Hotel Transilvania 3

Corre el año 1897, el conde Drácula disfruta haciendo viajes de interrail a través de Rumanía junto con sus amigos de juventud: el hombre Lobo, la momia, Frankenstein y el hombre invisible. Pero ser un monstruo en esta época no está bien visto así que Van Helsing, un humano cazador de monstruos, seguirá la tradición de su familia e intentará dar caza a nuestro chupasangre favorito durante años sin conseguirlo, y finalmente perdiéndose en las aguas del Mar Negro.

Tras idas y venidas el Conde Drácula acabará por instalarse en su famoso castillo y formar una familia. Tras las aventuras ya conocidas de las dos primeras partes de la saga cinematográfica, en esta tercera entrega la familia se verá ampliada por la mascota de Dennisovich, un carlino de tres metros de alzada al que pondrán el nombre de Pipis.

En “Hotel Transilvania 3”, a pesar de parecer una gran familia feliz, Drac estará constantemente triste, ya que la ausencia de su amada Martha empieza a hacer mella en él y no dudará de utilizar las aplicaciones de móvil para buscar citas rápidas en las que pueda encontrar a un nuevo amor, sin demasiado éxito. Mavis, por su parte, al ver a su padre tan afligido, lo achacará a la carga de trabajo extra que tienen dada la popularidad del hotel entre los monstruos. Es el epicentro de todas las celebraciones, las bodas están a la orden del día y el hotel es un gran lugar para celebrar.

Así que Mavis, sin consulta previa, decidirá embarcar a toda la familia en un apasionante crucero a través del Triángulo de las Bermudas. Allí les esperarán apasionantes excursiones a través de los fondos submarinos, juegos en cubierta, grandes buffets y un montón de monstruos pez a su disposición para ayudarles en todo lo que necesiten en estas relajadas vacaciones. Este barco de placer estará capitaneado por Ericka, una joven humana que no tardará en tener su propio zing con Drácula.

Aunque no todo será un viaje de fantasía y felicidad, ya que la sombra de Van Helsing decidirá volver cuando la vida del Conde parece estar reconduciéndose.

Como en las anteriores entregas de la saga nos encontramos con una cinta que cumple todo aquello que promete: risas, momentos emocionantes, familiares y con emoción dramática en ciertos momentos. Para no variar mucho los momentos de risa estarán muy disputados entre Wayne y Wanda y su jauría de niños lobos, y la última adquisición, el carlino antes mencionado. Las mascotas no podrán entrar en un barco lleno de monstruos, de ahí que se vean obligados a darle un nombre… una de esas cosas “lógicas” de las películas infantiles.

A pesar que nos encontramos con una película más bien previsible en su línea temporal, disfrutaremos con ella, sea cual sea nuestra edad. Nos recordará antiguas películas de miedo para los más veteranos, así como grandes éxitos musicales para el duelo final que tendrá que librar Drácula para deshacerse de la pesada sombra de Van Helsing.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.