Ha pasado más de un año desde que Supermassive Games lanzara al mercado la primera de sus antologías de terror al mercado. Man of Medan fue la primera y nos trasladó a una oscura aventura en alta mar, que nos invitaba a desentrañar su misterioso secreto. El pasado 30 de octubre llegaba al mercado Little Hope, su segunda antología para las plataformas de PS4, Xbox One y PC. En esta ocasión, analizaremos la versión del juego de PlayStation 4.

Little Hope nos envuelve en una nueva aventura llena de terror e intriga que tiene lugar en un pequeño pueblo abandonado. Aunque nos encontramos ante un juego bastante similar en mecánicas, gráficos y jugabilidad, con respecto al anterior, esta segunda historia es mucho más interesante y amena que la de la primera antología. Creo que cuando esté la colección completa, será  un juego que tener en cuenta en relación al género de aventuras gráficas. La colección nos ofrecerá,  dentro de unos años,  una completa antología rejugable con diversidad de historias personajes y situaciones.

Al igual que sucedía con Man of Medan os recomendamos tener el juego actualizado ya que el juego llega con algunos errores de salida. La primera partida a Little Hope fue realizada sin el primer parche y no contaba con la posibilidad de cambiar el idioma al español, así como algunos fallos a la hora de incluir algunos subtítulos.

¿Te atreverás a jugar solo o acompañado?

Si en algo han innovado los juegos de aventura gráfica de Supermassive Games es en la forma de jugar a estos títulos. Quitando Beyond two souls de Quantic Dream, todos los títulos de este género están enfocados al single player. Little Hope al igual que su predecesor, nos permite jugar tanto en solitario como acompañado. El modo cooperativo nos ofrece dos modos diferentes: historia compartida (que nos permite jugar con un amigo online) y Noche de Pelis (que permite jugar con hasta 5 jugadores offline pasando el mando de la consola).

Little Hope

Sin duda recomiendo jugarlo acompañado, ya que resulta mucho más satisfactorio compartir la historia y las decisiones con más personas. Aunque ambas opciones son disfrutables, me gusta ver que ofrecen esta opción porque no es lo habitual en el género y es una buena manera de ampliar este tipo de aventuras a más jugadores. Lo interesante de jugar acompañado es ver cómo evoluciona la historia en función de las decisiones que se han tomado conjuntamente. Además, tener diversidad de opiniones ayuda a ver nuevos caminos y escenas que quizá tú no desbloqueaste o no te atreviste a seguir en tu partida en solitario.

El pueblo esconde más de un oscuro secreto

Un grupo de estudiantes junto a dos profesores sufren un accidente de autobús y se ven obligados a buscar ayuda en el solitario pueblo de Little Hope. Al contrario que en los juegos anteriores, por fin encontramos más variedad de perfiles en los protagonistas principales. En esta aventura controlaremos a los adolescentes: Taylor, Daniel, Andrew y a los adultos Angela y Jhon en un grupo con personajes más variados que el visto en anteriores entregas. Finalmente nos alejamos un poco de esos grupos de personajes en el que son todo jóvenes con las hormonas alteradas, como lo que vimos en  Man of Medan y Until Dawn.

Cada personaje ofrece una personalidad muy concreta que se desglosa en el menú del juego y que puede ir modificándose según las respuestas que elijamos en cada situación. Las relaciones entre ellos también podrán sufrir modificaciones en función de los acciones que realicemos, Está en nuestra mano determinar cómo se relacionará el grupo entre sí y por qué camino irá nuestra particular historia.Little Hope difiere en que nos presenta diferentes historias en varias épocas diferentes y que parecen están conectadas. Nuestro ya conocido conservador de historias será el encargado de introducirnos en este nuevo y oscuro relato.

Little Hope

La compañía ha apostado por recuperar un hecho histórico para construir la historia de esta entrega como son los Juicios de Salem. En esta época de estricto puritanismo religioso se llevaron a cabo numerosas sentencias a muerte de muchas personas acusadas de brujería. Estos hechos históricos se entremezclan con el presente de los personajes, ofreciendo una historia compleja en la que nuestros cinco protagonistas, estarán directamente involucrados.

Jugabilidad poco innovadora

En cuanto al apartado de la jugabilidad, Little Hope, repite las mismas mecánicas que  su predecesor.  Nos encontramos ante una aventura gráfica que basa su jugabilidad en dos frentes, una  que es la toma de decisiones y otra que son los QTE eventuales. La historia irá modificando su rumbo según vayamos avanzando en estas dos fases. La sección de los Quick time events me ha parecido en esta ocasión que ofrecía unos tiempos de selección del botón mucho más rápido que en otras entregas. Debemos estar siempre muy atentos, porque no pulsar el botón a tiempo puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte para nuestros personajes.

Aunque en el menú podemos elegir que no haya tiempo límite para estas secciones, si lo quitamos se esfuma la emoción del momento. En cuanto a las elecciones, debemos ser conscientes de que cada vez que elijamos una va a provocar algún cambio. Tal vez la relación con un personaje cambie o  el camino tome un rumbo  diferente. Aunque las mecánicas no son variadas en este tipo de juegos, sí que ofrecen rejugabilidad y tras terminar la primera partida, aún podemos ver diferentes caminos o escenas si tomamos otras elecciones.

Little Hope

En esta ocasión también podremos examinar objetos como cartas, carteles, extractos de libros, etc, que nos ofrecerán información valiosa de este universo. Además regresan los presagios, que son pequeñas escenas de eventos que están por ocurrir. Estos están bien implementados porque aunque te dan alguna pista, nunca sabes exactamente cuándo van a suceder ni en qué contexto.

El misterio acecha en cada rincón

Esta antología de historias de terror aún tiene muchas entregas que lanzar. Little Hope es la segunda, y podríamos decir que en cuanto a ambientación, supera a la primera. El equipo vuelve a recurrir a planos de cámara incómodos y fijos, zonas con muy poca iluminación y quizá demasiados jumpscare. Este último elemento puede ser un poco cansino a la larga, pero realmente consigue ponernos  en alerta continuamente. A pesar de que se puede intuir cuándo van a aparecer, cuesta acostumbrarse a ellos, siendo un recurso demasiado facilón para un juego de terrror.

La aventura tiene lugar en diferentes zonas que van desde zonas al aire libre como bosques y carreteras hasta sitios cerrados como casas o pequeños museos. Al contrario que en el anterior, los escenarios son un poco más variados aunque sus escenarios tan oscuros pueden resultar un poco aburridos de explorar.

Little Hope

Little Hope está directamente inspirado en otros juegos de terror similar como Silent Hill. ¿Es esto beneficioso para el juego? Realmente sí, porque recoge los elementos que en ellos funcionaban. Resulta bastante interesante ver las comparaciones con el juego tan popular del equipo de Team Silent. El pueblo abandonado, la constante niebla, una niña misteriosa a la que perseguimos por todo el lugar y los enemigos. Aunque bebe mucho de estos elementos, el juego trata de ir por otro camino, pero no podemos evitar ver los parecidos durante toda la aventura.

Apartado visual fotorrealista y buen sonido

En el apartado estético, Little Hope presenta mejoras con respecto al primero. Los personajes lucen mejor y más detallados rozando el fotorrealismo. El detalle en los personajes se ve muy bien, tanto en el juego como en el menú donde se ve su rostro con todos los detalles de su personalidad y de relaciones. Sin embargo, en algunas cinemáticas se sigue notando poca fluidez en sus animaciones, no llega al nivel de Man of Medan, cuyas expresiones a veces eran un tanto torpes pero aún se podrían pulir un poquito más.

Little Hope

En cuanto al sonido, Little Hope,  llega también totalmente doblado al castellano. Encontramos un gran trabajo en este apartado, ofreciendo unas actuaciones de voz a la altura y que están a la par que su doblaje en inglés. Los efectos de sonido y la banda sonora están muy bien implementados, ofreciendo una obra que sabe seleccionar cada sonido adecuado a cada situación y que sabe cuando guardar silencio para generarnos más tensión.

Little Hope es una segunda entrega que supera a la primera con creces. El plantel de personajes es más variado e interesante y la atmósfera y el sonido consiguen sumergirnos en este universo con maestría. La historia es intensa, interesante y aunque breve por su corta duración, bastante disfrutable. Se nota que Supermassive Games está cogiendo ritmo en esta saga y que va mejorando poco a poco, ofreciendo aventuras similares en cuanto a jugabilidad, pero totalmente diferentes en cuanto a trama y personajes.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.