ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

SEGA 3D Classics


 Nintendo 3DS
Sp1ke   24/01/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Sega, una de las compañías con mayor historia a sus espaldas, nos trae 8 de sus juegos clásicos actualizados para aprovechar las 3 dimensiones de Nintendo 3DS.
Desde el fracaso comercial de Dreamcast hace ya más de 10 años, Sega ha pasado de ser el encarnizado rival de Nintendo a transformarse en una de sus compañías más afines. Fruto de esta tardía colaboración, encontramos una serie de clásicos reeditados en especial para 3DS, ocho de los juegos más recordados de la compañía del erizo azul que vuelven bajo el sello Sega 3D Classics, y que ahora analizaremos brevemente uno a uno.

3D Altered Beast

Comenzamos por el que posiblemente sea uno de los clásicos más celebrados de Mega Drive, Altered Beast. Este beat 'em up de avance lateral con scroll automático (es decir, la pantalla no espera) lanzado en 1988 nos desafía a abrirnos pasos entre ejércitos de zombies mientras recogemos una serie de orbes flotantes que nos permitirán transformarnos en una bestia antropomorfa con el poder necesario para enfrentarse a los jefes de nivel. La historia por su parte no podía ser más sencilla; el Señor del Inframundo ha secuestrado a la hija de Zeus y nosotros, guerreros legendarios devueltos a la vida por el Dios Supremo, tenemos que bajar al Infierno para liberarla.

Técnicamente por desgracia nos encontramos con que se ha elegido la versión peor parada de todas las que fueron lanzadas, ya que estamos hablando de uno de los primeros juegos de la 16 bits de Sega y no se supo mantener en esa época los espectaculares sprites gigantes que hicieron famosa a la recreativa. Pero por el contrario si que se ha mantenido las indescriptibles voces digitalizadas tan características y ridículas.

Como nuevas opciones, Altered Beast anda bastante justo, quedándose con la opción de remapear los controles y de escuchar a la banda sonora, además de un efecto 3D que no termina de cuajar tan bien como en el resto de 3D Classics.

Como conclusión tenemos que decir que, si bien los más nostálgicos pueden disfrutar todavía de él, desde nuestro punto de vista no era tan bueno hace cuarto de siglo y desde luego no ha resistido bien el paso del tiempo. Uno de esos juegos que están mejor en el recuerdo que en la consola.

SEGA 3D Classics

3D Galaxy Force II

3D Galaxy Force II es uno de los dos matamarcianos que se han incluido en esta selección de juegos y, pese a ser el más desconocido, el mejor. Galaxy Force fue uno de esos reyes de las recreativas que nos invitaban a quemar nuestra paga cada fin de semana, y si bien guarda un parecido más que razonable con la trilogía original de Star Wars, bien es cierto que aporta suficientes ideas originales como para merecer la pena en si mismo.

Con unos gráficos alucinantes para su época, este juego es todo un ejemplo de la técnica que Sega bautizó como Super Scale; o lo que es lo mismo el aumentar y disminuir el tamaño de los sprites para dar una sensación de profundidad sin utilizar un solo polígono. Este efecto, unido a las posibilidades de la portátil de Nintendo, que además mueve todos los elementos del juego a unos constantes 60 FPS, permite que Galaxy Force II viva una merecida segunda juventud para un juego injustamente olvidado por gran parte de la comunidad de jugadores.

Por desgracia, su gran dificultad (en gran parte por que el juego está pensado para vaciar de monedas los bolsillos de sus jugadores) hacen de 3D Galaxy Force un shot ém up sólo apto para unos pocos.

3D Ecco the Dolphin

Sin duda uno de los juegos más curiosos en su época, ya que nos pone en la piel de un delfín, Ecco, que ha perdido a su banco y debe cruzar medio mundo para reencontrarse con ellos. Si bien con una premisa así podemos pensar que nos encontraremos con un juego sencillo, tardaremos poco en darnos cuenta de que la primera impresión no podría ser más equivocada. Difícil como pocos juegos en la historia de las consolas, la aventura de Ecco nos obligará a luchar por sobrevivir (nunca mejor dicho) en un océano plagado de animales con ganas de comerse a nuestro perdido amigo. Además, haciendo buena nuestra condición de mamífero marino, tendremos que mantener siempre llenas nuestras reservas de aire, teniendo así un ajustadísimo límite de tiempo para resolver todos y cada uno de los puzzles del juego. A sabiendas de esto, los chicos de M2 han añadido un modo “Super Delfín”, en el que seremos completamente inmunes a todos los peligros que pueblan las profundidades del mar.

Gráficamente EtD ha envejecido realmente bien, agradeciendo muy mucho el salto a las tres dimensiones que causa en el jugador la sensación de encontrarse ante un bonito acuario. Para aquellos que lo deseen se ha incluido un filtro que simula una televisión de tubo de las de antes. Como extras, también se ha añadido la versión japonesa del juego, pensado para los más curiosos.

Así pues, con Ecco the Dolphin no sólo tenemos uno de los juegos por el que mejor han pasado los años, sino que además en esta época de sobre-exposición a juegos clónicos unos de otros, mantiene su espíritu novedoso e independiente. Y difícil, sobretodo difícil.

SEGA 3D Classics

3D Sonic the Hedgedog
¿Quién no conoce a la mascota de Sega? Sonic the Hedgedog es el primer juego del erizo azul en Mega Drive, y sin duda el comienzo de una era dorada para su franquicia que duró mientras se mantuvo en los 16 bits. Con esta primera entrega tenemos un plataformas rápido y desafiante (más aún si elegimos jugar la versión japonesa) altamente rejugable y divertido.

Además en esta ocasión podemos decir que encontramos la mejor versión posible de cuantas hemos disfrutado desde el lanzamiento del juego en 1991, gracias sobre todo a dos añadidos: en primer lugar la opción de usar el Spin Dash perteneciente a las entregas posteriores de la saga. En segundo lugar la grandiosa adaptación al 3D realizada por M2 en el que es su mejor trabajo de toda la colección.

Sencillamente tan imprescindible hoy como hace dos décadas.

3D Shinobi III: Return of the Ninja Master


Mi juego favorito de Mega Drive, y uno de los mejores de la colección, respecto a su calidad sólo podemos albergar una duda ¿Mejor este o la primera parte?

Sea como sea, Shinobi III es uno de los juegos cumbre de su generación, con una banda sonora y un apartado técnico sencillamente intachables, y que aún a día de hoy han sido pocas veces superados, teniendo en cuenta las limitaciones técnicas de la época.

El juego en sí nos pone en el papel de Joe Mushashi, el gran maestro ninja que debe volver a enfrentarse a la organización Zeed a través de 8 niveles de avance lateral en el que se mezclan a la perfección partes de acción y de plataformas. Para abrirnos paso a través de estas fases, contaremos con armas y poderes ninja que nos facilitarán la vida.

La conversión realizada para la ocasión mantiene el nivel mostrado por el juego original, y además nos permite jugar con un control mejorado pensado especialmente para la consola de Nintendo. Junto a Streets of Rage y Sonic the Hedgedog, la mejor adaptación de las 8 realizadas.

SEGA 3D Classics

3D Space Harrier

Aquí nos encontramos con otro de los juegos hijos del Super Scale, y posiblemente el primero en utilizarlo más allá que de forma experimental. Así las cosas, tenemos otro shoot 'em up de premisa sencilla, en el que encarnaremos a un tipo con un jetpack y un arma de energía que tiene que defender su mundo de inacabables oleadas de alienigenas.

Pero si por algo destacaba la versión de recreativa de Space Harrier era por ser un mueble móvil gracias a unos pistones hidráulicos, lo que sumergía al jugador en la pantalla como pocas veces hasta el momento. En un ataque de nostalgia, M2 ha simulado este movimiento de la pantalla, e incluso ha introducido el sonido de los pistones dentro del juego, dotando al juego de una personalidad innegable.

Comparándolo con el otro matamarcianos que encontramos en estos 3D Sega Classics, Space Harrier, además de ser más conocido, resulta más asequible para todos los jugadores, por lo que es recomendable para casi todos los públicos.

3D Streets of Rage

La primera entrega de una de esas sagas que inexplicablemente se quedaron en los 16 bits, Streets of Rage nació como un clon del mítico Final Fight y cuenta con la misma premisa; un grupo de jóvenes que deciden limpiar las calles de criminales abriéndose paso a base de puñetazos.

Si bien es indiscutible que sus dos continuaciones superan con creces esta primera entrega en todos los aspectos, SoR cuenta con un gran apartado visual y una de las mejores bandas sonoras que pasaron por la consola de Sega. Jugablemente por otro lado, peca de una excesiva sencillez en su diseño de niveles y resulta demasiado fácil, aunque nos permite jugar con un compañero en cooperativo local.

Esta edición también incluye la versión japonesa del juego y el modo “Fists of Fury” en el que nuestros golpes noquearán a nuestros enemigos de un sólo golpe, un añadido original que puede resultar divertido.

En resumen, un clásico de esos que todo aficionado debería jugar al menos una vez.

SEGA 3D Classics

3D Super Hang-on

Y terminamos este repaso por el único juego de carreras de la colección, y el tercero basado en la técnica Super Scale. En Super Hang-on nos subiremos a nuestra moto para intentar alcanzar la meta antes de que el crono llegue a cero. Su amor por la velocidad y desprecio por el realismo se deja sentir en todo momento, ya que durante gran parte de nuestra carrera circularemos a unos absurdos 300+ Km/h.

El juego ofrece 48 circuitos repartidos en tres niveles de dificultad, y un nuevo modo de juego que nos desafía a superar todos los recorridos en sucesión. Pero incluso así, habremos acabado nuestra carrera en una escasa media hora, muy intensa eso sí, pero media hora al fin y al cabo. Gráficamente el juego ofrece varias opciones para disfrutar de su brutal pixel art, incluyendo una que inclinará la pantalla al igual que nuestra moto.

Una gran opción para los aficionados a las carreras más arcade, sin nada que se interponga entre nosotros y la velocidad.

Conclusión

En general en M2 han realizado un gran trabajo con estos ocho juegos. Si bien algunos no han resistido el paso de los años, en general el nivel conseguido es notable, con tres grandes destacados respecto al resto.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
SEGA 3D Classics
SEGA 3D Classics
SEGA 3D Classics
SEGA 3D Classics
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?