Fast (Cosmopolitan)

Nada en ‘Fast’ sorprende o innova. Todo lo que nos da su piloto está dentro de lo esperable en el tipo de serie que este procedimental finlandés de captura de fugitivos quiere (y debe) ser. De hecho, casi con nombrar su tipo de producto y pensar en sus clichés ya casi recogemos todo lo contenido en el primer capítulo de esta nueva serie que el 24 de octubre se estrenó en España a través de Cosmo.

A estas líneas generales tenemos que añadir una capitana de unidad ruda en sus formas pero con su corazoncito y su ‘equipo’ variopinto en edades, sexos y razas en el que, quizás acorde a los tiempos, siempre se empiezan por destacar el elemento informático, encargado de buscar información, y el elemento rudo y de carácter, responsable de bregar en la calle con el fondo de la investigación. Además, de vez en cuando, y sin venir a cuento, un reloj digital “a lo ‘24’” nos intenta introducir una tensión que el capítulo no tiene, por lo menos en su primera parte, para hacerlos ver la necesidad de resolverlo todo lo antes posible.

‘Fast’ es correcta respecto a su canon pero impersonal en sus personajes

Todo es tan canónico y todo está dispuesto de forma tan estrictamente coherente con el patrón esperable que, al final, te queda la sensación de estar viendo otra serie más, copia similar a otra de esas que viste ya tantas veces en tus tiempos muertos. Con sus notas de originalidad, es verdad (de otra forma, sería un aburrimiento mortal), pero en nada muy distinta a lo que de ella se espera.

Además, hay cosas que aquí no funcionan o están hechas (muy) mal. La introducción del antedicho relojito, sin sentido. Los malos, de chichinabo. El equipo de investigación, con escasa personalidad. Y, lo peor, el guion se olvida de hacer lo que un guion de estas características debe hacer: llevarnos con claridad por la investigación. Esta es la forma de demostrarnos que el potencial del equipo está a la altura del reto y, sin embargo, aquí no hay nada de eso. Se acaba el primer capítulo y te quedas con la sensación de que, si este es el nivel de los grupos de élite de la policía finlandesa, mejor no pisar el país.

Una serie que no destaca

Correcto respecto a su canon, impersonal en sus personajes -a pesar de sus esfuerzos- y fallido en algunos aspectos, ‘Fast’ (Cosmo) no destaca para ser una serie diferencial. Sin duda, un domingo a última hora de la noche es su sitio adecuado en la parrilla. Pero, si te gusta este tipo de series, es entretenida sin tirar muchos cohetes. Se deja ver. Nada más.

Nota: 5/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.