Como recordarán los jugadores de la versión del año pasado, Football Manager 2017 centró sus esfuerzos en ampliar opciones tácticas y en mejorar la usabilidad de varios menús de opciones y estadísticas secundarias.

Estos últimos años también han servido para que la figura del entrenador haya ganado protagonismo con las ruedas de prensa, las entrevistas y la gestión del vesturario. Además, las opciones tácticas individuales se han seguido puliendo para ofrecer mucho más control sobre la función de cada uno de nuestros hombres (enganche, pivote, creador de juego avanzado, carrilero, centrocampista recuperador…), con la intención de crear una mayor sensación de equipo creado por jugadores con verdadera personalidad. Este énfasis en la cohesión de los equipos también ha ido provocando que fichar nuevos jugadores sea delicado, ya que se puede descomponer la química existente entre la plantilla.

Y es precisamente en este punto donde Football Manager 2018 pone la mayor parte de su énfasis. Ahora, saber manejar correctamente la personalidad de cada jugador es más importante que nunca. Hasta ahora, vigilar la moral y la cohesión de la plantilla quedaba relegado a un segundo plano, teniendo que visitar la ficha personal de cada jugador para conseguir algo de información sobre ese tema, pero, desde ahora, la química entre todos los integrantes del equipo cobra mucho más protagonismo.

Hasta ahora, lo único que teníamos que tener en cuenta para que la moral de un jugador se mantuviera alta era darle minutos durante los partidos o facilitarle el cambio a otro equipo cuando lo pidiera, pero en esta nueva entrega se ha profundizado mucho más en la cohesión del equipo y en el buen ambiente para mejorar el rendimiento individual de cada jugador. Por ejemplo, cuando un jugador llega a un equipo por primera vez, será más sencillo que entre a forma parte de uno de los múltiples grupos de amigos que puede haber dentro de la plantilla si habla su mismo idioma o si jugaron juntos antes en otro equipo. De esta forma podremos evitar que a un jugador le cueste demasiado integrarse con el resto de la plantilla.

Afortunadamente, si en cualquier momento es necesario vender a un jugador porque su situación sea irreparable, todo el apartado de negociaciones, cesiones y traspasos ha sido remozado para que todas estas operaciones sean mucho más fluidas. Por ejemplo, ahora al hacer una oferta de traspaso, el club destinatario nos contestará instantáneamente de manera positiva, negativa o con una contraoferta, sin tener que esperar varios días a que llegue una respuesta, con lo que nos ahorraremos muchísimo tiempo de juego inútil. También podremos acelerar el proceso de fichajes incluyendo en nuestras ofertas cláusulas extra e incentivos para el jugador y su representante. Además, tendremos la opción de ceder a su equipo de procedencia a cualquier jugador que fichemos, con lo que podremos desarrollar su potencial de una manera mucho más cómoda y eficaz.

Otro de los puntos negros que la saga ha ido arrastrando hasta ahora era todo lo relacionado con lesiones, la rehabilitación de los jugadores y sus cuidados después de un problema muscular. Aunque los jugadores llevábamos pidiéndolo durante años, no ha sido hasta esta entrega cuando se han incluido estadísticas que nos permiten conocer la opinión de los médicos y enfermeros del equipo sobre cada uno de nuestros jugadores. Ahora podremos prevenir lesiones dejando en el banquillo a un jugador que siente dolores musculares, marcar una cantidad de minutos de juego mensual a cada jugador para mantenerlo en buen estado de cara a los partidos importantes o escuchar recomendaciones de los médicos sobre el tiempo que debería pasar sin pisar el terreno de juego uno de los miembros de la plantilla después de sufrir una lesión grave.

Para facilitar la gestión de todas estas opciones, se han añadido nuevas opciones y ventanas en los menús del juego, por lo que ahora podremos gestionarlo todo de forma mucho más clara que en entregas anteriores.

Los cambios en el aspecto táctico no se quedan solo en el apartado individual, y lo que en otras versiones del juego podía llevarnos a ganar la liga sin muchas dificultades con un equipo puntero y apenas unos pocos ajustes a lo largo de la temporada, esta vez no nos llevará a ninguna parte. FM2018 es mucho más exigente con el manager y le obliga a ser mucho más activo, tanto fuera como dentro del campo, donde habrá que adaptar la táctica utilizada continuamente o el equipo contrario tomará la iniciativa.

Obviamente, hay más cambios en este Football Manager, como los pequeños retoques dirigidos, principalmente, a hacer la experiencia más natural y cómoda para el usuario. Por ejemplo, recibiremos más información de manera más clara sobre lo que necesitamos solucionar y planear de cara al inicio de la temporada, o tendremos noticias breves y un resumen de la jornada en las pantallas de carga, pequeños detalles que hacen la vida más fácil.

A nivel técnico, el juego sigue haciendo uso de las múltiples ventanas y sub-ventanas en las que se muestran todos los datos sobre fichajes, estado del equipo, datos económicos y financieros y cualquier otro detalle que sea necesario para poder dirigir el equipo hacia la victoria. Sin embargo, el rediseño de menús y submenús de la entrega del año pasado con la que se buscaba simplificar la información que se muestra al usuario provocó que algunas opciones importantes no se encontraran en los lugares lógicos y los usuarios perdieran demasiado tiempo buscándolas. Por ello, este año se ha realizado un nuevo rediseño que mantiene la esencia de la estructura del año pasado, pero muestra la información de forma más organizada y, además, se han añadido nuevas ventanas de estadísticas y probabilidades para que el usuario experto pueda profundizar más en la gestión del equipo.
La simulación gráfica de los partidos sigue siendo el punto más débil del conjunto, con animaciones, jugadas y jugadores que siguen estando a un nivel muy por debajo del estándar gráfico de los últimos años. Hay que tener en cuenta que estamos ante un simulador deportivo en el que las animaciones durante el visionado directo de los partidos están en un completo segundo plano pero, aun así, no vendría mal que la desarrolladora realizara algunos cambios para terminar de perfilar un juego bastante redondo en su conjunto.

En resumen, en este Football Manager 2018 los jugadores veteranos se encontrarán con un enfoque que perfila y mejora todo lo visto hasta el momento y añade una serie de características y elementos como el nuevo sistema de métricas y estadísticas que convierten a esta edición en una opción perfecta para los amantes de la gestión de equipos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.