Smelter es de esos títulos indies que, queriendo ir un poquito más allá y, posiblemente con la idea de destacar en un mercado cada vez más saturado, ha llegado rompiendo moldes combinando dos ideas aparentemente incompatibles para crear algo bastante curioso. Mezclar dos géneros tan dispares como la estrategia en tiempo real con las plataformas es como imaginar un Age of Empires protagonizado por Super Mario y compañía. Y por extraño que parezca, Smelter lo hace bastante bien.

Esta aventura comienza con la clásica historia bíblica de Adán y Eva, la feliz pareja por todo el mundo conocida que viven feliz en el paraíso…  Hasta que Adán muerde la manzana de la tentación… Es en este momento cuando, en un abrir y cerrar de ojos, una tremenda explosión separará a Adán de Eva, y será esta última, Eva, la que tendrá que recuperar a su amado. Pero no estará sola en tal periplo, ya que pronto encontrará una extraña criatura llamada Smelter. Con este extraño y parlanchín ser, Eva podrá fusionarse de forma muy similar a como ocurre con Ryuko y Senketsu en Kill la Kill: El resultado será un traje que otorga poderes especiales a nuestra protagonista… y de paso enseña más cacho del que debería enseñar un traje de combate. De esta forma, y unidos por objetivos similares, Smelter y Eva se unirán (nunca mejor dicho) para combatir contra sus enemigos.

El juego se divide claramente entre las fases de plataformas y las de RTS o estrategia en tiempo real. Por un lado tenemos una especie de mapamundi que muestra las Tierras Retumbantes, un vasto terreno donde Smelter quiere expandir su imperio y aumentar su ejercito. En este mapa será donde transcurre la parte estratégica del juego, donde podemos crear soldados, instalar bases, campamentos, y demás edificios, así como avanzar por el terreno para conquistar nuevas zonas. A la hora de la conquista es cuando entramos con el plataformeo, ya que algunos puntos del mapa serán imposibles de conquistar al menos que entremos en ellos con Eva y consigamos una runa especial o eliminemos cierto enemigo.

Al entrar a estas zonas pasaremos a las fases de plataformas. En ellas jugaremos al estilo de títulos como Megaman o Shovel Knight, con niveles más o menos grandes con checkpoints y en ocasiones un jefe final de fase. Entre medias, tendremos que derrotar enemigos de diverso tipo, explorar para encontrar coleccionables o incluso desbloquearemos nuevos poderes. El control de Eva / Smelter es cómodo, contando al principio con unos cuantos tipos de ataque pero que luego iremos ampliando conforme completemos nuevas zonas y desbloqueemos runas. Podremos usar tres tipos de runas, cada una con un moveset diferente de habilidades, lo cual nos permite jugar con los diferentes tipos de runas y ataques cambiándolos “al vuelo”. 

Smelter posee una habilidad especial llamada smeltear en la traducción al español, con la que podremos interactuar de diferentes maneras con elementos que brillen con un color verde. Por ejemplo, un enemigo abatido de color verde nos otorgará recuperación de vida, mientras que si lo hacemos con plataformas en movimiento podremos “congelar” dichas plataformas para poder cruzar abismos infranqueables.

Hay que comentar además, las fases ocultas en cada nivel denominadas desafíos, en las que tendremos que completar pequeñas fases bajo ciertas condiciones, como no ser detectados o no recibir daño bajo contrarreloj, lo cual da un punto extra de dificultad al título.

En general, no hay nada realmente rompedor en ninguno de los dos géneros,  pero ambos casan bien en Smelter, por lo que podemos confirmar que la mezcla funciona y es diverdida. La aventura nos irá narrando una historia que sin llegar a ser estupenda, sirve de hilo conductor para avanzar. Los chistes de Smelter ayudan a sacarte una sonrisa de vez en cuando, pero al mismo tiempo te acabas dando cuenta de que Eva tiene prácticamente aporte nulo en la trama, ya que no habla en ningún momento y queda relegada a un segundo plano en cuanto aparece Smelter.

Esto nos lleva a comentar un punto que podemos considerar negativo, que es la traducción al castellano. En general se siente algo artificial, no sabemos si por intentar alcanzar ese español neutro que a veces es difícil de lograr completamente, o si la traducción ha sido realizada a toda velocidad. El resultado es que en más de una ocasión hemos leído expresiones con poco sentido o traídas directamente del inglés. No es un error grave, pero estaría bien que se puliera este aspecto.  

En lo gráfico, Smelter cuenta con un pixelart al estilo de las consolas de 16 bits muy bien acabado, recordando a títulos clásicos como Super Metroid. Buenas animaciones y un buen uso de los colores. Además el título cuenta con algunas secuencias animadas realmente trabajadas, como la intro del juego.

La banda sonora es bastante variada y de buena calidad, e incluso cuenta con temas de la legendaria compositora de Megaman y Shovel Knight, Manami Matsumae. Son lo suficientemente variadas y saben adaptarse a cada situación.

Smelter: Conclusiones

Los chicos de X Plus han conseguido que una mezcla que parecía tan rara como ponerle un lanzallamas a un chihuahua haya resultado satisfactoria, y esto es algo difícil. Aunque ambos géneros están claramente separados por fases distintas, tanto la parte de plataformas como la de RTS funcionan bien y cuentan con una suficiente profundidad para que no se quede todo en lo anecdótico. Como decíamos, no reinventa la rueda, pero al jugar unas cuantas horas y comprender las ideas generales, pronto descubriremos que Smelter es un título bastante divertido y muy recomendable si buscas un buen plataformas 2D.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Redactor jefe de la sección de videojuegos de Fantasy, artista 3D y amante de los jueguicos™ desde hace la tira de tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.