Tras el final del Episodio 2, fuimos muchos los que nos echamos las manos a la cabeza al saber que tendríamos que esperar tres meses para conocer el destino de los hermanos Díaz. DONTNOD tenía la responsabilidad de ofrecer un Episodio que sirviera como ecuador de toda la historia que se había contando hasta el momento y de encaminar la trama hacia su final con los dos Episodios restantes y, lo cierto, es que en general ha salido bastante bien.

El ecuador de Life is Strange 2

Wastelands nos sitúa dos meses después de los sucesos ocurridos en el Episodio 2. Sean y Daniel han tenido que abandonar la casa de sus abuelos para huir de la policía y han vuelto a coincidir con Finn y Cassidy, dos hippies que viven en una comuna en medio de un bosque junto a otros cuantos personajes y que se ganan la vida trabajando en una plantación de marihuana dirigida por dos hombres extremadamente peligrosos.

Solos y sin dinero, los hermanos se ven en la obligación de asentarse con el resto del grupo y empezar a trabajar en la plantación de marihuana cortando y limpiando cogollos para su venta. Sí, Daniel, el niño de nueve años, también. La situación en la plantación se plantea llena de problemas. Daniel esta harto de pasar gran parte del día trabajando y los encargados están a punto de agotar su paciencia y despedirlos a ambos, algo que los obligaría a reemprender su viaje hacia la seguridad de Puerto Lobos sin el dinero suficiente como para llegar sin más percances.

Mientras tanto, la vida en la comuna transcurre de forma tranquila. El grupo de hippies está repleto de personajes que han pasado por mucho hasta llegar allí. De hecho, pese a que este Episodio es tremendamente corto —apenas dos horas de duración deteniéndonos para hablar con todo el mundo— llegaremos a conectar y a entender la forma de actuar de muchos de ellos.

Una historia de amor y celos

Este capítulo está protagonizado por la amistad, el amor y, sobre todo, los celos. Sean es incapaz de ver que Daniel, pese a tener solo nueve años, está madurando a marchas forzadas y el hermano menor está frustrado y repleto de celos por todo aquel que se acerca a Sean, siendo Cassidy la principal fuente de su rabia. Estos problemas están provocando que la relación de los hermanos se vuelva tensa y, aunque siguen protegiéndose el uno al otro, parecen hacerlo por obligación más que por un sentimiento de cariño hacia el otro. De hecho, Daniel ha empezado a entrenar sus poderes en solitario, convirtiéndose en una auténtica bomba de relojería que, antes o después, estallará.

Daniel pasa la mayor parte del día con Finn mientras que Sean reparte su tiempo entre el propio Finn, Cassidy y Daniel. Los dos nuevos personajes están muy bien construidos y, pese a que ambos son totalmente diferentes, no tardaremos en conectar con ellos. El juego nos ofrece la posibilidad de entablar una relación romántica con cualquiera de los dos, o con ninguno, y todo lo que ocurre entorno a este tema está integrado de una manera muy cuidada y natural. Es en este punto cuando vemos por primera vez a la DONTNOD del primer Life is Strange. Hasta ahora, los Díaz se habían cruzado con personajes más o menos interesantes, pero no habíamos llegado a empatizar con ninguno de ellos como si ocurrió con Rachel, Warren o Kate en las entregas anteriores.

El hecho de que todo el Episodio lo pasemos en un solo lugar interactuando constantemente con los mismos personajes es un punto a favor del juego, ya que nos da la oportunidad de ver a los dos protagonistas interactuando de verdad con otras personas que conocen desde hace meses.

Este Episodio también lleva un paso más allá el resultado de las decisiones que tomemos. El final del Episodio 2 ya nos permitía ver un par de finales, pero en esta ocasión podremos ver casi una docena de variantes del final en función de cómo actuemos con los distintos personajes de la comuna. Todo esto nos lleva a lamentar, una vez más, el hecho de que nos encontremos ante un Episodio tan corto en el que no hemos tenido tiempo de avanzar más en la historia que está planteando DONTNOD esta temporada.

Técnicamente impecable

A nivel técnico, tenemos la sensación de que Wastelands luce muchísimo mejor que los dos episodios anteriores. Al estar ambientado en un bosque, el estudio ha trabajado en ofrecer una iluminación dinámica que permite disfrutar de amaneceres y atardeceres para el recuerdo. Además, las expresiones faciales parecen más cuidadas que nunca. A cambio, los espacios que podremos explorar son mínimos, y pasaremos la mayor parte del tiempo en dos zonas muy concretas.

En lo que respecta a la música, este Episodio también despunta por encima de los dos anteriores. Cada uno de los temas escogidos para ambientar las situaciones parece creado expresamente para esa situación. Por su parte, se mantiene el doblaje al inglés con subtítulos en castellano que llevamos viendo toda la Temporada.

Conclusión

Wastelands es un muy buen Episodio. En solo dos horas la relación de Sean y Daniel ha cambiado para siempre y la incorporación de lo nuevos personajes suponen un desahogo para la historia al incluir una mayor cantidad de voces en la trama.

Ahora solo queda encaminarnos hacia la recta final del juego con solo dos Episodios por delante.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.