Insurgency Sandstorm Review

Vive el combate más realista y táctico en Insurgency: Sandstorm

Se está acabando el año, y eso significa que todas las distribuidoras están haciendo lo imposible para lograr que sus juegos destaquen entre una oleada constante de grandes producciones que no paran de salir para todas las plataformas. En medio de toda esta vorágine, New World Interactive ha lanzado Insurgency: Sandstorm para Xbox One y PlayStation 4 – retrocompatible con Xbox Series S|X y PlayStation 5 – un shooter de corte realista y extremadamente táctico que se aleja de otras propuestas recientes dentro del género de los shooters en primera persona.

Insurgency: Sandstorm: conflicto entre jugadores

Insurgency: Sandstorm nos traslada, una vez más, a Oriente Medio. Este escenario sirve de base para dar algo de contexto a los múltiples enfrentamientos contra otros jugadores que nos propone el título de New World Interactive y, es que, lo primero que hay que tener en cuenta es que el título solo cuenta con contenido multijugador online.

En Insurgency: Sandstorm no hay espacio para las campañas y las misiones para un jugador ya que todas las mecánicas de juego y estrategias están pensadas para llevarse a cabo junto a un grupo de amigos con los que podamos coordinarnos. De hecho, es muy recomendable contar con unos buenos cascos con micrófono que nos permitan hablar, plantear estrategias e informar constantemente a nuestros compañeros si queremos tener una mínima oportunidad de salir con vida de cada partida.

Combate real

Al igual que ocurre – en menor medida – en otros títulos como Rainbow Six: Siege, el juego nos invita a jugar de manera muy pausada, a analizar cada rincón del escenario, a evaluar al resto de jugadores y tener un esquema general de la situación en nuestra cabeza para saber cómo y cuándo movernos en cada momento.

Insurgency: Sandstorm no da respiro en ningún momento. El juego está pensado para que seamos eliminados en cuanto recibamos uno o dos disparos y, por supuesto, no veremos ningún indicador que nos ayude a descubrir desde dónde está llegando el fuego enemigo. Si somos nosotros los que abrimos fuego tampoco veremos ningún aviso que nos indique si hemos dañado o abatido a un rival. Solo tenemos nuestra propia vista para guiarnos.

Otro de los elementos que ayudan a mejorar la inmersión durante las partidas es que el HUD es prácticamente nulo. Aquí no tendremos radares, barras de vida ni ningún otro elemento similar que pueda distraernos, ayudarnos o guiarnos de forma alguna.

Insurgency Sandstorm análisis | Fantasymundo

Control sobre las armas

Insurgency: Sandstorm cuenta con una veintena de armas muy distintas que tendremos que ir dominando poco a poco. Cada una de ellas tiene una cadencia, potencia o distancia distintas, por lo que tendremos que habituarnos a cada una de ellas si queremos resultar de utilidad en un combate abierto. De hecho, incluso tendremos que aprender a medir y controlar el número de balas que nos quedan en el cargador porque, si recargamos con el cargador a medias, las balas restantes caerán al suelo y las perderemos para siempre.

Como podíais esperar, el juego no cuenta con mirillas automáticas en el centro de la pantalla. Disparar desde la cadera supone lanzar tiros al aire sin ningún sentido y, para apuntar con precisión tendremos que usar la mirilla real del propio arma.

Aprender a controlar las armas no solo nos permitirá abatir enemigos en los tiroteos, si no crear distracciones que nos permitan avanzar en grupo o atraer la atención hacia puntos determinados del escenario. Por ejemplo, las granadas de humo juegan un papel clave en las partidas en las que hay que entrar en un edificio defendido por el otro equipo. Si no utilizamos accesorios como pantallas de humo o granadas flash, distraer al otro equipo será prácticamente imposible, por lo que tendremos que saber cuándo lanzar una granada para entrar y ponernos a cubierto.

Modos de juego escasos pero profundos

Partiendo de la base de que, como ya hemos comentado, nos encontramos ante un juego centrado únicamente en el modo multijugador competitivo y cooperativo por equipos, lo cierto es que el juego no parece falto de contenido en ningún momento.

El modo cooperativo no deja de ser un pequeño aperitivo en el que un grupo de jugadores tendremos que colaborar para superar varias oleadas controladas por la Inteligencia Artificial. Sin ser ninguna maravilla, lo cierto es que es un modo divertido con el que pasar unas cuantas horas.

Sin embargo, el verdadero plato fuerte es el competitivo. Aquí podremos participar en una serie de partidas 5vs5 con diferentes variaciones como el clásico Dominación, Plantar la Bomba y otras similares. Este es, sin duda, el lugar dónde pasaremos la mayor parte del tiempo gracias al más que correcto sistema de matchmaking que siempre nos emparejará con otros jugadores de un rango similar al nuestro, facilitando que las partidas sean más equilibradas.

Sin sorpresas en lo técnico

A nivel gráfico nos encontramos ante un título que cumple sin alardes. Cuando empezamos a jugar y vimos la cantidad de cariño detrás de las mecánicas del juego, esperábamos que hubiese el mismo trabajo a nivel gráfico y, sencillamente, no es así.

Aunque el diseño de los escenario está tremendamente bien, las texturas de paredes, objetos y otros elementos de los mismos podrían pasar por los de un juego de hace varios años y la falta de interacción con los mismos nos ha sorprendido para mal. En un juego de tan técnico como este, sería todo un acierto poder destruir partes de los escenarios o interactuar de otras formas con ellos para crear nuevas estrategias mientras jugamos en equipo.

Por suerte, a nivel sonoro nos encontramos con uno de los mejores trabajos de recreación de las armas y disparos que hemos visto en mucho tiempo. Cada arma suena como realmente debe de sonar, haciendo que la sensación de disparar al enemigo sea mucho más realista. Además, la banda sonora que escucharemos en momentos muy puntuales del juego encaja a la perfección con la temática del título.

Insurgency Sandstorm | Fantasymundo

Conclusiones del análisis de Insurgency: Sandstorm

Sin ser ninguna obra maestra, Insurgency: Sandstorm nos ha sorprendido gratamente. Los jugadores que busquen un shooter táctico en el que prime la estrategia y la paciencia por encima del frenetismo y la acción directa, encontrarán aquí un juego con mucho que ofrecer. Su curva de dificultad es endiablada y, por supuesto, no es un juego para todo el mundo, pero si tenemos paciencia suficiente y un buen grupo de amigos con el que jugar, es una compra más que recomendada.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.