La Comic-Con de San Diego, posiblemente el evento que relaciona al mundo del manga, el anime, los comics, los videojuegos y la ciencia ficción más importante del mundo, canceló la que iba a ser su edición número 51.

La convención iba a tener lugar entre el 23 y el 26 de julio pero la pandemia ha obligado a paralizar numerosos eventos culturales debido a la imposibilidad de congregar cientos y miles de asistentes en espacios cerrados.

En España, uno de los países más afectados por el Covid-19, también se han producido situaciones similares. El Comic Barcelona, a celebrar en mayo, es un ejemplo de ello, o incluso la Comic-Con del Festival Metrópoli, en Gijón.

Este último caso es paradigmático, porque se trata de un festival multidisciplinar que se celebra durante unos 10 días y que acoge todo tipo de actividades: conciertos de música, actividades grupales, Comic-Con, comida callejera, concursos de cosplay…

La organización decidió, en colaboración con las administraciones, continuar con los conciertos de música y algunos espectáculos teatrales, siempre controlando el aforo y con estrictos protocolos de higiene y seguridad, pero anular el resto de actividades.

Ante este panorama, los aficionados al mundo del cómic, los videojuegos, los cosplays y el universo friki en general se sienten un poco vacíos, pues el coronavirus les ha impedido disfrutar de manera activa de uno de sus grandes hobbies. En algunos casos, incluso se trata de una futura profesión.

¿Cómo saciar las ganas de “frikismo” pese a las restricciones impuestas por el Covid-19?

¿Y qué pueden hacer los amantes del cosplay, el manga y el anime para contentar sus ganas de disfrutar de nuevos contenidos, avanzar en sus maquetas o diseñar nuevos disfraces? Una solución pasa por trasladar esta afición a las redes sociales.

El ecommerce se ha convertido en un gran beneficiado, si eso es posible, de la pandemia del Covid-19. Muchos emprendedores han iniciado sus propios proyectos a través de internet desde los que ofrecen todo tipo de productos de temática friki y, los que ya estaban presentes en la red han introducido nuevas colecciones.

De este modo, si es obligatorio el uso de mascarillas, ¿por qué no optar por cubrebocas que recuerden a los personajes favoritos de ficción? Kokohai es un ejemplo claro de esta práctica. Esta tienda de merchandising de anime y manga es muy conocida en el mundillo y presume de ofrecer merchant imposible de encontrar en otras tiendas.

En el portal podemos encontrar una amplia variedad de productos filtrados por series, pero también una categoría especial para mascarillas, que sin duda se ha convertido en el complemento estrella en todos los outfits, por su obligatoriedad de llevarlas. A su vez, Kokohai dispone de un blog en el que los aficionados al anime y el manga pueden conocer múltiples novedades sobre esta industria.

No obstante, si hay algo reseñable de Kokohai es que ha sabido adaptarse a esta nueva realidad. Sus Mascarillas de anime son una fórmula de continuar mostrando la afición a este universo a falta de poder asistir a eventos multitudinarios como convenciones, exposiciones, charlas o concursos de cosplay. Los cubrebocas de la tienda son todos productos seguros, pues están equipadas con filtros protectores, son lavables y muchas de ellas son ajustables.

TikTok, YouTube e Instagram, el gran consuelo frente a una situación anómala

La ausencia de eventos a realizar de manera presencial en este año deja a los aficionados al cosplay con las ganas de disfrazarse para obtener la felicitación o el aplauso de otros amantes de este mundillo.

Sin embargo, esta situación no ha impedido que se puedan seguir promoviendo nuevas performances. Si la reciente gala de los Emmy se ha celebrado de manera semipresencial, con los premiados recibiendo el galardón en su vivienda o en una sala de hotel junto a amigos cercanos, ¿por qué no seguir mostrando el amor por el anime, el manga y el cosplay también a través de las redes?

Esa misma idea es la que han puesto en marcha cientos de cosplayers en redes sociales, principalmente Instagram y Youtube, pero también últimamente TikTok, que se ha convertido en todo un fenómeno en el último año.

Muchos cosplayers ya utilizaban las redes sociales para promocionar sus creaciones en la etapa previa a la llegada del coronavirus. La pandemia, que ha impedido los eventos masivos y las reuniones que congregan a centenares de personas, ha obligado a verter todo este contenido nuevamente a las redes. En determinados casos, estas redes sociales incluso les han permitido hacer de su afición su profesión.

Es evidente que el coronavirus ha cambiado nuestra vida por completo en 2020, pero su presencia no debe poner freno al desarrollo de nuestras aficiones. Se puede seguir demostrando la pasión por el mundo del manga sin necesidad de asistir a una Comic-Con, porque estas volverán, y posiblemente más pronto que tarde.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.