ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Project Zero: Maiden of Black Water


 Nintendo Wii
Sp1ke   26/12/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Llega en exclusiva a Wii U la última entrega de Fatal Frame, una de las sagas de terror con más tradición del mercado actual. ¿Te atreverás a descubrir los secretos del Monte Hikami?
Casi un año después de su lanzamiento en Japón, ya está en las Wii U europeas la sexta entrega de Project Zero, posiblemente la saga de terror más longeva en activo, siempre y cuando Resident Evil se ha convertido en un simple juego de acción.

El juego nos presenta a Yuri Kozukata, una trabajadora de una tienda de antigüedades-agencia de detectives sobrenaturales con poderes psíquicos que le permiten interactuar con el más allá, motivo por el que se siente alejada del resto del mundo, a excepción hecha de su jefa, Hisoka Kurosawa, con la que comparte poderes.

Así las cosas, un día cualquiera una chica llamada Fuyuhi Himino entra en la tienda para que las dos jóvenes le ayuden a encontrar a su amiga, desaparecida en el Monte Hikami, lugar con una oscura leyenda; aquellos que entran después del atardecer, nunca dejarán el monte con vida.

Project Zero: Maiden of Black Water

Por desgracia, Hisoka no se encuentra en la tienda en ese momento, por lo que Yuri, sintiéndose identificada con su cliente, decide investigar por su cuenta este misterioso caso, lo que le hará encontrarse con el oscuro secreto que comparten los templos que hay en el monte, viéndose así arrastrada por la espiral de locura que asola al bello paraje.

Y poco más se puede contar sin desvelar detalles importantes de la trama. Trama que si bien no es para nada novedosa, ya que cae en todos los tópicos del cine japonés de fantasmas, consigue narrar los hechos de forma superlativa, encontrándonos con una tensión que más nos gustaría poder disfrutar en muchas de las películas del género actuales.

El juego mantiene las características jugables de la saga, en la que acompañaremos a un personaje por escenarios agobiantes y opresivos habitados por espíritus buenos y malos, de los que nos defenderemos gracias a una cámara especial (la cámara obscura) que puede atrapar las almas de aquellos a los que fotografía. Además, esta cámara nos permitirá encontrar objetos hechizados o atrapados en el más allá, y encontrar así la solución a los múltiples puzles que pueblan el juego.

Para manejar la cámara obscura tendremos que hacer uso del GamePad, que deberemos mover y utilizar como si fuéramos el personaje principal. Esto causa una sensación de inmersión que nos recuerda todo lo que hace especial a la consola de Nintendo y que por desgracia no podemos disfrutar en la mayoría de los juegos.

Project Zero: Maiden of Black Water

Además de la cámara, los diferentes personajes que podremos controlar contarán con una serie de poderes y habilidades que nos facilitarán nuestra tarea, ya sea a la hora de combatir o de encontrar la salida de los laberínticos lugares por los que nos moveremos. Pero sin duda el poder que más destaca será la habilidad que tendremos de ver los últimos momentos de vida de algunos espíritus, llamado Mitori, lo que nos permitirá por un lado desvelar detalles de la historia principal y por otro disfrutar de pequeños vídeos cortos que condensan algunos de los momentos más memorables del juego, gracias a unas escenas dignas de la mejor película de serie B.

Por otro lado, además de enfrentarnos a los secretos del Monte Hikami, nos desafiará a «cazar» a todos los espíritus buenos que se encuentran atrapados por la maldición de la Dama del Agua Negra, algo francamente difícil de hacer en una primera partida, que unido a los diferentes trajes (entre ellos uno de Zelda y otro de Samus) y los ocho finales, prolongarán la vida útil de un juego que cuenta con una historia larga de por sí. El capítulo de secretos queda completado por un capítulo extra protagonizado por Ayame de Dead or Alive y Ninja Gaiden, que se verá atrapada por los espíritus hostiles mientras intenta encontrar a una chica desaparecida.

Hablando de la jugabilidad, uno de los aspectos negativos del juego se encuentra en un escaso nivel de dificultad, dónde la diferencia entre los niveles más altos y más bajos se encuentra en la resistencia de nuestros enemigos, lo que hace del juego una experiencia mucho más aburrida de lo que debería, sobre todo porque no tendremos que adaptar nuestra forma de jugar a los niveles más altos.

En lo que se refiere al aspecto técnico, y tal y como Team Ninja explicó poco antes del lanzamiento en Japón, Project Zero: Maiden of the Dark Water utiliza el mismo motor gráfico creado para Dead or Alive 5. Esto, que a priori es bueno, en realidad se muestra como uno de los grandes fallos del juego. Y es que, una vez desprovisto de la velocidad inherente a DoA, todos los problemas de este motor saltan a la vista.

Project Zero: Maiden of Black Water

Aun así los gráficos cumplen a la perfección con lo que la historia necesita, en gran parte debido a un apartado artístico que con su atmósfera opresiva, el viñeteado de la imagen y su «suciedad» visual consiguen atrapar nuestra imaginación gracias a una tensión continua que se convierte en el caldo de cultivo ideal para hacernos «picar» en todos y cada uno de los sustos del juego, pese a ser en su mayor parte completamente predecibles.

Además el diseño de los personajes, bordeando esa frontera entre el aspecto anime y el realista que tan bien funciona en la última entrega de Dead or Alive, permite que nos involucremos en la historia más intensamente, algo que si es importante para cualquier juego, lo es mucho más para uno del género de terror.

El apartado sonoro destaca no tanto por su contenido, sino por lo llamativo de la mezcla realizada. Y es que el sonido ambiente se dividirá entre el canal principal (esto es los altavoces de la televisión  o del sistema de sonido) y el canal secundario (en este caso, los altavoces del GamePad), creando un sistema de sonido asimétrico en el que se utiliza el GamePad para reproducir detalles y efectos de sonido cuya función principal será la de mantenernos en el borde del asiento.

Por otro lado, el poco ambiente musical tiene el único objetivo de crear esa tensión tan habitual en esta clase de productos, con notas graves y lentas que crean un fondo acústico roto en el momento preciso por otros sonidos mucho más altos y agudos hábilmente sincronizados con los sustos visuales, en un ejemplo de como utilizar nuestros oídos para introducirnos en el juego.

Project Zero: Maiden of Black Water

El doblaje, únicamente en inglés, está notablemente realizado, pero como suele ocurrir en estos casos, no termina de sincronizar perfectamente con los labios de los personajes, lo que además duele el doble, ya que se nos ha privado de la opción de escuchar las voces originales en japonés.

Otra curiosa elección de localización se encuentra en la censura que han sufrido las versiones europea y americana, en las que se han eliminado los trajes más atrevidos y se ha cambiado una escena en la que uno de los personajes femeninos aparecía en ropa interior. Algo que tiene una lógica y un sentido brutal, teniendo en cuenta que a las pocas horas de juego veremos a un samurái asesinar a un grupo de doncellas para posteriormente arrancar sus ojos, todo sin escatimar en litros de sangre. Muy lógico todo, sí señor.

Por último, y quizá sea el pozo más negro del juego, es el hecho de que se encuentra en completo inglés. Un inglés que si bien no es necesario para entender lo básico de la historia, sí resultará bastante exigente para el usuario medio en caso de querer comprender los pormenores de los eventos que esta nos cuenta.

Conclusión

La expresión que mejor define a Project Zero: Maiden of the Dark Water es la de cisne negro. Y es que es un juego extraño no solo por respetar la pausa y tensión necesaria para hacer un buen juego de terror psicológico o por la práctica ausencia de acción, sino también por ser el único juego de terror en una consola con uno de los catálogos más variados y eclécticos de los últimos años.

Además, representa perfectamente gran parte del folclore más oscuro que podemos encontrar en el país del Sol Naciente, como se puede ver en la importancia del agua dentro de la mitología presentada por el juego. Todo esto, unido a una curiosa capacidad para ocultar sus defectos gracias a su habilidad para absorber al jugador, lo convierte en un producto completamente recomendado para todos aquellos que quieran pasar un buen rato a base de pasarlo mal, gracias al que puede ser el juego de terror más acertado de todo el año.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Project Zero: Maiden of Black Water
Project Zero: Maiden of Black Water
Project Zero: Maiden of Black Water
Project Zero: Maiden of Black Water
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?