Iria y Selene, también conocidas como Seliria, son dos de las voces más importantes de la literatura juvenil nacional. Su base de fans es capaz más amplia y pronto podremos ver una de sus historias, “Antihéroes”, en la televisión. Estas dos jóvenes autoras se conocieron por internet, donde empezaron a escribir, primero por separado y luego juntas. Allí publicaron “Pétalos de papel”, en un blog de forma gratuita. Más tarde consiguieron publicar de forma tradicional y desde entonces no han parado. Este año terminaran la saga de Marabilia, publicada por Nocturna y formada por: “Sueños de piedra”, “Títeres de la magia”, “Ladrones de libertad” y “Jaulas de seda”. Con esta misma editorial han publicado “Antihéroes” y, su última novela, “El orgullo del dragón”. También han publicado la trilogía fantástica “Secretos de la luna llena” con La Galera.

Si las seguís en redes, es probable que os suene #ProyectoGineyka, el nombre en clave de la historia que ha visto la luz el pasado mes de marzo con el título “El orgullo del dragón”. En este libro nos trasladamos a un mundo steampunk con dos sociedades muy distintas. Viria, patriarcal y religiosa, y Gineyka, matriarcal y más centrada en la naturaleza. Los personajes se reparten entre las dos, con algo en común a pesar de que muchos no se conocen entre ellos, y es que por un motivo u otro, no terminan de encajar en el mundo en que les ha tocado vivir.

Se trata de una historia llena de injusticias, pero que a la vez deja hueco para la esperanza. No diré más para no estropear las sorpresas que tiene la historia. También os recomendaría que intentaseis no leer nada en las redes sobre el libro, creo que se disfruta más cuando vas sin expectativas y sin saber qué esperar.

El punto fuerte de estas autoras siempre han sido los personajes. Sus novelas suelen ser corales y buscan darle voz a los que normalmente no la tienen. “El orgullo del dragón” no es la excepción, y precisamente por eso no voy a hablar de ellos. Si ya habéis leído antes a Iria y a Selene, ya sabéis de sobre lo redondos y complejos que suelen ser los personajes que crean.

En cambio, el worldbuilding es impresionante. Desde el principio ha sido la parte más floja de sus historias, pero aquí no lo es. Las dos sociedades que aparecen están muy bien construidas, no solo en la mente de sus autoras, sino que para los lectores queda muy claro como son. Cada detalle aporta algo más que profundidad, también muestra, por la comparación que puede hacer el lector mientras lee, lo muy distintas que son. Y como, a pesar de esas diferencias, están llenas de defectos y, a veces, caen en los mismos errores. Creo que es un mundo muy amplio que puede dar mucho de sí.

A mí personalmente, una de las cosas que más me han gustado del libro es el cambio de estilo que le han dado a su escritura Iria y Selene. Me parece menos repetitivo, más maduro y más directo, una muestra de lo mucho que han crecido como escritoras en los últimos años.

Espero con ganas la segunda parte. Seguir descubriendo este mundo, del que parece que veremos nuevos lugares, y continuar las aventuras de los protagonistas. En resumen, es un libro que no defraudará a los fans de Seliria. También les gustará a aquellos que disfruten de la ambientación steampunk, o de historias que intentan cambiar el mundo.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.