Lo de Nintendo y los relanzamientos no es nada nuevo. Ya sea para actualizar títulos que se pusieron a la venta hace unos años en forma de remaster, o simplemente portearlos a otras consolas, la lista es bastante larga. Tenemos desde la colección de Super Mario 3D All Star a Pikmin, Monster Hunter, Xenoblade… Y hoy hablamos de otro título que se une a las filas de estos juegos relanzados. Lanzado originalmente en 2017 para Nintendo 3DS, Miitopia ya nos brindó una sencilla y muy maja aventura al más puro estilo JRPG por turnos, pero de una manera muy simplificada para que cualquier jugador lo pueda disfrutar.

La pega es que es tan sencillo que los jugadores que busquen un juego desafiante y profundo van a tener que buscar por otro lado, porque Miitopia no está dedicado a ellos. Si algo deja claro desde los primeros minutos es que el humor y la simplicidad son sus dos factores principales, alejándose totalmente de juegos más serios y complejos. Esto no tiene porqué ser malo, por su puesto. En un mercado donde los RPGs son por norma general tremendamente complicados, (sobre todo para público no habituado al género) lanzar un JRPG sencillo, ya sea para los que simplemente quieran disfrutar la experiencia sin complicaciones, o para que lo puedan jugar todo tipo de públicos, es recibido con los brazos abiertos.

Crea tu propia aventura

Nuestra aventura comienza cuando nuestro Mii principal, que podemos ser nosotros o quien nos de la gana gracias al completísimo editor con el que cuenta el juego. (Hablaremos de él más adelante) Nos toparemos con que el malvado Archimago, cuya cara también podremos diseñar, que va por ahí robando las caras de los habitantes de Miitopia (caras que como podréis adivinar, también podremos personalizar), y seremos nosotros y nuestro grupito de amigos los encargados de salvar de las garras del malvado mago en cuestión. 

Básicamente esa es la premisa del juego. La gracia de todo esto es la personalización del juego, lo cual nos permite que los personajes se asemejen a nuestros amigos y familiares, lo cual ya avisamos que resulta tremendamente divertido. O podemos ir aún más allá y hacer otras cosas, como añadir personajes de videojuegos, de nuestras series favoritas, celebridades o hasta memes de internet. El límite está en nuestra imaginación… y en la habilidad que tengamos con el editor. 

Para crear un Mii, primero usaremos el editor base incluido en Nintendo Switch, para después poder profundizar en su diseño con el editor de Miitopia, el cual nos brinda una gran cantidad de tipos de ojos, narices, cejas, etc. Pero el verdadero juego lo dan los stickers, que si los usamos con mucha maña se pueden crear auténticas virguerías. Solo tenéis que ir a redes sociales como Twitter y buscar creaciones de la comunidad para ver auténticas obras de arte. Que por cierto, podremos añadir a nuestra aventura si el creador comparte sus diseños mediante un código, similar a como hacemos en Animal Crossing para viajar a otras islas.

Estos diseños, como decíamos, los podremos aplicar no solo en los personajes que pertenecen a nuestra party, si no que también otros personajes secundarios, como los aldeanos de los pueblos, soldados de un castillo, o el camarero de la cafetería. Todos los personajes pueden ser personalizados para que sean quien queramos que sean, produciendo situaciones muy divertidas y haciendo que nuestra aventura sea de lo más graciosa. A esto se le añade el tono desenfadado con el que cuenta todo el juego que se funde perfectamente a la idea de poder personalizar a los personajes.

Sintetizando el género JRPG

Para salvar las caras robadas deberemos explorar un extenso mapamundi dividido por niveles, similar a un Super Mario. Cuando entramos a una zona, nuestro grupo avanzará automáticamente, soltando frases de lo más cómicas y encontrándose con enemigos aleatorios, lo cual desencadenará combates. Al vencer dichos combates conseguiremos como viene siendo habitual experiencia y objetos, hasta que lleguemos a una posada, que dará por concluida la exploración. A veces encontraremos bifurcaciones que nos permitirán elegir qué rumbo tomar, pudiéndonos conducir hacia jefes, tesoros o simplemente nuevas rutas.

Respecto a los combates, hay que reconocer que son bastante simples. Aunque llevemos un equipo de cuatro personajes, solo controlamos al protagonista, y durante las primeras horas con usar el comando “Atacar” será más que suficiente para completar los combates sin despeinarnos. Poco a poco la dificultad irá subiendo, sin llegar en ningún momento a ser realmente complicado. Si en algún momento necesitamos una ayuda, contamos con una serie de “saleros mágicos” que nos permitirán curar, resucitar, o recuperar puntos de magia de los miembros del equipo.

Si sabemos elegir unos buenos acompañantes, el juego se hace mucho más fácil, ya que Miitopia nos permite asignar una clase u oficio a cada uno de nuestros aliados. De esta manera, si nos hacemos un equipo equilibrado clásico la aventura irá como la seda. Al comienzo podremos elegir entre Guerrero, Ladrón, Mago, Clérigo, Cocinero o Cantante, y más adelante desbloqueamos nuevas clases. Por supuesto también podremos equipar a nuestro grupo con diferentes armas y armaduras relacionadas con su clase para que siempre estén bien equipados.

Haciendo amistades

En las posadas será donde nuestros compañeros descansen durante la noche, y de paso consigan establecer vínculos. Un sistema de afinidad entre personajes similar al de los Fire Emblem que hará que al llevarse bien entre ellos, se desbloqueen habilidades en el combate. Por ejemplo, conseguiremos que ambos personajes se apoyen al atacar, puedan protegerse de un ataque fatal, o animarse mutuamente para conseguir una subida de stats temporal. Por otro lado, podemos alimentar a nuestros Miis con la comida conseguida en los combates, lo cual mejorará las estadísticas de los personajes, o incluso podremos comprar equipo o participar en minijuegos para conseguir recompensas. Para acceder a estos minijuegos tendremos que pagar… Pero tranquilos, que se paga con tickets obtenidos in game que recibiremos cada día. Aunque si queremos algún ticket extra podemos usar amiibos, lo cual se acerca al dlc o micropago.

Además, avanzando la aventura encontraremos un caballo que también se unirá a nuestro equipo. Este simpático animal nos ayudará en los combates, e incluso podremos también mejorar su amistad con los demás miembros del grupo. Cuando lo conozcamos, podremos personalizarlo con diferentes tipos de colas, crines, ojos, colores e incluso cuernos para hacerlo a nuestro gusto.

Conclusiones: Miitopia (Nintendo Switch)

 Tras su primer lanzamiento en 3DS, Miitopia vuelve bajo la híbrida de Nintendo sin apenas novedades, adaptando su apartado visual y poco más. Una aventura simple, sin complicaciones y con gran sentido del humor, gracias en gran parte a la genial localización que tiene en nuestro idioma, llena de expresiones coloquiales. Enfocado claramente a jugadores casuales o que busquen una experiencia sencilla, no es un juego para los que anden tras un juego con una historia profunda o un gameplay complejo. Está dedicado a todos aquellos a los que disfruten con su editor y quieran ver a sus amigos y familiares dentro del juego en situaciones de lo más pintorescas. Hubiese estado muy bien aprovechar para añadir más novedades, como alguna nueva mecánica o nuevas clases, pero no ha podido ser. Quizás para una secuela.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Redactor jefe de la sección de videojuegos de Fantasy, artista 3D y amante de los jueguicos™ desde hace la tira de tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.