Bitcoin

Ante la constante revolución que han causado las criptomonedas las entidades financieras mundiales estan en la constante evaluación y análisis de lo que representa el dinero digital y su efecto sobre el mercado financiero tradicional. Ha surgido la idea de que una criptomoneda es una gran herramienta de inversión.

Una visión general hacia el futuro de las finanzas digitales

El deseo de muchos países por regular el uso y manejo de las monedas digitales está llevando al ecosistema financiero a un nuevo modelo de digitalización de los bancos centrales.

Este nuevo proyecto es conocido como CBDC, esta necesidad se acentúa posterior a la pandemia por COVID-19, debido a que los pagos de forma digital se incrementaron dejando a un lado el dinero tradicional, como una segunda opción.

Toda esta situación contribuyo a que las personas comenzaran a utilizar con un mayor nivel de aceptación de las criptomonedas, lo que puso en alerta a las entidades financieras, puesto que estos podrían influir notablemente en la estabilidad financiera mundial.

Las entidades financieras desde que existen su esencia ha sido mantenerse a través del cobro de comisiones y tasas de interés logrando así no solo conservar su plantilla laboral sino el crecimiento y estabilidad como entidades financieras con carteras de clientes bastante fuertes que les han permitido escalar posiciones en las finanzas.

La locura que gira entorno a las nuevas tecnologías emergente y su aplicación en el sistema financiero a través del uso de las criptomonedas y stablecoins trae de cabeza a las entidades financieras tradicionales.

La sociedad está incrementando el uso de estos activos digitales, lo que genera preocupación en cuanto a que estas son descentralizadas y no requieren la intervención de ningún ente para su creación y emisión.

Los Bancos Centrales y las Monedas Digitales

La reciente conferencia de la Fed realizada en la ciudad de Nueva York fue el escenario perfecto para las instituciones bancarias expusieron su posición en cuanto a las monedas digitales, es por ello que consideran que la adopción de nuevas tecnologías podría de alguna forma irse adaptando a un cambio monetario.

La recesión financiera ha hecho que cada vez surjan más inversionistas en este tipo de activos digitales con la confianza de que estos sean el nuevo refugio de valor de sus activos circulantes.

El nuevo concepto de los bancos es conocido como Central Bank Digital Currency, que según sus siglas seria CBDC, un concepto de tecnología que promueve la creación de monedas digitales por parte de las entidades financieras.

Estas monedas digitales son emitidas por los bancos centrales, asumiéndose como una representación de la moneda Fiat de una determinada nación, la plataforma tecnológica que las soporta sería una especie de libro mayor distribuido.

El objetivo principal de este tipo de recursos financieros es disminuir la emisión del dinero en su forma física, logrando así que los costos no solo de impresión sino de infraestructura sean menores y así estabilizar la economía de la recesión financiera.

La principal característica de este tipo de operaciones es la velocidad de ejecución de las operaciones, menor costo a nivel de comisiones bancarias, contribuyendo así al mayor acceso a las entidades bancarias logrando diversificar sus carteras de clientes.

Todo esto supone un avance en el entorno de los activos digitales, esta vez desde la perspectiva de los Estados y las entidades financieras establecidas y reguladas.

El dólar digital una opción que se hace más firme

En la actualidad existen diversos países que se estan uniendo a este nuevo concepto de digitalización del dinero, entre los que figuran las Bahamas considerada la primera economía del mundo en crear su propia moneda digital conocida como Sand Dollar.

Estados Unidos no parece estar tan lejos de aplicar esta nueva forma de economía digital en consecuencia que a han emitido declaraciones donde apuntan a la creación de un dólar digital.

Todo apunta a la digitalización puesto que las estadísticas del manejo del dinero en el país Norteamericano indican que el manejo de efectivo para la realización de pagos ha disminuido en casi un 10%, donde incluso la población menor a los 45 años realiza la mayor parte de operaciones de forma digital.

Esta nueva generación del dinero digital respaldado o regulado ofrece a los usuarios dinero fiable emitido por los bancos centrales, lo que a su favor ayuda a que no exista el temor al riesgo crediticio o la falta de liquidez por parte de las entidades.

Según declaraciones recientes de la vicepresidenta de la Fed, asume que las monedas digitales como por ejemplo el dólar digital podrían coexistir de forma natural con las monedas fíat.

Logrando una fusión que con el paso del tiempo pudiera ser el complemento perfecto para que los servicios que ofrece la banca comercial se pudieran respaldar ante el aumento incesante de las personas en su deseo de invertir en criptomonedas.

La facilidad que ofrece la tecnología de enviar y recibir dinero desde cualquier punto del mundo haciendo uso de las monedas digitales es el principal atractivo, puesto que no existe limitación en cuanto a la movilización del capital.

Conclusión

Los países desarrollados cuentan con tecnologías avanzadas y es lo que se espera sea aprovechable para un cambio de economía. Son muchos los aspectos a evaluar por parte de las autoridades ante la creación de estas monedas digitales respaldadas por los bancos centrales.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.