Gracias a la potencia de los dispositivos actuales —y el ingenio de los desarrolladores— La línea que separa la animación 2D de los videojuegos está cada vez más difusa. Tenemos grandes ejemplos como Cuphead o Rime, pero si hablamos de estilo anime, sin duda el equipo de Arc System Works es los el rey en esto. Dejaron muchas bocas abiertas con el último Guilty Gear, o sin ir más lejos, con el más reciente Dragon Ball FighterZ, cuya fidelidad con el anime es tal que parece que estemos viendo la serie original. El título del que hablamos hoy, Kill la Kill If es otro gran ejemplo de esta unión de anime con videojuegos. Producido por Arc System, desarrollado por APlus, —creadores del reciente Little Witch Academia: Chamber of Time— y supervisado por Trigger, el genial estudio de animación de la serie original, el anuncio del juego supuso una auténtica sorpresa, ya que Kill la Kill se estrenó hace ya unos años, concretamente en 2013, y aunque tuvo éxito internacional, no llego al punto de animes como Naruto o Attack on Titan. Por ello es casi un milagro que hayamos recibido este título en occidente, traducido al castellano y en formato físico.

Don’t Lose Your Way.

Kill la Kill, es junto con Tengen Toppa Gurren Lagann, una de las series más populares de Studio Trigger, que sorprendió por su originalidad y genial animación en 2013. En ella seguíamos los pasos de Ryuko Matoi, una estudiante de instituto en busca de venganza por el asesinato de su padre. La búsqueda le llevaba a la academia Honnouji, instituto liderado por Satsuki Kiryuin, presidenta del consejo estudiantil y antagonista de la serie, con todo un séquito de aliados con los que Ryuko debía enfrentarse. Para ello, utilizaban uniformes escolares especiales denominados goku, creados con “fibras vitales” cuyas capacidades daban super habilidades a sus portadores —y les hacían enseñar cacho en el caso de Ryuko y Satsuki—. En definitiva, un seinen con animación alucinante, banda sonora espectacular, y que tras una tonelada de fanservice entre lo paródico y lo intencionado, nos regalaba un argumento de lo más épico que se convirtió para este escritor en uno de sus animes favoritos.

Kill la Kill the Game: IF recoge el testigo seis años después, y lo hace de una manera sobresaliente en lo que se refiere a fidelidad con el anime. No solo se ve prácticamente igual a la serie original, si no que la animación es totalmente fidedigna, utilizando el truco que ya vimos en Little Witch Academia: Chamber of Time de utilizar animaciones “entrecortadas” o dicho de forma más técnica, animando solo mediante fotogramas clave, de manera que se asemeje al ritmo de la animación japonesa, que cuenta con menos frames por segundo que, por ejemplo, la animación 3D de Pixar. A diferencia de lo habitual en Arc System Works, no estamos ante un título de combate 2D, si no uno de 3D, similar a la gran mayoría de títulos de Naruto o al reciente Jump Force, de manera que la forma de movernos y combatir es radicalmente distinta.

En contraste con la mayoría de títulos de lucha, Kill la Kill the Game: IF poseé un modo historia de peso, siendo éste el único modo disponible desde el principio del juego. En él nos enseñarán los controles básicos para posteriormente comenzar con la historia original de este título, que básicamente es una versión alternativa de lo ocurrido en el anime (de ahí el If del juego). Es por ello que es más que recomendable haber visto la serie para poder disfrutar al 100% su historia. En primer lugar viviremos la historia de Satsuki, y una vez completado continuaremos con Ryuko. Entre combate y combate veremos gran cantidad de escenas animadas muy similares a la serie, siendo esto un auténtico regalo a los fans y dejando claro que Trigger ha metido mano en el asunto.

Combate sencillo pero muy completo

Los combates se disputan en escenarios circulares, cerrados y de un tamaño ni muy grande ni muy pequeño, pero con suficiente espacio para poder esquivar y flanquear al enemigo. Si algo caracteriza su sistema es que a pesar de ser bastante sencillo, da mucho juego: Podemos atacar tanto desde el suelo como en el aire, y disponemos de tres tipos de ataques: Cercano, a distancia y el break, o ataque rompe defensa. Con ellos, además de poder realizar combos y ataques persecutorios, si los combinamos con el botón L podremos realizar ataques especiales —con una pequeña secuencia de animación incluida— que suelen ser bastante potentes. Estos ataques consumen las típicas barras de energía que conseguiremos tanto golpeando al enemigo como recibiendo daño. Si el contrincante no nos da ni un respiro, podemos utilizar un movimiento evasivo con L+R que cortará su combo a cambio de dos de estas barras de energía.

Por otra parte, y como mecánica más original, si utilizamos el ataque evasivo (L+R) para atacar al enemigo y conseguimos acertar con él (no vale si se defiende o lo esquiva) pasaremos a realizar un duelo especial estilo QTE a modo de piedra papel, tijeras, denominado “Ataque de valor sanguíneo” una especie de combate verbal y físico en el que si vencemos o empatamos, aumentará nuestro valor sanguíneo. Este valor supone un aumento en las estadísticas del combatiente, e incluso si llegamos a nivel tres, y tenemos las cuatro barras de energia al completo, desbloqueamos el ataque más poderoso, la técnica Sen-i-Shositsu. Este espectacular ataque destruirá el traje del contrincante, dejándolo desarmado y ganando de esta forma automáticamente el combate. (Ya que, recordemos, la fuente de poder de los personajes es la ropa). 

Todo esto nos da un sistema de combate ágil, divertido y frenético, con combos fáciles de realizar y mecánicas a las que se les coge el truco en unos minutos. No es lo más profundo que hemos visto, pero funciona bastante bien, y lo más importante, cada luchador tiene un estilo lo suficientemente distinto para que este sistema dé bastante juego. Los personajes más todoterreno son, como no podía ser de otra manera, Ryuko y Satsuki, que están bastante equilibradas en velocidad, fuerza y tipos de ataques. Los hay más enfocados al ataque a distancia como la pequeña fanática musical Nonon Jakuzure, cuyos ataques en forma de rayos y bolas de energía hacen sonar melodías de música clásica; Auténticos tanques como Ira Gamagori, el guardaespaldas de Satsuki cuyo uniforme goku —inspirado claramente en el BDSM— le permite acumular daño para después devolverlo a base de latigazos; También tenemos personajes ágiles como el hacker Hoka Inumuta, cuyos ataques pueden servirnos para hacernos invisibles temporalmente o invertir los controles al adversario. 

 En total tendremos ocho personajes controlables más cuatro variantes, algo que se hace bastante poco para lo habitual en un juego de luchas y que sin duda es uno de sus puntos más negativos. Se han anunciado que pronto recibiremos dos personajes más, entre ellos a Mako, la amiga de Ryuko, pero sigue sin solucionar una plantilla muy escasa. Es cierto que no hay una gran cantidad de personajes importantes en la serie original, pero siempre se puede hacer algun apaño, como hacer más variantes para los personajes actuales.

Otro de los puntos que ensucian el juego es la cámara. Es completamente automática, y no tenemos posibilidad de manejarla. Normalmente funciona bien, pero debido a la libertad de movimiento, a veces nuestro personaje quedará situado a lo lejos del escenario mientras que el contrincante quedará cerca de la cámara, dejándonos en una situación extraña, con los controles “invertidos” y en la que incluso el enemigo nos puede bloquear la visibilidad. Además, a parte de los duelos normales uno contra uno, a lo largo del modo historia o en los modos extra del juego tendremos que hacer frente a combates multitudinarios, y no hay posibilidad de cambiar de objetivo de manera manual, lo cual es completamente absurdo ya que dependemos totalmente del juego para poder golpear al enemigo que nos interese.

Respecto a la dificultad, al igual que los uniformes goku, tendremos cuatro niveles: Sin estrellas, con una, dos o tres. Cuantas más estrellas, más difícil, siendo el nivel sin estrella bastante fácil, mientras que el de dos y tres estrellas son simplemente una pesadilla en la que mueres casi sin remedio. En nuestro caso el nivel de una estrella ha sido el más acertado durante el modo historia, con combates más o menos desafiantes. Por suerte podemos cambiar la dificultad desde el menú de pausa en cualquier momento, por lo que en este aspecto no podemos poner queja.

Unos extras algo flojos, pero un apartado técnico asombroso.

A parte del modo historia, podremos combatir contra la máquina o contra un amigo en local desde el modo Versus. También tenemos disponible un modo Online para jugar tanto partidas rápidas como clasificatorias.Desconocemos la calidad de las partidas, ya que en la nos ha tocado la china. A pesar de que lo hemos intentado reiteradas veces, no ha habido manera de hacer ni un solo combate en el modo online, por lo que habrá que esperar a que el equipo de desarrollo lo solucione mediante un parche.

Un modo muy útil es el modo Práctica, de incorporación obligatoria en este tipo de juegos, donde además de poder revisitar el tutorial del juego, podemos ensayar nuestros golpes contra la máquina eligiendo sus ataques, el número de estrellas o valor sanguíneo que queramos. Se incluyen también en este modo el Desafío contra 100 enemigos, en el que debemos derrotar 100 uniformes goku a contrareloj, y el modo Supervivencia, que nos reta a batirnos contra enemigos aleatorios de forma consecutiva con dificultad creciente.

Como regalito extra, tenemos una modo Galería donde poder escuchar las voces de los personajes, la banda sonora del juego, o echar un vistazo a la terminología de la serie, algo bastante útil si no te enteras de lo que está pasando con tanto término confuso. También podremos volver a ver las repeticiones guardadas, las secuencias de animación del modo historia, y usar un visualizador 3D de los personajes donde poder hacer nuestros dioramas.

Por si no había quedado claro, uno de los aspectos más destacables del juego es su apartado visual, no sólo por la fidelidad que tiene respecto a la serie, si no por el mimo que tiene en todos lados. Utiliza las tipografías anchas que se usan en la serie, los personajes ejecutan sus ataques más reconocibles, e incluso el humor que presentan sus personajes es muy similar, con las características apariciones de Mako, por ejemplo. Los efectos especiales en cada golpe hacen que las batallas sean  un auténtico espectáculo. En uno de los diarios de desarrollo del juego, el equipo comentaba lo exigente que era el diseñador de personajes de Trigger, que no paraba de pedir modificaciones en los modelados de los personajes por aquí y por allá, a veces triviales, para que el resultado fuera lo más fiel posible a la serie original. Esto se deja ver en todo: Las animaciones de victoria, los modelados de cada uno de los personajes, ataques especiales…

La banda sonora recoge algunos de los temas del anime y nos trae nuevas canciones que siguen muy fielmente el estilo original. Cada luchador posee su tema, y todos son realmente geniales y con bastante gancho, como suele ser habitual en los títulos de Arc System Works. Las voces podremos ponerlas en japonés o inglés, pero teniendo el doblaje original japonés, con voces tan emblemáticas como las de Satsuki o Ryuko, ¿quien quiere las voces en inglés? Los textos, como adelantaba anteriormente, nos llegan en “castellano”. Y esas comillas son intencionadas: En ocasiones leeremos alguna expresión o forma verbal más propia de latinoamérica (ustedes en vez de vosotros, chance en vez de oportunidad…) Por lo que podría haber sido algo mejor en este aspecto. 

Conclusiones de Kill la Kill the Game: IF

Obviando el peso negativo de la falta de contenidos, he de reconocer que Kill la Kill the Game: IF me ha sorprendido bastante. Esperaba un producto bastante menor de lo recibido, debido mayormente a que al menos en occidente, este título es un producto totalmente de nicho, estando basado en un anime poco conocido y emitido ya hace unos años. Es evidente que se trata de un videojuego dedicado a los fans, que no busca ser el próximo hito de los e-sports ni mucho menos, ni siquiera una referencia en los juegos de lucha 3D, simplemente un regalo a los fans de la serie, que seguro que lo van a disfrutar, ya sean fans de los juegos de lucha como si no. 

Tras completar su corto pero intenso modo historia, podemos divertirnos echando unas partidas con los amigos en local, conseguir las mejores puntuaciones con los modos desafío, o desbloquear todos los contenidos del modo extra, por lo que tenemos juego para unas cuantas horas extra. Retarnos con jugadores vía online también puede servir para alargar su duración… Siempre que funcione. Dedicamos un tirón de orejas a APlus desde aquí, y esperamos que solucionen los problemas de la versión de PC pronto. 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.