Es una verdad universalmente conocida que en los siglos XVIII y XIX existieron un gran número de escritoras. También es verdad que en ese tiempo el papel de la mujer en la sociedad era considerado “secundario” y la mayoría de ellas se escondían bajo seudónimos. Pero muchas de ellas consideraban que su papel tenía que ser mucho más importante e intentaron buscar su lugar en aquellos sitios que solo era “de los hombres”. Uno de estos lugares era la literatura, y gracias a mujeres transgresoras y valientes muchas historias y novelas universales han llegado desde su época a nuestro tiempo.

Y entre estos muchos relatos podemos encontrar una serie de pequeñas historias que mujeres importantes de la literatura victoriana crearon para inspirar terror a sus lectores. Porque en una época llena de luces y sombras como lo era la Época Victoriana, el terror y el misterio estaban a la orden del día: ¿quién no acudía a su sesión de espiritismo semanal? ¿o guardaba meses de luto por sus seres queridos? En esta época la muerte estaba a la orden del día y la sociedad quería mantenerse en contacto con el otro lado.

Damas oscuras‘ (publicada por la editorial Impedimenta) es una antología de terror con relatos escritos por autoras victorianas conocidas. Entre sus páginas encontraremos relatos de todo tipo de terror psicológico, pero sobre todo abundan las historias sobre fantasmas y espíritus. Entre los relatos podemos destacar ‘Napoleón y el espectro‘, de Charlotte Brontë, el más histórico de todos, en el que la figura histórica de Napoleón queda en ridículo gracias a un fantasma, haciendo alago a la supremacía de Inglaterra en esos años. También destaca ‘Cecilia de Nöel‘, de Lanoe Falconer, una historia donde la incredulidad, la ciencia y las distintas religiones se enfrentan a causa de la existencia de un fantasma en una casa familiar.

Otros relatos como el de ‘La historia de Salomé‘, de Amelia B. Hedwards, destaca por mezclar distintas culturas y religiones en Europa con el amor y la fascinación hacia característicos personajes. Cuentos como este manejan muy bien la línea que separa la realidad de la espiritualidad y trasladan a los lectores a la época que recrean. Pero en estas historias no solo impera el terror, sino también el suspense y el misterio. Esto sobre todo se nota en ‘El caso de la estación de Grover‘, de Willa Carther, donde la desaparición de una persona hace surgir una investigación en torno a lo que podría ser un crimen rodeado de misterio y sucesos sobrenaturales. Y podía seguir contando más cosas sobre los veinte relatos que nos podemos encontrar entre estas páginas, pero la magia reside en que cada uno vaya descubriendo cada terrorífico relato a su ritmo y adentrándose en la oscura y sobrenatural época victoriana de la mano de estas autoras.

En esta antología no solo encontraremos cuentos escritos por las autoras ya mencionadas, sino que también leeremos relatos de Elizabeth Gaskell, Margaret Oliphant o Mary E. Braddon, algunos ya conocidos en su época por haberse publicado en revistas o semanales y otros menos conocidos, pero que ahora han llegado a nuestras manos de la misma manera.

Damas oscuras‘, es un compendio de historias que tienen como eje central hechos sobrenaturales que asustaban (y aún hoy siguen produciendo temor) a la sociedad victoriana. A pesar de que estos relatos fueron escritor por mujeres, la mayoría de ellos son protagonizados por hombres. Pero este protagonismo de los hombres es una forma de lucha de las escritoras, pues los muestra como seres vulnerables y asustadizos y que rompen el estereotipo del perfecto caballero victoriano.

Damas oscuras‘ es un libro que recomiendo a cualquiera que disfrute con las historias salidas de una pluma victoriana y que quiera adentrarse en una época oscura y plagada de fantasmas.

La traducción de esta antología ha sido realizada por Alicia Frieyro, Olalla García, Sara Lekanda, Magdalena Palmer y Consuelo Rubio.

Puedes leer aquí el primer capítulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here