Chorus Portada

Bienvenido a Chorus: una guerra espacial de corte arcade

Los fans de los juegos de naves espaciales vivimos en un eterno desierto en el que es muy complicado disfrutar de nuevas propuestas interesantes. Por suerte, hace solo un año tuvimos la oportunidad de embarcarnos en Star Wars: Squadrons y, ahora, Fishlabs ha dado el campanazo con Chorus, otro juego de combates espaciales que no solo no tiene nada que envidiar al título de Star Wars si no que ofrece un argumento mucho más interesante y un sistema de combate tremendamente divertido.

No es sencillo situar a Fishlabs en el mapa y, es que, hasta ahora sus principales proyectos han sido las adaptaciones a Switch de Saints Row 3 y Saints Row IV así como juegos para móviles entre los que destaca Manticore: Galaxy on Fire, un juego que ha servido de base e inspiración en el desarrollo de Chorus.

Chorus: a bordo de la Forsaken

A nivel argumental, Chorus nos pone en la piel de Nara, una piloto que ha decidido cambiar de bando en mitad de un gran conflicto al no ser capaz de vivir con las consecuencias de las misiones que estaba realizando para la secta oscura liderada por el Gran Profeta. Durante los primeros minutos de juego se nos presentará la facción de la secta y la del Círculo, el nuevo grupo en el que Nara está luchando y que busca parar los pies al Gran Profeta.

Aunque la trama no llega a sorprender en ningún momento y utiliza las clásicas tramas sobre el bien y el mal que hemos visto decenas de veces en otros juegos, películas o libros, lo cierto es que sabe jugar muy bien sus cartas para mantener nuestra atención durante las 20 horas que tardaremos en completar el juego. Para hacerlo, Chorus aprovecha la estupenda relación entre Nara y la I.A. de la Forsaken y, como si del Jefe Maestro y Cortana se tratasen, iremos viendo cómo esa relación entre ambos se va fortaleciendo con el paso de las horas.

Chorus Análisis

Hora de volar

Dejando a un lado su argumento, Chorus sigue una estructura de juego de mundo semi abierto en el que tendremos a nuestra disposición una serie de lugares que explorar mientras realizamos misiones principales y secundarias a bordo de nuestra nave. Como siempre, tendremos la opción de centrarnos en las misiones principales o desviarnos del rumbo para ir completando encargos secundarios que nos permitirán mejorar y personalizar la nave con nuevas armas y artefactos.

En nuestra opinión, gran parte de lo que hace buen juego a Chorus se basa, precisamente, en la personalización de la nave. A poco que disfrutemos de ir adaptando nuestro armamento y estilo de combate a cada situación, tendremos a nuestra disposición un armamento realmente amplio que nos permite cambiar por completo el estilo de combate en un abrir y cerrar de ojos. Además, hay una amplia gama de habilidades y poderes que nos permiten plantear los combates con más creatividad al permitirnos teletransportarnos, girar en redondo, activar escudos, mejorar nuestro radar y otras muchas habilidades que no desvelaremos antes de tiempo.

Lo que queremos que quede claro es que, aunque en un primer momento el combate pueda resultar muy similar al de juego como Ace Combat, pocas horas después de empezar a jugar comprobaremos que nos encontramos ante algo mucho más profundo, variado y divertido, por lo que los fans del género no tienen nada de lo que preocuparse.

Misiones repetitivas

El principal punto negativo que le hemos encontrado a Chorus tiene que ver con el planteamiento de sus misiones. Aunque combatir es tremendamente divertido, lo cierto es que muchas de las misiones de la campaña pecan de seguir un patrón idéntico que, además, se hace demasiado largo.

Chorus Review | Fantasymundo

Las misiones en la que nuestro objetivo será derrotar oleadas y oleadas de enemigos, destruir unas zonas concretas del mapa o sobrevivir a un enemigo tras otro cada vez más poderoso llega a producir una sensación de repetición por lo habitual de su premisa. Además, las misiones son bastante largas y la falta de puntos de control pueden obligarnos a repetir casi 15 minutos de misión si no tenemos cuidado durante los combates.

Sin embargo, a su favor debemos decir que, habitualmente, la dificultad está muy bien medida y siempre tendremos la sensación de caer derrotados por un error propio más que por una situación injusta provocada por el juego.

Oscuridad profunda

Como podéis imaginar, Chorus no destaca por mostrar unos paisajes variados y llenos de color. El espacio es oscuro, frío y desgarrador y Fishlabs ha hecho todo lo posible por transmitir esas sensaciones a lo largo de todo el juego.

Aunque la mayor parte del tiempo la pasaremos moviéndonos por la inmensidad del espacio, lo cierto es que algunas misiones nos trasladan a zonas con más color como cinturones de asteroides, bases espaciales o la superficie de planetas repletos de color.

Por otro lado, el modelado de las naves aliadas y enemigas luce a un nivel asombroso para tratarse de un juego con presupuesto medio. Los juegos de naves siempre juegan con el hándicap de poder centrarse únicamente en mostrar naves a un gran nivel, pero creemos que Chorus ha superado las expectativas en ese sentido.

En lo que respecta a la banda sonora, esta está formada por temas orquestales de estilo ambiental en la que destacan las voces que sirven como coros que nos acompañan en los momentos clave de las batallas y misiones. Además, el juego ha llegado con textos en castellano y voces en inglés – con un doblaje de una calidad brutal – que nos permitirán disfrutar sin problema de toda la historia del juego.

Chorus

Conclusiones del análisis de Chorus

Hemos de admitir que Chorus nos ha sorprendido gratamente. Cuando vimos los primeros vídeos esperábamos un título de naves espaciales genérico pero, una vez que nos pusimos en la piel de Nara, nos mantuvimos enganchados al juego hasta completar la campaña por completo.

La profundidad del sistema de combate y la variedad de armas y habilidades compensa con creces la repetitividad de las misiones. La sensación de progreso y mejora es patente desde el primer momento y es esa sensación la que nos invita a continuar jugando hora tras hora hasta superar el siguiente desafío.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.