Minería en órbita: El astronauta Luca Parmitano coloca reactores de biominería en una centrífuga a bordo de la Estación Espacial Internacional
Minería en órbita: El astronauta Luca Parmitano coloca reactores de biominería en una centrífuga a bordo de la Estación Espacial Internacional. Crédito: Agencia Espacial Europea.

Los primeros experimentos de minería en órbita podrían allanar el camino para que las nuevas tecnologías ayuden a los humanos a explorar y establecer asentamientos en mundos distantes, según sugiere un estudio. Las pruebas realizadas por astronautas en la Estación Espacial Internacional parecen probar que las bacterias pueden extraer materiales útiles de las rocas de Marte y la Luna. Los hallazgos podrían ayudar a los esfuerzos para desarrollar formas de obtener metales y minerales, como hierro y magnesio, esenciales para la supervivencia en el espacio.

Las bacterias algún día podrían usarse para descomponer rocas en el suelo, para el cultivo de alimentos o para proporcionar minerales para los sistemas de soporte vital que producen aire y agua, según los investigadores. Científicos del Centro de Astrobiología del Reino Unido de la Universidad de Edimburgo desarrollaron dispositivos de minería del tamaño de una caja de cerillas, llamados reactores de biominería, durante un período de 10 años.

Dieciocho de los dispositivos fueron transportados a la estación espacial, que orbita la Tierra a una altitud de alrededor de 418 kilómetros, a bordo de un cohete SpaceX lanzado desde Cabo Cañaveral en Florida, EE. UU., en julio de 2019. Se cargaron pequeños trozos de basalto, una roca común en la Luna y Marte, en cada dispositivo y se sumergieron en una solución bacteriana. El experimento de tres semanas se llevó a cabo en condiciones de gravedad espacial para simular entornos en Marte y la Luna.

Las bacterias podrían mejorar la minería de tierras raras en el espacio significativamente

Los hallazgos del equipo sugieren que las bacterias podrían mejorar la eliminación de elementos de tierras raras del basalto en paisajes lunares y marcianos hasta en un 400%. Los elementos de tierras raras se utilizan ampliamente en tecnologías que incluyen teléfonos móviles, ordenadores e imanes.

Los microbios también se utilizan de forma rutinaria en la Tierra en el proceso de biominería para extraer elementos económicamente útiles como el cobre y el oro de las rocas. Los nuevos experimentos de minería en órbita también han proporcionado nuevos datos sobre cómo la gravedad influye en el crecimiento de las comunidades de microbios aquí en la Tierra, comentan los investigadores.

Minería en órbita: Un reactor de biominería que contiene pequeñas rodajas de roca basáltica
Minería en órbita: Un reactor de biominería que contiene pequeñas rodajas de roca basáltica. Crédito: Charles Cockell.

El estudio, publicado en la revista Nature Communications, recibió financiación de la Agencia Espacial del Reino Unido y la Agencia Espacial Europea. La investigación fue apoyada por el Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología, parte de Investigación e Innovación del Reino Unido. Los reactores mineros en miniatura utilizados en el experimento fueron construidos por la empresa de ingeniería Kayser Italia.

El profesor Charles Cockell, de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de Edimburgo, que dirigió el proyecto, asegura que “nuestros experimentos apoyan la viabilidad científica y técnica de la minería elemental mejorada biológicamente en todo el Sistema Solar. Si bien no es económicamente viable para extraer estos elementos en el espacio y traerlos a la Tierra, la biominería espacial podría sustentar una presencia humana autosostenida en el espacio“.

“Este tipo de experimentos de minería en órbita ayudará a los científicos de una amplia gama de disciplinas a obtener conocimientos que pueden beneficiarnos a todos en la Tierra”

Por ejemplo, nuestros resultados sugieren que la construcción de minas robóticas dirigidas por humanos en la región de la Luna Oceanus Procellarum, que tiene rocas con concentraciones enriquecidas de elementos de tierras raras, podría ser una dirección fructífera del desarrollo científico y económico humano más allá de la Tierra”, sigue Cockell.

La Dra. Rosa Santomartino, científica postdoctoral de la Facultad de Física y Astronomía de la universidad, especializada en microbiología espacial, quien trabajó en el proyecto, afirma que “los microorganismos son muy versátiles y, a medida que nos movemos hacia el espacio, pueden usarse para lograr una diversidad de procesos. La minería elemental es potencialmente uno de ellos“.

Libby Jackson, Gerente del Programa de Exploración Humana de la Agencia Espacial del Reino Unido, comenta que “es maravilloso ver los hallazgos científicos de BioRock publicados. Experimentos como este muestran cómo el Reino Unido, a través de la Agencia Espacial del Reino Unido, está desempeñando un papel fundamental en la Programa de exploración de la Agencia Espacial Europea“.

Los hallazgos de experimentos como BioRock no solo ayudarán a desarrollar tecnología que permitirá a los humanos explorar más nuestro Sistema Solar, sino que también ayudarán a los científicos de una amplia gama de disciplinas a obtener conocimientos que pueden beneficiarnos a todos en la Tierra“, concluye Jackson.

Fuente: Nature Communications.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.