Prinny 1-2

Si alguna vez habéis jugado a la saga RPG de Nippon Ichi Software, Disgaea, seguro que conocéis a los prinnies, esos extraños pingüinos del inframundo que son prácticamente la mascota de la saga. Lo que quizás no sepáis es que, allá por 2008 se lanzó a modo de spin-off una entrega plataformera en la que los simpáticos prinnies eran los protagonistas. Prinny: Can I Really Be the Hero? el cual lo recibió en exclusiva PSP, fue la primera entrega de plataformas de la saga, que destacaba por contar con el mismo humor que la saga principal y lo aderezaba con una dificultad bastante exigente que recordaba a los títulos de la era de los 8 y 16 bits. Dos años después, el mismo estudio lanzó la continuación titulada Prinny 2: Dawn of Operation Panties, Dood! que se mantenía bastante fiel a la primera entrega sin apenas añadir novedades.

Ahora Nintendo Switch recibe ambas entregas en un port bastante escueto bajo el título Prinny 1-2: Exploted and Reloaded, que lo adapta a las definiciones actuales… Y nada más. No busquéis nuevos contenidos ni una traducción al castellano porque no la vais a encontrar. Eso sí, en esta ocasión el juego ha recibido una edición especial llamada Just Desserts edition que quizás interese a los más fans. Además, podemos adquirir por separado los juegos en formato digital.

Prinny 1-2

Prinny: Prepare to Die, dood!

Como comentaba antes, ambos juegos son tremendamente parecidos, teniendo los mismos controles y la misma dificultad, hasta tal punto que la segunda entrega podría pasar por una expansión del primero. La primera entrega nos pone en la situación de ayudar a Etna, la famosa demonio de Disgaea, a buscar su postre favorito, mientras que en la segunda entrega deberemos… buscar sus braguitas robadas. ¡Japón, amigos! El título sigue el mismo tipo de humor que la saga principal, con bromas muy anime y referencias a la cultura pop por aquí y por allá que los más fans disfrutarán de lo lindo.

Uno de los elementos más curiosos de estos plataformas es el hecho de que contaremos con 1000 vidas (es decir, 1000 prinnies) para completar toda la aventura. Teniendo de referencia otros plataformas como Super Mario, esa cantidad de vidas parece más que suficiente, pero os aseguramos que no es así. En estas entregas es muy fácil morir, ya que al igual que los plataformas clásicos, cualquier toque de un enemigo nos hará daño. Además, si jugamos en la dificultad estándar podremos aguantar tres golpes antes de perder una vida, pero si jugamos en difícil moriremos en un solo toque, haciendo que completar el juego sea un auténtico reto.

Por su parte, los prinnies irán armados con sus clásicas espaditas, que podremos usar tanto en el suelo como al aire, haciendo su famoso ataque de espadazos aéreos. Además, contaremos con otros movimientos como correr, aplastar y el casi obligatorio doble salto. Si recogemos suficientes ítems o eliminamos enemigos en un corto periodo de tiempo realizando un combo, conseguiremos llenar la barra de poder del prinny, lo cual nos da un boost de daño así como la posibilidad de hacer ataques especiales.

Como curiosidad comentaremos que los saltos en Prinny 1+2 no se pueden corregir, es decir, como en los plataformas más antiguos, saltar en una dirección será inamovible, de modo que si no calculamos bien las distancias lo más probable es que perdamos una vida.

Las fases de cada juego, las podremos completar en el orden que queramos, aunque vienen ordenadas por dificultad y al final las acabaremos completando en el orden lógico. Tendremos que ir avanzando eliminando enemigos y activando checkpoints, hasta llegar al final de la fase donde nos espera un jefe. Como viene siendo habitual, estos contarán con unos patrones de ataque y debilidades que deberemos aprender para vencerles (perdiendo un buen puñado de prinnies por el camino).

En definitiva, ambos juegos son plataformas sencillos de corte clásico y con alta dificultad que aunque están muy dirigidos al público de la saga principal, son completamente disfrutables para los que no hayan jugado jamás a Disgaea. Quizás la segunda parte es algo más fácil, ya que permite aumentar la barra de energía más fácil que la segunda, dándonos con ello unos segundos de mejoras bastante útiles.

Un port bastante básico

En cuanto a gráficos, se ha actualizado la resolución para ajustarla a la de Nintendo Switch, pero parece que esta es la única novedad. Es un port sencillo, muy alejado de un remaster o remake, lo cual es una pena ya que a pesar de que tanto animaciones como estilo artístico es bueno y carismático, el simple aumento de resolución le resta nitidez al juego. Lo mismo pasa con el audio o los textos, que se mantienen como en los originales, doblaje dual de inglés y japonés con textos en inglés, de modo que si no controláis el idioma es muy posible que os perdáis los chistes.

Conclusiones – Prinny 1-2: Exploted and Reloaded:

Ha sido una agradable sorpresa encontrar un clásico de PSP llegando a Nintendo Switch, y la verdad es que estaría genial que otros títulos hicieran lo mismo. Sea como sea, Prinny 1-2 se añade al catálogo de plataformas de la híbrida de Nintendo, destacando sobre todo por su humor y dificultad, que sabrán disfrutar tanto los seguidores de Laharl, Etna, Mao y compañía, como los que busquen un plataformas sencillo, clásico y desafiante. Eso sí, nos quedamos con ganas  de algo más, ya que hubiese sido genial un lavado de cara o algunos extras para celebrar el resurgir de los prinnies, pero parece que no ha podido ser.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.