romeo y julieta clásicos manga norma editorial

Entre las novedades de junio de Norma Editorial llegaba otro de sus clásicos manga: “Romeo y Julieta”, la obra cumbre de William Shakespeare. Me producía bastante interés saber cómo Crystal S. Chan (guion) y Julien Choy (dibujo) adaptarían una obra de teatro cuyo lenguaje no es precisamente ligero a un formato tan dinámico y tendente al humor como es el manga. Y el resultado es, como mínimo, curioso.

 

La historia que todos conocemos

A estas alturas de 2020 no creo que haga falta que le explique a nadie de qué va “Romeo y Julieta”, pero como esto es una reseña, diré que la obra original fue publicada por el dramaturgo inglés William Shakespeare en 1567. Su título completo es “La más excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta”, y como ya todos sabemos, la historia no acaba precisamente bien.

La trama del manga nos sitúa en Verona, Italia, donde las familias Montesco y Capuleto disputan una rivalidad de años hasta que los hijos de ambas familias, Romeo y Julieta, se enamoran en un baile. Tras averiguar la identidad del otro, deciden casarse en secreto. Pero la disputa entre ambas familias termina por interponerse entre los amantes, llevándolos a un trágico destino.

 

Guion mejorable, reto gráfico

En cuanto a la adaptación, a nivel de guion no podría llamarse tal, pues como la propia guionista cuenta en las páginas finales del tomo, se limita a coger la obra original y reproducirla palabra por palabra. Así, este manga conserva todo el lirismo de un lenguaje muy recargado y dramático en un formato que pide a gritos una simplificación. En lugar de aligerar el texto y hacerlo más amable para el lector de manga (acostumbrado, como ya hemos dicho, al dinamismo y coloquialismo), este “Romeo y Julieta” sobrecarga sus páginas con líneas y líneas de diálogo pomposo que se hace muy pesado de leer. El peso de la adaptación recae, por lo tanto, en las viñetas, y en cómo estas se adecúan al texto original.

Un reto difícil para Julien Choy. Pero vayamos paso a paso. El diseño de personajes encaja tanto con la obra como con el formato; tiende al shojo en las escenas románticas y otorga dinamismo a las de acción, mientras que las más dramáticas gozan de mayor amplitud e intensidad, captando a la perfección los exaltados sentimientos de los protagonistas.

Por otra parte, mientras que la obra de teatro no permite visualizar las abundantes metáforas del lenguaje de Shakespeare, el dibujo sí; por lo que nos encontraremos con numerosas representaciones de dichas metáforas, que embellecen al tiempo que esclarecen los pensamientos de los personajes.

ROMEO-Y-JULIETA_viñeta-1Ahora llegamos al punto conflictivo: el humor tan característico del manga. Un humor al que al dibujante ha intentado ser fiel con sus chibis, sus golpes gratuitos y sus expresiones burlonas y exageradas, pero que contrastan en general con el tono dramático de la obra y en particular con un texto que no invita a la comedia. Los únicos momentos realmente graciosos son los protagonizados por el ama de Julieta, un personaje con el que sí han sabido encontrar el equilibrio entre sus diálogos y un humor comedido pero efectivo.

En cuanto a la edición de Norma Editorial, no hay ninguna queja por nuestra parte. “Romeo y Julieta” es un tomo mimado, en formato A5 y en tapa blanda con solapas, sin sobrecubierta. Cabe mencionar la hermosísima portada que destacará en cualquier estantería, así como los extras finales: una explicación de Crystal S. Chan de cómo se hizo la adaptación, bocetos de los personajes y una guía de las espadas utilizadas en el manga. Detalles que complementan una obra con un buen entramado, sin transparencias ni errores textuales, tan cuidada como todas las de la editorial.

 

Para los verdaderos amantes de Shakespeare

En definitiva, el clásico manga de “Romeo y Julieta” es un tomo que encuentro desequilibrado. Su gran error, en mi opinión, ha sido precisamente no adaptar el guion. Porque el manga es un formato ligero, dinámico y cómico, que exige unos textos más informales que los escritos por Shakespeare. En este caso, el intentar ser fiel a la obra original condena un volumen que podría haber servido para acercar esta historia a un público más amplio, pero que fracasa estrepitosamente. Por su exceso de dramatismo, su humor forzado y unos diálogos recargados e interminables que hacen que la lectura se vuelva cuesta arriba. De nada sirven, pues, los esfuerzos del dibujante por adaptar al manga una obra sin un guion adecuado al formato.

Quizá si eres muy fan de Shakespeare y te encanta “Romeo y Julieta” puedas disfrutar de su versión manga, pero si buscas una versión más liviana de la historia, no la encontrarás aquí.

Toda una pena, pues otros clásicos como los “Historias de Edgar Allan Poe” o “La letra escarlata” cumplen más que bien dicha función de acercar la literatura a los lectores más jóvenes o a quienes no se atreven con las obras originales.

Quizá para la próxima contemos con un clásico verdaderamente adaptado.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.