Hace algunos meses analizábamos Ancestors: The Humankind Odyssey, un videojuego que durante cuatro años estuvo en desarrollo bajo los mandos del creador de Assassin’s Creed. Una propuesta que obviaba los tutoriales y centrándose principalmente en la experiencia, en ser creativo y al mismo tiempo innovar en muchos de sus aspectos. Hoy nos toca volver a sumergirnos para hablar de su versión de consolas y realizar un breve repaso de este videojuego de la mano de Panache Digital Games y Private Divisions. ¿Qué mejoras habrá integrado?, ¿justifican su compra para los sistemas de nueva generación?

Para comenzar, debemos mencionar que en Ancestors: The Humankind Odyssey todo son incógnitas. Es un título en el que cogeremos el mando y sin tutoriales por en medio ya estaremos en la acción, realizando misiones y aprendiendo los controles poco a poco a nuestro paso. Esta esencia es más que interesante dado el marco histórico en el que se centra, concretamente en el África de hace 10 millones de años donde la humanidad continuaba dando sus primeros coletazos e iban probándose y experimentando con útiles que son completamente normales hoy en nuestras vidas. Nuestros protagonistas son una tribu de monos cuyo principal objetivo es su supervivencia y extender sus descubrimientos y sabiduría a futuras generaciones, dando paso a la evolución.

Nuestro protagonista, uno de estos monos que forman parte de la tribu, no conoce absolutamente nada de la supervivencia y tendrá que ir descubriéndola junto a nosotros. Descubrir donde se encuentran los principales alimentos, dormir en zonas seguras y defenderse de aquellos animales para los que es presa sencilla son algunos de los principales alicientes de estos primeros pasos. Los depredadores no son los únicos problemas, plantas venenosas que generen heridas de las cuales habrá que descubrir su cura o inclemencias de la naturaleza son otros datos interesantes. Tu experiencia y supervivencia, será la de los demás, ayudando a mantener a toda la tribu con vida para garantizar futuras generaciones.

Lo que sobre el papel suena bastante bien en esta versión de consolas hemos detectado algunos problemas en la implementación de sus controles al DualShock de PlayStation 4 y al mando de Xbox One. Excesivamente realistas es una expresión que encaja de forma perfecta en lo que encontramos, restando parte de diversión al juego. El descubrimiento de los controles es algo que puede resultar interesante, pero acertar con todas las acciones en momentos concretos será un tema completamente de intuición, llevando a perder mucho tiempo y quedarse atrancado en misiones que podrían ser resueltas gracias a un tutorial consistente. La realización de algunas acciones lleva a alargarse en exceso, llevando varios segundos en crear o coger algo cuando podría hacerse con un único botón. Otro de los problemas lo notamos en objetos en los que centrar nuestra atención, no todos se resaltan correctamente y harán que demos vueltas una y otra vez en busca de ellos.

El paso del tiempo es otro de los elementos que juega a nuestro favor y en contra. El paso de los días ha sido acelerado, obviamente, ayudando a que las hembras de la tribu puedan engendrar a crías que consagren la especie. Por otro lado, la investigación de plantas y objetos en localizaciones concretas es otro punto de interés, pero igualmente termina alargándose mucho pudiendo penalizar en la partida del jugador.

Un aspecto interesante para aquellos indecisos entre la versión de PC y de consolas es en sus aspectos técnicos. Ancestors: The Humankind Odyssey llega con unos gráficos que si bien han querido adaptarse a estos sistemas no logran alcanzar grandes cotas o copar el auténtico rendimiento que podrían dar de sí. Los modelados y animaciones de los monos son algo irrealistas, sobretodo en algunos de sus movimientos que restan algo de credibilidad a la experiencia. En algunos momentos podemos observar un efecto de neblina que cubre algunos elementos, pero generalmente sus texturas se muestran de forma notable y sin fallos gráficos de gravedad. Los efectos de luces y sombras son más que correctos, siendo algunos de los momentos nocturnos unas de las fases más interesantes. Los fluidos como el agua también han sido recreados bien, cumpliendo en realismo. La parte sonora no es excesivamente destacable, contando con los sonidos de la naturaleza y de animales e insectos que acompañan eficientemente. Músicas a ritmos tribales continúan dando una gran experiencia auditiva.

Ancestors: The Humankind Odyssey ya se encuentra disponible en consolas, al igual que en PC y cuyas impresiones podéis leer a través de este enlace, y nos propone una buena experiencia. En lo jugable encontramos lo mismo, pero con la traba de que en cuestión de controles no se ha terminado de acertar en su adaptación, produciendo una ausencia de tutoriales que no terminan de explicar mecánicas necesarias para progresar en la partida. Por contra, incorpora unos aspectos técnicos notablemente adaptados y que nos introducen de lleno en la vida de la selva. Si no pudiste disfrutarlo en PC, Ancestors: The Humankind Odyssey es una experiencia más que correcta en consolas.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.