Mario Strikers Battle League Football

Mario vuelve al fútbol con unos partidos frenéticos pero faltos de contenido en Mario Strikers: Battle League Football

Tras casi 15 años de espera, Nintendo ha lanzado por fin una nueva entrega de Mario Strikers, una de las franquicias deportivas protagonizadas por Mario y compañía más divertidas de todo su catálogo.

Al igual que en ocasiones anteriores, el estudio encargado del desarrollo del juego ha sido Next Level Games – Lugi’s Mansion 3, Metroid Prime: Federation Force – y, aunque han logrado mejorar la formula jugable vista en Game Cube y Wii, ciertos errores de diseño y su alarmante falta de contenido lo alejan de la parte alta de la clasificación. Veamos todo lo que Mario Strikers: Battle League Football tiene que ofrecer.

Calienta tus puños antes de salir al campo

Hay algo que queremos dejar claro desde el primer momento: Mario Strikers: Battle League Football es tremendamente divertido. La jugabilidad de los partidos de Mario Strikers ha funcionado siempre como un reloj y, por mucho que los tiempos cambien, esto sigue siendo así.

Para los que no hayan jugado nunca a un Mario Strikers, lo primero que hay que tener en cuenta es que, al igual que ocurre con los karts, el tenis o el golf, el acercamiento de Nintendo al fútbol es muy particular. Concretamente, los partidos de fútbol de Mario Strikers: Battle League Football muestra una versión extremadamente violenta – y mucho más divertida – del fútbol tradicional.

Mario Strikers Battle League switch

Prepara las tiritas

La formula básica es sencilla: todos los partidos están formados por dos equipos de cinco jugadores – incluyendo al portero – y el objetivo sigue siendo marcar más goles que el rival para llevarnos la victoria. Sin embargo, en estos partidos no existen las faltas ni el fuera de juego, atacar al rival está más que justificado y los objetos y las trampas campan a sus anchas por el terreno de juego.

Los campos también serán un tanto atípicos, ya que para empezar tendrán sus límites electrificados, de forma que podremos empujar a los personajes rivales contra este límite para que se queden fuera de combate durante un buen rato.

A todo esto hay que sumar el uso de objetos, los cuales  podemos recibir cuando nos hagan una falta sin tener el balón y que pueden ser caparazones, plátanos, champiñones para correr, chomp cadenas y otros muchos más que pueden decantar el equilibrio de partido hacia cualquier lado. Además, en esta entrega también aparecerán de vez en cuando cajas de objetos en medio del campo que cualquier equipo puede recoger, por lo que tendremos que estar atentos para conseguir ventaja frente al rival.

Plantilla de estrellas

Uno de los principales cambios de esta entrega respecto a las anteriores tiene que ver con los miembros del equipo. Hasta ahora, los equipos estaban formados por un capitán – que estaba representado por uno de los personajes principales – y el resto de los personajes eran personajes de segunda, es decir, un grupo de Toads, de Shy Guys, o personajes similares. Esto provocaba que la correcta gestión del capitán tuviese una importancia mayúscula para conseguir ventaja en los partidos.

En Mario Strikers: Battle League Football, Next Level Games ha tomado la decisión de que todos los jugadores del equipo sean personajes principales lo que nos permite personalizar mucho más nuestro estilo de juego al poder decidir quién formará parte del equipo. Cada personaje cuenta con sus propias estadísticas y, por tanto, podremos adaptarlos a nuestro estilo de juego.

Mario Strikers Battle League Football review

Capitán en el banquillo

La decisión de incluir a más personajes principales por equipo es perfecta cuando pensamos en la posibilidad de juntar hasta ocho amigos para jugar juntos en el mismo sofá en partidos de 4vs4 (no podemos controlar a los porteros), ya que todos controlan a un personaje importante y nadie queda relegado a controlar a un jugador secundario. Sin embargo, cuando jugamos solos o con un solo amigo, creemos que se ha perdido parte del componente estratégico de las dos entregas previas.

Antes era muy importante proteger al capitán y crear estrategias que nos permitiesen llevarlo hasta el área rival para intentar marcar un tanto y, ahora, ese componente táctico ha desaparecido por completo. Lo cierto es que se han añadido otros muchos elementos, estrategias y tácticas a raíz de eliminar a los jugadores secundarios, pero no habría estado mal dejar la posibilidad de jugar de esa manera.

El principal y gran problema en este apartado tiene que ver, sin duda, con su escasa oferta de personajes seleccionables. El juego cuenta únicamente con 10 personajes en total, y hay ausencias gravísimas como la de Daisy que era uno de los personajes más queridos por los jugadores. En principio Nintendo irá actualizando el juego durante los próximos meses, pero a día de hoy es imposible jugar un partido sin que la mitad de los jugadores estén repetidos en ambos equipos.

Golpes especiales

Con la desaparición de los capitanes, Next Level Games ha tenido que darle un nuevo enfoque a los tiros del capitán y creemos que la idea es realmente interesante. Ahora, en ciertos momentos del partido aparecerá un power up que cualquier jugador puede recoger para activar la posibilidad de que cualquier jugador de ese equipo active un golpe especial. Estos golpes especiales requieren acertar un par de veces sobre una zona concreta de una barra oscilante para crear un tiro especial que, en caso de terminar en gol, añadirá dos tantos al marcador.

Aunque la teoría pueda parecer sencilla, lo cierto es que es realmente complicado terminar con éxito estos golpes, ya que nuestro jugador quedará inmovilizado durante varios segundos mientras aparece la barra y cualquier jugador rival puede golpearnos para parar la acción. Es por eso que la coordinación con el resto de miembros del equipo es básica para proteger al jugador que está ejecutando el movimiento. La sensación de tensión y el chute de adrenalina que se genera cuando un rival intenta activar el golpe y sólo tenemos unos segundos para pararlo y evitar que nos adelante en el marcador es increíble y, sin duda, una de las mejores sensaciones de todo el juego.

Mario Strikers Battle League Football análisis

Porteros imbatibles

A diferencia de lo que ocurría en entregas anteriores, en Mario Strikers: Battle League Football los porteros rara vez dejarán pasar un balón sencillo, por lo que para marcar goles tendremos que usar el tiro especial o crear estrategias junto al resto del equipo para pillar al portero fuera de su posición.

Con esto, los partidos pueden acabar con una barbaridad de goles de diferencia o con un empate a 0, teniendo que jugar entonces una prorroga eterna hasta que uno de los dos equipos marque.

Tras varias horas de juego se agradece mucho el esfuerzo que se ha puesto para que los porteros reaccionen bien ante los chutes, ya que se evitan por completo las clásicas situaciones de desilusión cuando un partido ajustado se inclina hacia un lado por un error tonto del portero.

Personalizando la equipación

Cada vez que terminemos los partidos recibiremos monedas de oro que podremos utilizar para comprar y personalizar la equipación de nuestros jugadores. Cada personaje cuenta con una serie de atributos como fuerza, técnica o agilidad y, dependiendo de los objetos con los que los equipemos, esos atributos irán variando hacia un lado o hacía otro.

Es importante tener en cuenta que los personajes siempre tendrán 63 puntos divididos entre todos sus atributos, y que poner un objeto u otro sólo redistribuirá esos puntos entre las características del jugador, no añadirá más, por lo que todos los partidos se jugarán siempre en igualdad de condiciones.

Este sistema nos permite crear jugadores que se especialicen en una tarea concreta. Por ejemplo, podemos reducir más la velocidad natural de Bowser para aumentar todavía más su fuerza y crear un auténtico tanque que se mueva por el campo.

mario-strikers-battle-league-football-review

Modos de juego

El otro punto en el que queda patente la falta de contenido de Mario Strikers: Battle League Football es en la selección de modos de juego: Partido Libre, Copas y Club Strikers.

Partido Libre

El Modo Partido Libre es el clásico modo en el que podremos jugar contra la I.A. o contra otros jugadores en partidos personalizados y es, sin duda alguna, el modo más divertido de todo el juego gracias a la posibilidad de jugar hasta ocho jugadores simultáneos en la misma consola. Los partidos con varios amigos son una absoluta locura pero, una vez que nos adaptamos al ritmo frenético de las partidas, seremos capaces de realizar jugadas bien pensadas de las que se disfruta mucho cuando terminan en gol.

Este modo también nos permite jugar a través de internet y, en las horas que hemos dedicado al juego, no hemos tenido ningún problema para encontrar partida. El único problema está en que Nintendo y Next Level Games han decidido limitar el número de jugadores en los partidos online.

A la hora de jugar por internet, un partido solo podrá tener un máximo de cuatro consolas conectadas a la vez, dos por cada equipo. Cada consola permite que dos jugadores jueguen de forma simultánea a través de internet, por lo que un grupo de cuatro amigos que quieran jugar juntos tendrían que dividirse en dos consolas para poder jugar. Una decisión que no parece tener sentido en pleno 2022.

Copas

El Modo Copas es la gran mancha del juego. Este modo para un solo jugador resulta anodino, repetitivo y aburrido por su escasa dificultad.

En principio, el objetivo es jugar varios partidos clasificatorios para llevarnos la copa correspondiente antes de pasar al siguiente torneo. Cada uno de estos torneos es algo más complicado que el anterior pero, en la práctica, todos son demasiado sencillos y no suponen un reto real para jugadores de cualquier nivel de habilidad.

Mario Strikers Battle League Football hipertrallazo

Club Strikers

Por último tenemos el modo Club Strikers. Este modo nos permite crear un club al que podrán sumarse un máximo de 20 jugadores para luchar por mejorar la clasificación del mismo partido a partido a lo largo de cada temporada. Es un modo divertido en el que ganar o perder no solo nos afecta a nosotros, si no a todos los miembros del club, por lo que los partidos online cuentan con un extra de tensión que se agradece mucho.

Trallazos de cómic

Visualmente Mario Strikers: Battle League Football ha dado un salto de gigante respecto a su predecesor. Durante los partidos tendremos una vista de aproximadamente la mitad del campo desde una cámara semiaérea, igual que se retransmite el fútbol por televisión o como transcurre la acción en la mayoría de juegos de este deporte. La acción será muy rápida, por lo que no podremos ver los detalles del campo en el que juguemos o darnos cuenta de que en ocasiones tendremos público animándonos, esto sólo lo veremos en las repeticiones o en la escena introductoria antes del partido.

El gran punto fuerte de esta entrega está, sin duda, en las animaciones cartoon que veremos cuando activemos los tiros especiales. El mimo y el cuidado con el que están diseñadas cada una de ellas es impresionante.

Hay que destacar también la gran fluidez con la que se mueve todo el título. Pese a tener explosiones y golpes constantes por el campo, no sufriremos ralentizaciones en ningún momento, por lo que podremos disfrutar de los partidos con total normalidad incluso cuando estemos ocho personas jugando en la misma Switch.

Mario Strikers Battle League Football review

Canticos en el estadio

La banda sonora suena con el nivel de calidad habitual y la selección de tema se adapta a la perfección a la temática y estilo de juego. Por otro lado, los efectos de sonido son impresionantes, desde los cánticos del público o los gritos de los jugadores, a sonidos como el pase del balón de un jugador a otro. Igualmente sabremos que se ha usado un objeto, y seguramente cual es el objeto en cuestión, sólo con oírlo. Todo este conjunto sonoro otorga al juego de mucha vida, además de las voces de los jugadores que son claramente diferenciables y muy divertidas.

Conclusiones del análisis de Mario Strikers: Battle League Football

Es difícil valorar un juego del que somos conscientes que cambiará mucho – o debería, al menos – con el paso de los meses pero, a día de hoy, Mario Strikers: Battle League Football es un juego tremendamente divertido cuya alarmante falta de contenidos lo deja cojo en varios sentidos. En el momento de escribir este análisis, notamos la falta de modos de juego, personajes, variedad de campos, objetos para personalizar a los jugadores y opciones en el modo online que no sabemos si se añadirán, o no, en algún momento.

Sin embargo, los partidos son muy divertidos, la jugabilidad está pulida hasta el extremo y jugando con amigos en casa es una apuesta segura. Creemos que, si eres uno de los jugadores que disfrutan mucho con los títulos deportivos de Mario o estás buscando un juego para jugar en compañía en el salón o a través de internet, que sea rápido y mantenga la tensión de la competitividad, puede ser lo que estabas buscando.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.