Siruela acaba de publicar dos interesantes muestras de literatura contemporánea norteamericana: “Huesos en el valle” de Tom Bouman y “El vigilante nocturno” de Louise Erdrich. Una historia de country noir y un relato sobre nativos americanos en tiempos de cambio.

“Huesos en el valle” de Tom Bouman.

Como veterano de la guerra de Somalia y viudo reciente, el oficial Henry Farrell esperaba que al trasladarse al pequeño pueblo de Wild Thyme, en el estado de Pensilvania, podría pasar las mañanas cazando y pescando, y las tardes tocando al violín irlandés música de otros tiempos. En cambio, ha sido testigo de una doble invasión —la de las empresas de fracturación hidráulica y la de los traficantes de droga— que ha traído a la zona tanto dinero como graves problemas. Además, cuando un excéntrico anciano descubre en sus tierras un cuerpo mutilado, la investigación obligará a Farrell a adentrarse en los desolados parajes nevados de los Apalaches, donde, desde hace generaciones, los secretos y las disputas también forman parte de la herencia familiar…

En palabras de Kiko Amat, el country noir es «una literatura dura y firme y proletaria, donde el lugar lo es todo, van mal dadas para todo el mundo y las cosas se llevan a su lógica consecuencia (generalmente calamitosa). Hay una sensación de predestinación terrible en las historias. Un ambiente volátil, como cuando está a punto de estallar una pelea». Y exactamente eso es lo que nos ofrece esta novela, una inmersión a pulmón libre en la cara más oscura y salvaje de la América contemporánea.

Hace apenas unos meses que Siruela publicó otro buen ejemplo de country noir con la intensa “Como leones” de Brian Panowich. Ahora llega el turno de “Huesos en el valle” de Tom Bouman, la primera novela de la serie protagonizada por el oficial Henry Farrell (que ya cuenta con dos entregas más), ganó el Edgar Prize a la mejor primera novela y el Los Angeles Times Book Prize en la categoría de thriller en 2015.

“Huesos en el valle” ya se encuentra disponible en librerías, dentro de la colección Nuevos Tiempos del sello policiaco de Siruela. 320 páginas traducidas por Esther Cruz Santaella, en papel (26€) y en eBook (10,99€). Podéis leer un fragmento desde el siguiente enlace.

“Huesos en el valle” de Tom Bouman y “El viajero nocturno” de Louise Erdrich amplían la representación de la literatura norteamericana en el catálogo de Siruela.

“El viajero nocturno” de Louise Erdrich.

1953, Dakota del Norte. Thomas Wazhashk es el vigilante nocturno de la primera fábrica inaugurada cerca de la reserva india de Turtle Mountain. También es un prominente miembro del Consejo Chippewa, desconcertado por un nuevo proyecto de ley que pronto se presentará ante el Congreso. El Gobierno de los Estados Unidos califica la medida como «una emancipación», pero más bien parece restringir aún más la libertad y los derechos de los nativos americanos sobre su tierra, sobre la base de su identidad. Thomas, indignado por esa nueva traición a su pueblo y aunque tenga que enfrentarse a todo Washing­ton D. C., hará lo imposible por combatirla.

Por otro lado, y a diferencia de la mayoría de las chicas de la comunidad, Pixie Paranteau no piensa cargar de ninguna manera con un marido y montones de hijos. Bastante tiene ya con su trabajo en la fábrica, ganando apenas lo suficiente para mantener a su madre y a su hermano, por no hablar de su padre, quien solo aparece cuando necesita dinero para seguir bebiendo. Además, Pixie necesita ahorrar cada centavo para llegar a Minnesota y encontrar a Vera, su hermana perdida.

Basada en la extraordinaria vida de su abuelo, Louise Erdrich nos entrega en El vigilante nocturno una de sus mejores novelas, una historia de generaciones pasadas y futuras, de preservación y progreso, en la que colisionan los peores y los mejores impulsos de la naturaleza humana, iluminando así las vidas y sueños de todos sus personajes.

Louise Erdrich (Little Falls, Minnesota, 1954) refleja en su obra la mezcla cultural de su linaje. Desciende de emigrantes franceses y alemanes y de nativos americanos de la tribu ojibwe, y esa influencia se ve plasmada en novelas como “La casa redonda” (Siruela, 2013), gandora del National Book Award en 2012. Actualmente vive en Minneapolis, Minnesota, donde es propietaria de la librería independiente Birchbark Books.

“El vigilante nocturno” ya se encuentra disponible en librerías con la traducción de Susana de la Higuera Glynne-Jones. 412 páginas en papel (26€) o eBook (10,99€). Podéis ller un fragmento desde el siguiente enlace.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.