desolación que aporta al jugador.

En conjunto, la banda sonora y el diseño del juego forman una perfecta armonía de ambientación que destaca sobre todo lo demás. A veces incluso supera a la propia historia.

Como ya hemos dicho, de no ser por este gran trabajo en lo visual y lo sonoro, el juego no merecería la pena, más allá que un simple cuento para no dormir que contarle a los más traviesos. Así que… hablemos de la historia.

La historia de Minute of Islands

Gran parte de la gracia de jugar a Minute of Islands reside en la propia historia, de modo que si tu objetivo es jugarlo en algún momento te recomendamos que tengas cuidado con seguir leyendo este análisis, ya que puede afectar a tu manera de percibir el relato que contiene. Dicho esto, empecemos a hablar de la aventura de Mo.

¿De verdad merece la pena sacrificarse por un mundo que ya no nos quiere? ¿Es necesario separarse de tu familia para cumplir tu destino? ¿Quiénes somos y para qué hemos venido?

Minute of Islands va a plantearnos nuestra propia existencia. Quiere que entendamos nuestro propósito en la vida y que nos demos cuenta de cómo afecta eso a nuestros seres queridos.

En nuestra aventura vamos a controlar a Mo. Una joven elegida por los gigantes como la portadora de la Omnivara y cuyo propósito no es otro que dar cuerda al mundo para protegerlo de su fatal destino, las esporas, que están acabando con la vida de todo lo que cubren.

Todo esto lleva a Mo a internarse bajo tierra junto a los gigantes y a abandonar a su propia familia, quienes no aceptan la misión de la joven de buen grado.

Todo va relativamente bien, los gigantes trabajan para que el mundo esté protegido de las esporas y la joven heroína, los ayuda a recibir energía, hasta que un día los gigantes se duermen.

Es entonces cuando nuestra joven protagonista debe empezar su aventura, viajar a las diferentes islas donde habitan los gigantes, para despertarlos y así evitar el fin del mundo.

Minute of Islands Análisis

¿Por qué es un juego para adultos?

Minute of Islands no es un juego atractivo si lo miras por la cubierta. No cuenta con mecánicas ni puzzles interesantes y aunque la ambientación sea uno de sus puntos más fuertes, el estilo cartoon puede echar para atrás a muchos. La mayoría de los temas que se tratan dentro de la aventura son oscuros; la soledad, la rabia y el odio son el pan de cada día para la pequeña Mo. Las decisiones que deberá tomar siempre nos pondrán en el aprieto de elegir lo correcto y lo que el corazón nos dicta. Aunque por desgracia el camino no cambiará y estaremos obligados a ver la historia tal y como está escrita, como si Mo fuera la que al final decide y no nosotros como jugadores.

Por cómo es el juego podríamos pensar que nuestras decisiones importan, pero no hay distintos finales, sólo uno. Esto es un punto nefasto que hace que el juego no valga lo que pagamos por él ya que acabamos con ganas de más. Las cinco o seis horas de juego son prácticamente insultantes ya que no tiene rejugabilidad alguna, salvo el conseguir sus logros. El final del juego, aunque muy adecuado para la narrativa que lleva Minute of Islands, nos deja descorazonados, deseando saber más, pensando que quizá haya otra forma. Pero la realidad es que no.

No lo dejes ahí, algo nos debe aportar Minute of Islands

Si Minute of Islands cuenta con alguna especie de moraleja es la propia aceptación hacia todos esos sentimientos negativos y que, por mucho que queramos que las cosas salgan bien, hay ocasiones en las que tenemos que decir que sí a nuestra propia humanidad. No somos héroes ni tenemos un destino glorioso. Somos nosotros mismos peleando contra nuestro propio ser, o contra las circunstancias que encontramos en nuestro camino. Creciendo, enfrentándonos a nuestros familiares y desarrollando la idea de nuestro propio yo.

Sí, Minute of Islands no tendrá el final más alentador, sin embargo, el desarrollo y todo lo que vivimos con Mo es una narrativa que se te graba con cada minuto de juego. Estamos pues, ante una experiencia que nos hace pensar, que nos permite perdernos en una inmensidad de paz cuando todo lo demás está mal, para así descubrir, que nuestro destino carece de importancia más allá de ser felices, junto a nuestros amigos y familiares, durante el tiempo que nos quede.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.