George Gordon Meade
George Gordon Meade

Hablando con un buen amigo hace un tiempo sobre anécdotas en la Historia de España, me dijo una frase tremendamente elocuente: “¡Estuvimos en todos los fregados!”. Y me dio que pensar… ¿Hasta qué punto estuvimos en todos los fregados? Pues parece que, aparte de los conocidos por todos, estuvimos en unos cuantos bastante insospechados (como la Guerra de Vietnam). Entre ellos, la Guerra de Secesión americana (Guerra de Agresión, si la fuente es sudista).

Todos nos hemos hartado de ver películas sobre este acontecimiento histórico considerado por los historiadores como la primera guerra moderna: “Tiempos de Gloria”, “Gettysburg”, “Dioses y Generales”, “Medalla Roja al Valor”, “El Nacimiento de una Nación”… Y en ninguna de ellas se ven trazas de soldados españoles, pero los hubo, como veremos posteriormente.

Ante todo, pensemos fríamente: ¿Es tan rara la presencia de españoles en esta guerra en la que España no se jugaba nada? Pues… Realmente no. Recordemos que la mayor parte de los estados del sur pertenecieron a Méjico, que se independizó de España en 1821 (solo 40 años antes). Y que otros territorios como Florida, si bien se hizo independiente en 1821 también, se incorporó a la Unión en 1845 (16 años antes). Luego la presencia de hacendados españoles en esos territorios no era tan extraña, amén de que Cuba y Puerto Rico formaban todavía parte de la Corona. A ello tendríamos que sumar la emigración de españoles debido a la crisis económica resultante de las guerras carlistas o escapando de las circunstancias extremas de la campaña de anexión de la República Dominicana en 1863 o de los prolegómenos de la Guerra hispano-sudamericana, librada de 1865 a 1866 contra Chile, Perú, Bolivia y Ecuador.

Pero no nos vayamos por las ramas… Lógicamente, debemos buscar primero en las filas confederadas, habida cuenta de que podían encontrarse allí muchos descendientes de españoles, así como recalcitrantes súbditos de la Corona, a causa de que la mayor parte de lso estados del sur habían sido territorio español hasta hace nada. También es lógico pensar que el sur sería la puerta de entrada de los españoles que quisieran establecerse en los EEUU, así como podemos asimilar que la idiosincrasia española estaría mucho más cerca de identificarse con la causa y modo de vida sudista que con la federal.

Regimiento de infantería voluntaria 39th New York
Regimiento de infantería voluntaria 39th New York

Tomando como fuente el testimonio del historiador americano Kenneth N. Noe, encontraríamos españoles en los regimientos 10º y 13º de Infantería de Luisiana. En el caso del 10º, se conservan las listas de enganche y parte de los historiales. Al alistarse, los aspirantes a soldado debían dar su nacionalidad, si bien no su ciudad de origen, lo que dificulta el rastreo de sus orígenes. En todo caso, atendiendo a estas listas, sabemos con seguridad que una veintena de españoles –por lo menos- se alistaron al 10º el 22 de Julio de 1861 en Camp Moore, a unos 120 Km de Nueva Orleans. Pondremos una breve semblanza de algunos de ellos:

Pedro Bellory: Soldado. Se alistó con 35 años. Soltero. Era herrero. Licenciado en 1863 por incapacidad física.

Gustavo López: Soldado y residente en Nueva Orleans. Murió en 1861 al caer de un tren al desplazar su compañía hacia Virginia.

Juan Gutiérrez: Soldado. Casado, con 24 años. Destacado como guardia en el hospital de Lynchburg en 1864, donde recibió accidentalmente un disparo que le costó un brazo.

Juan Basco: Soldado. Se alistó con 23 años. Capturado por los nordistas en 1862. Juró lealtad a los EEUU.

Pero no sólo hubo españoles en los regimientos de Luisiana, sino que podemos encontrar españoles como el teniente J.F. Castro, de un regimiento de caballería de Tejas, o el teniente G. del Castillo, del 7º regimiento de cazadores de la Milicia de Los Ángeles, o el teniente José Álvarez, del 15º regimiento de la Milicia de Luisiana, el capitán Refugio Benavides, del 33º de Caballería de Tejas… Podréis encontrar más información, así como un listado bastante completo en la Missouri Division. Se trata de un portal dedicado exclusivamente a la investigación sobre el bando confederado. Te atienden muy atentamente, y vaya desde aquí mi más profundo agradecimiento a Gale Red, encargado de la investigación genealógica, que me puso en la pista de datos tremendamente interesantes y me atendió con una paciencia benedictina y unas ganas de agradar dignas de elogio.

David Farragut
David Farragut

En lo tocante al bando federal o nordista, me ha resultado más difícil encontrar rastros de soldados españoles, pero se localizan en varios regimientos, siendo el más significativo el 39º regimiento de Nueva York, en el que los localizamos en una compañía formada por españoles y portugueses. Dentro de ese regimiento destaca la presencia de Francisco Navarrete, soldado que llegó a capturar una enseña confederada… ¡En la misma batalla de Gettysburg!

Hablando de la batalla de Gettysburg, se sabe que hubo soldados españoles en ambos bandos, pero no podemos confirmar si hubo choque entre ellos o si eran conscientes de tal circunstancia.

Pero España no estuvo presente sólo en las figuras de estos humildes soldados… Seguro que todo aficionado a este apasionante tema habrá oído hablar del General George Gordon Meade, vencedor de Gettysburg. Pues… ¡Era español! Sí, nacido en Cádiz el 31 de Diciembre de 1815, hijo de Richard W. Meade, agente naval del gobierno estadounidense en Cádiz. Al parecer, se arruinó por su apoyo económico a la causa independentista durante las guerras napoleónicas. Al morir en 1828, teniendo George 13 años, regresaron a los EEUU. Así que el general Meade era americano… de pasaporte. Obviamente hablaba un español perfecto, y siempre se mostró orgulloso de sus raíces, hasta el punto de casarse con Margaretta Sergeant, otra gaditana de origen extranjero.

¿Había más españoles conocidos? Pues… Sí. Y le toca el turno al Almirante David Glasgow Farragut, cuyo nombre real era Jaime Ferragut, nacido cerca de Knoxville (Tennessee). Su padre era Jorge Ferragut, capitán mercante y oficial de caballería de la milicia de Tennesee, pero menorquín de nacimiento (nacido en Ciudadela). Tras la muerte de la madre del pequeño Jaime, y dado que su padre permanecía largo tiempo embarcado y no podía hacerse cargo de él, el comandante David Porter, que tenía una deuda de gratitud con Ferragut, adoptó formalmente al joven Jaime. Como gesto de gratitud, Jorge Ferragut cambió el nombre de su hijo por el de David, y el apellido, por un mero tema de adaptación fonética, el apellido pasó de Ferragut a Farragut.

James Johnston Pettigrew
James Johnston Pettigrew

¿Hemos acabado ya? No. Falta un testigo en el bando sudista, que encontraremos en el general James Johnston Pettigrew, uno de los protagonistas de la carga de infantería liderada por Pickett. Viajó por Europa durante un periodo de 7 años, con objeto de estudiar la legislación civil de los países europeos con objeto de completar sus estudios de Derecho… Y quedó enamorado de España. Consideraba a los españoles como un pueblo entrañable, caballeroso y valiente, y aprendió el idioma a nivel nativo. Publicó un libro al respecto titulado “Notes of Spain ans the Spaniards”.

Sin más, y consciente de que el artículo no es gran cosa –me falta mucho por saber al respecto- os dejo con la bibliografía utilizada:

-“Norte contra Sur: Historia de la Guerra de Secesión”. Jesús Hernández. Inédita. 2008.

-“Secesión: La Guerra Civil americana”. John Keegan. Turner. 2011.

-“Españoles en la Guerra Civil de Estados Unidos”. Comandante José Enrique López Jiménez. Revista “Ejército” nº 791, páginas 93 a 97. Marzo del 2007.

Missouri Division.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.