De la mano del co-creador de Halo llega Disintegration, un shooter en primera persona para los amantes de los juegos de estrategia en tiempo real y para cualquier persona que le guste moverse entre estos dos géneros.

Disintegration está ambientado en un mundo donde las facciones de humanos “naturales” e “integrados” están en guerra. Eres Romer Shoal, un antiguo piloto de graviciclos (una especie de máquina voladora con torretas) al mando de un pequeño grupo de resistencia que aún se aferra a los vagos recuerdos de sus yos humanos. Con las fuerzas dominantes de los Rayonne volcadas en eliminar los últimos vestigios de la sociedad humana, de Romer y de su equipo de forajidos depende contraatacar y reiniciar a la humanidad.

El argumento del juego presenta multitud de temas muy interesantes que llevabamos tiempo sin ver representados en un videojuego, pero por desgracia, nunca termina de explorarlos a fondo.

Una vez que nos ponemos a los mandos del juego, pasaremos por un tutorial que muestra los conceptos básicos sobre cómo controlar al equipo, junto con el modo de operar tu graviciclo e interactuar con el entorno que te rodea. Una vez finalizado el tutorial, Disintegration pasa por una breve fase decepcionante en la que las primeras misiones parecen no ser más emocionantes que el tutorial. Sin embargo, a medida que el juego progresa se vuelve cada vez más desafiante y, una vez que se introducen nuevos tipos de enemigos, el juego comienza a recuperarse rápidamente.

Hacia la monotonía de la historia

La historia de Disintegration está compuesta por 12 misiones, con una media de unos 45 minutos por cada misión, en las que, basicamente, volaremos en el graviciclo explorando áreas grandes, seguidas de densas ubicaciones con enemigos a los que hay que eliminar mediante las armas del graviciclo y las habilidades de los compañeros. Por suerte, aunque los objetivos y la estructura de las misiones es muy similar, la jugabilidad es bastante divertida. En todo momento es necesario emplear la estrategia, con los compañeros a nuestro mando, podemos dirigir hacia donde van a disparar sus habilidades especiales, a donde ir, o a qué enemigo disparar.

Uno de los problemas que hemos visto es que no es posible mandar a las unidades individualmente; sólo pueden actuar en grupo, lo que significa que tu francotirador con baja salud y tu tanque con gran salud se acercarán a los enemigos con exactamente la misma valentía. Es posible decirle al escuadrón que se mueva a un área específica, atacar a un enemigo hasta que muera, esperar en una ubicación establecida, seguirte y actuar como mejor le parezca, o interactuar con un objeto específico (generalmente para abrir una puerta). Pero hay dos advertencias aquí:

El radio de comando es bastante corto, por lo que sólo puedes enviar a tu escuadrón tan lejos como llegue.
Si les dices que esperen en algún lugar pero luego te alejas demasiado de ellos, aunque no estéis muy lejos, te seguirán automáticamente.

Apartado técnico digno de un co-creador del Halo

Afortunadamente, a nivel técnico Disintegration cumple sin problemas. Algunos de los mapas y paisajes que visitaremos son realmente bonitos y están diseñados para crear situaciones espectaculares entre las que destacan, por ejemplo, el tiroteo en el cementerio. Existen muchos escenarios que se pueden destruir y es algo satisfactorio de hacer.

Uno de los problemas que sufre Disintegration a nivel técnico quizás sea de diseño, una vez veas los diseños de los enemigos y/o personajes, son siempre los mismos y no cambian para nada. Carece de personalización. Una vez que el juego termine de lanzarte todos los diferentes tipos de enemigos que se te muestran (lo cual hace bastante rápido), la forma en que aumentan la dificultad de los niveles es arrojando más y más enemigos idénticos sobre ti.

Su banda sonora no destaca especialmente, pero nos acompaña constantemente en un segundo plano y sabe adaptarse sin problemas a las distintas situaciones que vemos en pantalla.

Acción en primera persona con ciertos toques MOBA

El multijugador del título centra su atención en tres modos de juego: Control de zonas, Recolección y Extracción:

Control de zonas: En este modo de juego, los equipos deben capturar zonas en concreto y defenderlas para ganar la partida. Este modo es algo de lo que hemos visto en muchísimos otros videojuegos tales como el famoso Call of Duty.

Recolección: Aquí debemos recolectar “Cerebros enlatados” antes de que se agote el tiempo o se alcance la puntuación máxima, hay unas 3 formas de obtenerlos:

Abatir otros graviciclos, que dan 3.
Eliminar unidades enemigas, que dan 1
Puntos de aparición

Las latas de los aliados no valdrán puntos, pero podrás evitar que el enemigo las coja y así evitar que ganen puntos. Una vez más, nos encontramos ante un modo de juego ya conocido en otros videojuegos, es entretenido, pero si la intención de los creadores era hacer algo original con esto no se consigue.

Extracción: Los jugadores se dividen en atacantes y defensores. Los atacantes deben extraer núcleos de sus puntos de aparición y llevarlos a un punto de entrega cercano al de los defensores, el objetivo de los defensores es detenerlo. Este modo de juego es como una réplica moderna de capturar la bandera con otra serie de normas tales como que solo las unidades terrestres pueden transportar la bandera.

En el multijugador también tienen sus facciones a las que te puedes unir. Cada facción tiene un armamento en concreto, un estilo de juego concreto y unas características en concreto, es una de las decisiones más importantes que se hacen en el modo multijugador

Conclusiones de Disintegration

Aunque la versión de Disintegration que hemos recibido en su lanzamiento está muy trabajado, sentimos que le faltan ciertas características que tendrán que implementar mediante contenidos descargables o actualizaciones futuras. El juego tiene mecánicas muy divertidas derivadas de combinar el género de disparos en primera persona con un juego de estrategia en tiempo real, pero desafortunadamente, carece de profundidad a nivel de gunplay lo que limita en exceso la experiencia.

Su modo multijugador, aunque limitado, es bastante divertido y puede mantenernos enganchados a la pantalla durante horas si nos juntamos con un grupo de amigos que quieran pasar horas disparando a nuestro lado.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.