I love that for you (Me alegro por ti)

¿Qué quiere contar esta serie? ¿Cuál es la historia? No me queda claro. ¿Qué tipo de historia es? Tampoco lo sé. Parece una comedia, porque alguna sonrisilla sí consigue sacarte, pero tiene un tono tan plano y una historia tan corriente, que no consigue mover lo más mínimo la aguja ni de nuestro encefalograma ni de nuestro cardiograma.

Si la viese desde el sofá o desde la cama, posiblemente, me quedaría dormido en un segundo.

Apliquemos algo más la paciencia con ‘I love that for you (me alegro por ti)’… esperemos que los capítulos por venir (son siete de media hora cada uno) desarrollen algo más la historia porque si no…

Y eso que la serie tiene un enorme potencial… ‘I love that for you (me alegro por ti)’ (Movistar +) es la historia de Joanna Gold, una mujer joven judía que, tras pasar una adolescencia complicada al haber superado la superprotección de su familia y la enfermedad después de padecer una leucemia, ve ahora cumplido su sueño desde pequeñita: trabajar en la teletienda. Pero cuando la caga y la van a despedir, para evitarlo, se inventa una gran mentira: el cáncer ha vuelto y ella es una superviviente.

Podría hablarnos de la enfermedad, de lo retorcida que era Joanna de pequeña, incluso de lo duro que es la vida en la televisión, o de la maldad a la que se ve abocada la gente por un sistema capitalista que te desperdicia sin piedad a la primera… pero no profundiza en nada. Toca muchos temas, pero todos superficialmente.

Casi todos los personajes son estereotipos superficialísimos sin gracia

Y en cuanto a los personajes, excepto el de Joanna (interpretado por Vanessa Bayer y basado, parcialmente, en su vida), y el de Patricia (Jenifer Lewis) la CEO de la teletienda, el resto son estereotipos superficialísimos sin gracia.

De forma que ‘I love that for you (me alegro por ti)’, emitida originalmente en el canal de cable Showtime y llegada aquí con Movistar +, adolece de una falta de pulsión tan descarada que aburre. La sonrisa de Vanessa Bayer sirve para los primeros minutos, pero ya en los dos primeros capítulos nos ha quedado claro que es su principal, y casi único, recurso.

Si tuviésemos que juzgar ‘I love that for you (me alegro por ti)’ por lo visto hasta ahora, y más en un mes repleto de estrenos suculentos como éste, pasaríamos de esta serie de un golpe y plumazo. Pero apliquemos algo más la paciencia… esperemos que los capítulos por venir (son siete de media hora cada uno) desarrollen algo más la historia porque si no…

Nota: 5/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.