Arrecife blanqueado en la Gran Barrera de Coral en 2020
Arrecife blanqueado en la Gran Barrera de Coral en 2020. Foto: Morgan Pratchett / ARC Center of Excellence for Coral Reef Studies. Crédito: Universidad James Cook.

Un nuevo estudio revela los impactos de múltiples extremos climáticos en los arrecifes de coral durante las últimas tres décadas. En este tiempo, sólo el 2% de la Gran Barrera de Coral ha escapado al temido blanqueamiento.

El autor principal, el profesor Terry Hughes, del Centro ARC de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral de la Universidad James Cook (Coral CoE), asegura que la frecuencia, intensidad y escala de los extremos climáticos está cambiando rápidamente debido al calentamiento global, y esto incluye el récord de olas de calor marinas que ocasionan que los corales se blanqueen y mueran.

«Cinco episodios de blanqueamiento masivo desde 1998 han convertido a la Gran Barrera de Coral en un tablero de arrecifes con historias recientes muy diferentes»

«Ya no podemos darnos el lujo de estudiar eventos individuales relacionados con el clima que alguna vez fueron sin precedentes o con pocos de ellos«, comenta el profesor Hughes. «En cambio, a medida que el mundo se calienta, tenemos que comprender los efectos de las secuencias de catástrofes de incendios rápidos, así como sus impactos combinados«.

El estudio muestra que sólo el 2% de la Gran Barrera de Coral ha escapado al blanqueamiento desde el primer evento en 1998, entonces el año más caluroso del mundo registrado. El blanqueamiento es una respuesta al estrés de los corales sobrecalentados durante las olas de calor, donde pierden su color y muchos luchan por sobrevivir. El 80% de los arrecifes se blanqueó severamente en 2016, 2017 y 2020.

«Cinco episodios de blanqueamiento masivo desde 1998 han convertido a la Gran Barrera de Coral en un tablero de arrecifes con historias recientes muy diferentes, que van desde el 2% de los arrecifes que han escapado del blanqueamiento por completo, hasta el 80% que ahora se han blanqueado severamente al menos una vez desde 2016 «, según el profesor Hughes.

La Gran Barrera de Coral se compone de más de 3.000 arrecifes individuales que se extienden a lo largo de 2.300 km. El ecosistema sustenta 65.000 puestos de trabajo en el turismo de arrecifes. A nivel mundial, cientos de millones de personas dependen de la supervivencia de los arrecifes de coral para su sustento y seguridad alimentaria.

El estrés biológico por calor

Para predecir mejor cómo les irá a los arrecifes de coral bajo el cambio climático futuro, el profesor Hughes pide una mejor comprensión de los impactos compuestos: múltiples perturbaciones impulsadas por el clima que interactúan entre sí a lo largo del tiempo y el espacio, generando efectos combinados que no se pueden predecir sólo a partir de eventos únicos.

«Por primera vez, en 2020, vimos un blanqueamiento severo en toda la longitud del Arrecife, en partes de la región norte, central y especialmente en la región sur«, afirma el profesor Hughes. Pero cada evento de blanqueamiento tiene una huella geográfica diferente, insiste. El arrecife del norte no sufrió daños en 1998 y 2002 antes de ser la región más afectada en 2016. El sur escapó de estos daños en 2016 y 2017.

Basándose en datos satelitales, los autores del estudio también midieron la duración y la intensidad del estrés por calor al que estuvo expuesto el arrecife cada verano, para explicar por qué diferentes partes se vieron afectadas en cada evento. «El estrés por calor es un predictor muy preciso de la severidad del blanqueamiento cada año«, según el coautor del estudio, el Dr. Mark Eakin, ex miembro de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA).

Los científicos encontraron que las respuestas al calor extremo dependían de la historia reciente de blanqueamiento. En 2002 y 2017, se necesitó más calor para alcanzar niveles similares de blanqueamiento a los de 1998 y 2016. «Para nuestra sorpresa, encontramos que el umbral de blanqueamiento era mucho más alto en los arrecifes que habían experimentado un episodio anterior de estrés por calor«, agrega el Dr. Eakin. «En consecuencia, los arrecifes más vulnerables cada año eran los que no se habían blanqueado recientemente«.

Hay que frenar el calentamiento global a través de una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero

El coautor, el profesor Sean Connolly, del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, afirma que cuando los pares de episodios sucesivos de blanqueamiento tenían sólo uno o tres años de diferencia, como sucedió recientemente, el evento anterior pudo haber endurecido las áreas afectadas y facilitar la respuesta a mayores impactos.

«Pero«, advierte Connolly, «los eventos de blanqueamiento más frecuentes y severos sólo socavarán la capacidad de recuperación de los ecosistemas de los arrecifes de coral. Los corales aún necesitan tiempo para recuperarse antes de otra ronda de estrés por calor, para que puedan producir retoños que se dispersarán, asentarán y recuperarán las agotadas partes del arrecife«.

«La acción para frenar el cambio climático es crucial«, agrega. «Irónicamente, la publicación de nuestro estudio coincide con la reunión COP26 en Glasgow«, comenta el profesor Hughes.

«Una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de todos los países es vital para el futuro de los arrecifes de coral y para los cientos de millones de personas que dependen de ellos«.

Fuente: Current Biology.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.