Los investigadores de la UC identificaron al mosasaurio como perteneciente al mismo género que Ectenosaurus clidastoides, en la foto
Los investigadores de la UC identificaron al mosasaurio como perteneciente al mismo género que Ectenosaurus clidastoides, en la foto. El espécimen anterior se encontró en Kansas en 1953. Crédito: Mike Everhart.

Investigadores de la Universidad de Cincinnati identificaron una nueva especie de mosasaurio, un monstruo de cinco metros de largo devorador de peces que vivió hace 80 millones de años. El profesor y educador asistente de la Universidad de Cincinnati Takuya Konishi y su alumno, el graduado de la UC Alexander Willman, nombraron al mosasaurio Ectenosaurus everhartorum, en honor a los paleontólogos Mike y Pamela Everhart. El mosasaurio habitaba el Mar interior occidental en lo que hoy es el oeste de Kansas. El descubrimiento fue anunciado esta semana en Canadian Journal of Earth Sciences.

El mosasaurio recién identificado marca sólo la segunda especie del género Ectenosaurus. “Los mosasaurios en el oeste de Kansas han sido bien muestreados y bien investigados. Esos dos factores crean grandes probabilidades cuando se intenta encontrar algo nuevo“, afirma Konishi.

Los mosasaurios eran enormes reptiles marinos, algunos tan grandes como autobuses escolares. Habitaron océanos de todo el mundo durante el período Cretácico en la época del Tyrannosaurus rex. Si Ectenosaurus clidastoides con sus mandíbulas largas y delgadas se asemeja a un cocodrilo gavial, Konishi comenta que la nueva especie está más cerca de un cocodrilo gavial falso con mandíbulas notablemente más romas.

Los ejemplares de mosasaurio eran los principales depredadores en el océano en esos tiempos

Konishi, quien enseña en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Facultad de Artes y Ciencias de la UC, encontró el fósil por primera vez en 2004 mientras trabajaba como estudiante de posgrado en sistemática y evolución. Konishi estaba estudiando fósiles de Platecarpus, un género diferente de mosasaurio almacenado en el Museo de Historia Natural Sternberg de la Universidad Estatal de Fort Hays, cuando reconoció algo extraño en un espécimen.

No era un platecarpus. El hueso frontal sobre la cuenca del ojo era mucho más largo. Los huesos de Platecarpus deberían haber tenido un triángulo más ancho“, recuerda. “Esa fue una señal reveladora“.

Konishi sospechaba que el espécimen era un tipo de ectenosaurio, del cual solo se había identificado una especie. Pero los dientes parecían cuadrar mal. Las cuencas ahora vacías que habrían contenido los dientes afilados y curvos del mosasaurio en el espécimen no identificado se habrían extendido alrededor de la parte frontal de su boca, a diferencia de otras especies reconocidas que tienen una tribuna sin dientes, la protuberancia ósea en la parte frontal de la boca. Durante años, los fósiles lo desconcertaron.

El paleontólogo de la UC Takuya Konishi ayudó a identificar una nueva especie de mosasaurio a partir de un espécimen que vio por primera vez en 2004. Aquí está frente a otro cráneo de mosasaurio
El paleontólogo de la UC Takuya Konishi ayudó a identificar una nueva especie de mosasaurio a partir de un espécimen que vio por primera vez en 2004. Aquí está frente a otro cráneo de mosasaurio. Crédito: Joseph Fuqua II / UC Creative.

Algunas cosas simplemente se quedan en tu mente y es difícil dejarlas ir“, asegura. Pero el misterio tendría que esperar porque Konishi estaba ocupado terminando su doctorado y con una carrera académica que lo llevaría a la Facultad de Artes y Ciencias de la UC.

Los primeros fósiles de mosasaurios se encontraron en los Países Bajos medio siglo antes de que alguien usara el término “dinosaurio“. Los mosasaurios comenzaron a captar la atención de la nación después de la Guerra Civil Estadounidense cuando los principales paleontólogos del país, Othniel Charles Marsh y Edward Drinker Cope, comenzaron a estudiar la piedra caliza del Cretácico en Kansas en una asociación que se convirtió en una amarga disputa pública. Desde entonces, Kansas se ha vuelto mundialmente conocida por la investigación de los mosasaurios.

Kansas, un lugar conocido a nivel mundial por la investigación dedicada a los mosasaurios

Generaciones de expertos han venido a Kansas para estudiar sus especímenes, que se exhiben en museos de todo el mundo. “Es un lugar famoso para la investigación de los mosasaurios. Es bastante conocido“, afirma Konishi. “Así que pensé que yo no iba a ser quien resolviera el enigma. Estaba seguro de que otra persona lo haría. Pero nadie lo hizo“.

El ectenosaurio es inusual por los pocos especímenes que se han encontrado en el género en comparación con otros mosasaurios. “En el oeste de Kansas tenemos más de 1.500 especímenes de mosasaurios. De ellos, sólo podemos encontrar un espécimen que represente a estas dos especies de ectenosaurios“, comenta Konishi. “Eso es una locura“.

Cuando Konishi confirmó con el Museo Sternberg que ningún otro investigador estaba estudiando el espécimen, les pidió que enviaran los fósiles a la UC. Cuando abrió el contenido cuidadosamente envuelto en plástico de burbujas, se confirmaron sus impresiones iniciales. “Para entonces ya había mirado todos los otros especímenes conocidos de Platecarpus bajo el sol, por así decirlo. Y este espécimen era distinto de los demás. Para mí era tan obvio…

Al mismo tiempo, el estudiante de Konishi, Willman, preguntó sobre trabajar en un proyecto de investigación. Recibió una beca de experiencia STEM de pregrado de la UC para ayudar con la identificación taxonómica. “Estaba más que emocionado de ser parte del descubrimiento“, recuerda Willman. El tercer autor del estudio, Michael Caldwell, es profesor de biología en la Universidad de Alberta, Edmonton.

Willman ilustró los fósiles con minucioso detalle para ayudar a los científicos a comprender las diferencias morfológicas que hacen que el mosasaurio sea único. “Estaba muy feliz con la forma en que dio vida a estos huesos rotos“, afirma Konishi. “Ayudó a que nuestro caso fuera muy convincente para cualquiera, estaba claro que esto es algo nuevo que justifica el establecimiento de un nuevo taxón“.

“Un gran honor” para los Everhart

Los investigadores dedicaron el proyecto al difunto Dale Russell, cuyo trabajo ha tenido un profundo impacto en la paleontología de los mosasaurios de América del Norte, según Konishi. Pero nombraron al mosasaurio por los Everhart, una pareja de Kansas que ha pasado más de 30 años compartiendo sus fósiles con museos y liderando viajes de investigación de campo en Smoky Hill Chalk, rico en fósiles. “Todavía estamos un poco conmocionados por la noticia. Es muy emocionante“, comenta Pamela Everhart.

Es un gran honor“, insiste Mike Everhart, autor de “Oceans of Kansas” sobre los mosasaurios y otras formas de vida prehistórica que habitaban la vía marítima interior occidental durante el período Cretácico. Los mosasaurios son muy especiales para él. “Los océanos no habrían sido un lugar seguro para nadar en el Cretácico“, comenta. “Los mosasaurios eran los principales depredadores en el océano durante esos tiempos“.

Fuente: Canadian Journal of Earth Sciences.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros, Ciencia y Cine/TV. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.