La vida de Nintendo 3DS está llegando a su final. Tras ocho años en los que hemos podido jugar a cientos de propuestas distintas, cada vez son menos lo juegos que llegan a la portátil de doble pantalla de Nintendo. Dentro de este ciclo final, la consola está recibiendo algunos títulos a tener en cuenta y, uno de ellos, es este Persona Q2: New Cinema Labyrinth que sirve como spin off de Persona 5 y recupera a los personajes de Persona 3, 4 y 5 en un dungeon crawler demasiado clásico.

Para quien ya pudo jugar hace más de cuatro años a la anterior entrega, Persona Q2: New Cinema Labyrinth le resultará muy similar y, es que, el título recicla prácticamente todas las mecánicas jugables cambiando únicamente la ambientación, argumento y personajes para dar forma a una secuela funcional pero muy continuista.

A nivel argumental, Persona Q2: New Cinema Labyrinth comienza en un momento muy avanzado de Persona 5 pero, rápidamente, la historia toma un giro y los protagonistas terminan dentro de un vortice que los transporta a un mundo en el que deben escapar de diferentes películas – que hacen las veces de mazmorras – para volver a su realidad.

Aunque pueda parecer una mera excusa para reunir a personajes de diversas entregas de Persona, lo cierto es que el guion está cuidado hasta el más mínimo detalle y no solo los fans de la saga principal disfrutarán siguiendo una trama en los que se trata con mucho mimo los miedos de la gente a no encajar dentro de la sociedad actual.

En lo que respecta a la jugabilidad, Persona Q2 bebe de las diversas entregas de Etrian Oddysey que han ido apareciendo en la portátil de Nintendo. Eso significa que la mayor parte del tiempo nos la pasaremos explorando mazmorras que recorreremos dibujando nuestra ruta en la pantalla táctil. Como decimos, el mapa está formado por cuadrículas en las que tendremos que ir dibujando para ir descubriendo el terreno por el que tenemos que desplazarnos.

Como en todo dungeon crawler, la exploración se combina constantemente con los combates por turnos. En esta ocasión, tendremos que hacer grupos de cinco personajes y decidir si los colocamos en vanguardia o retaguardia. Cada decisión tiene ventajas o inconvenientes por lo que tendremos que planear nuestra estrategia correctamente para no tomar una decisión equivocada.

Durante los combates tendremos que tener presente el sistema de fortalezas y debilidades de nuestro grupo y de los enemigos. Cada personaje cuenta con debilidades a ciertos elementos y, si le atacamos con él, causaremos más daño y recibiremos bonificaciones como la posibilidad de atacar antes en el siguiente turno. De la misma forma, si atacamos con un elemento contra el que nuestro rival es fuerte, causaremos poco daño y sufriremos desventajas en el siguiente turno. Todo esto también se aplica a nuestros héroes, por lo que tendremos que protegerlos de sus debilidades.

Una de las novedades que se ha incorporado es la del sistema All-Out Attack. Cuando dejemos aturdido a un rival, tendremos la opción de lanzar un ataque combinado que causa mucho daño y que, además, no consumo nuestro turno normal, por lo que en la práctica tenemos un turno extra gratuito.

Aunque el juego sigue siendo algo complicado, lo cierto es que la dificultad de esta segunda entrega se ha reducido considerablemente. Ahora la dificultad sigue una curva gradual y se va adaptando con más acierto al nivel de nuestros personajes, por lo que siempre estaremos enfrentándonos a un reto asumible pero lo suficientemente complicado para que no podamos relajarnos en ningún momento. En total, pasaremos más de 50 horas completando todo lo que tiene que ofrecer este dungeon crawler plagado de mazmorras.

Lo que si echamos en falta es que se hubiera tenido más en cuanta la temática de cada mazmorra para crear situaciones especiales. En la práctica, da prácticamente igual estar en una película de acción que en una de intriga y, creemos que es una oportunidad perdida para haber hecho algo diferente.

A nivel técnico nos encontramos con un juego que luce mucho mejor que su precuela y que otras entregas de Etrian Oddysey, incluso que su quinta parte, que nos sorprendió hace un par de años con su apartado gráfico. El juego recupera el estilo visto en Persona 5 con gráficos cel shading que consiguen emular bastante bien el tono visual del juego de PlayStation 4 salvo porque se utiliza un estilo chibi para los personajes protagonistas.

La banda sonora está repleta de temas pegadizos que nos recordarán constantemente a los temas de principales de Persona 3, 4 y 5. El único problema es el de siempre: el juego llega con textos únicamente en inglés. Es cierto que no nos encontramos ante un RPG con una gran cantidad de textos, pero la historia es lo suficientemente interesante como para que sea una lástima perdérsela por la barrera del idioma.

Conclusión sobre Persona Q2: New Cinema Labyrinth

Persona Q2: New Cinema Labyrinth es quizás, el último proyecto de Atlus para Nintendo 3DS. El juego respeta y mejora las bases del resto de dungeon crawlers que han ido lanzando a lo largo de los ocho años de vida en la portátil de Nintendo convirtiéndolo en un título interesante para los fans del género.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.