Enola Holmes 2

La buena acogida del estreno en streaming de “Enola Holmes” de hace dos años en Netflix propició que la plataforma se apresurara a anunciar una secuela, que prometía nuevas aventuras en el intento por parte de la hermana menor de Sherlock Holmes por salir de la alargada sombra de su célebre hermano detective. Tras el visionado de “Enola Holmes 2”, podemos asegurar que la secuela nos ofrece más de lo mismo, solo que de forma menos consistente, con un misterio bastante deslucido y un Sherlock de nuevo metido con calzador en la trama.

Pese a los puntos negativos, que sitúan a esta secuela por debajo de la primera película que adaptó las aventuras de la detective victoriana adolescente creada por Nancy Springer, estamos ante una película que sabe entretener, divertir y transmitir mensajes positivos sobre la lucha de clases y feminista. Sus personajes, dibujados de forma bastante esquemática como corresponde a una aventurilla ligera, no logran ayudar construir una historia demasiado creíble, aunque lo intentan, ya que se ven entorpecidos constantemente con una trama muy simple y arquetípica, que no les permite desarrollar su potencial.

«Enola Holmes 2», a pesar de sus defectos, tiene cosas positivas más allá del divertimento que provoca una aventura frenética

“Enola Holmes 2” intenta llenar el vacío que sentimos tras el estreno de su predecesora, que invirtió mucho metraje en la presentación de personajes y situación, y menos en la aventura en sí. En esta ocasión, con el trabajo inicial hecho, esta secuela intenta ser más ambiciosa, pero se queda atascada en un conjunto de ideas que no logra desarrollar, en un misterio cuya resolución se ve venir de lejos, y en poses demasiado rígidas de sus personajes, incapaces de dibujar cualquier escala de grises. Salvo uno, Moriarty, que en mi opinión es el carácter mejor mostrado de esta cinta (no sé si es mucho decir tampoco), y que promete sin duda más aventuras cinematográficas en el mismo universo ficticio.

Enola Holmes 2

La cinta, sin embargo, a pesar de sus defectos, tiene cosas positivas más allá del divertimento que provoca una aventura frenética. Como decíamos, el mensaje feminista y de lucha de clases es omnipresente, al igual que en la anterior película. Hay dos claves que vehiculan esta nueva aventura de Enola Holmes: las leyes de reforma que se aprobaron entre 1883 y 1885 en Reino Unido, y que pretendían limitar los abusos de los más poderosos (que ya se insinuaron en la primera entrega); y la Huelga de las Cerilleras de 1888, de la que no daré detalles aquí porque resulta ser un elemento clave en la trama.

Enola, una heroína de acción

Ambos puntos de apoyo del guion logran salvar a “Enola Holmes 2” de la más profunda intranscendencia, y añaden algo de chicha al misterio central que debería interesarnos mucho más, pero que se queda en un enigma simplón y previsible, por mucho que, en la película, Sherlock parezca desbordado por su complejidad.

Millie Bobby Brown vuelve a dar vida a Enola, en un papel algo menos exigido que en la primera entrega, y en el que, de nuevo, rompe la cuarta pared constantemente. No sería problema si el misterio tuviera la mitad de la entidad que debería, de hecho esta ruptura constante fue un punto a su favor en la primera película, pero aquí, sin apenas pausas para coger aliento, resulta tan forzada como la presencia de Sherlock. Millie se ve obligada aquí a ejercer más como heroína de acción y apenas muestra los temores y contradicciones del personaje, lo que desluce bastante el resultado final, aunque juegue a favor del ritmo frenético.

Un Sherlock desganado

Henry Cavill se pasea desganado por el metraje, quizás consciente de su extraña presencia en este guion, con su personaje dividido entre un sentimiento de protección hacia Enola y el fastidio que le produce encontrarse a su hermana pequeña en medio de sus pesquisas. Los guionistas podrían haber prescindido de su personaje y la historia quizá habría ganado enteros… el personaje de Enola seguramente hubiera tenido bastante más espacio para crecer como detective, y pegarse sin red contra los obstáculos del camino. De hecho, parecía que la primera entrega encaminaba a Enola hacia allí.

El inmenso David Thewlis logra aquí convertir a un villano arquetípico en un personaje mínimamente interesante, lo cual no es baladí teniendo en cuenta la profundidad media de los personajes de “Enola Holmes 2”. Verle en pantalla es siempre un placer y un descanso para los ojos, que derivan su atención indefectiblemente hacia el intérprete británico y se alejan de cualquier fuego de artificio que pueda tener a su alrededor.

Una vez más, se hace necesario mencionar a Helena Bonham Carter, que, si bien dibuja a un personaje tan innecesario como Sherlock, con apariciones a cual más innecesaria y sorpresiva, logra añadir alivio cómico a una película que intenta tomarse en serio a sí misma sin conseguirlo, con una actuación que logra divertir y con la que seguro que la actriz se lo ha pasado de lo lindo.

¿»Enola Holmes 3″?

En fin, si obviamos las expectativas generadas, “Enola Holmes 2” resulta ser una cinta que cumple perfectamente su labor de entretener y al mismo tiempo de asomarnos ligeramente a una realidad pretérita que deberíamos evitar que vuelva a producirse. Quizá podamos criticar que no se haya logrado alcanzar el potencial que se adivinaba en un principio con este personaje, pero sin duda los espectadores que se acerquen a esta película pasarán un buen rato, aunque se hace un poco largo hacia el final, cuando el misterio decae más.

Netflix aún no ha confirmado “Enola Holmes 3”, pero sin duda deja la puerta abierta de par en par con el final de esta segunda entrega. Quizá sea demasiado pronto para asegurar nada, pero me atrevería a decir que los espectadores que se divirtieron con la primera, se acercarán con gusto a ésta, y las cifras de visionado justificarán una decisión positiva del gigante del streaming.

Y vosotros, ¿veríais una tercera parte?

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.