Un año después de su anuncio en un Nintendo Direct, el segundo contenido adicional de Mario Kart 8 ya está disponible para todos los poseedores de una Wii U y, al contrario de lo visto con el contenido adicional de pago para Super Smash Bros, Nintendo ha demostrado que todavía puede hacer contenido extra de calidad.

Este segundo pack de contenido para el juego de carreras de la compañía de Kioto añade dos nuevas copas, es decir, ocho nuevos circuitos de los cuales cuatro son totalmente nuevos y otros cuatro remasterizaciones de circuitos vistos en anteriores entregas de la saga. Además, se añaden tres nuevos corredores: Canela, el Aldeano de Animal Crossing y Bowsito. Por último, este DLC añade nuevos vehículos, piezas y, en caso de contar con el primer DLC del juego, ocho skins nuevas para Yoshi y otras ocho para Shy Guy.

Pero vayamos a lo importante: ¿los circuitos son lo suficientemente largos, variados y divertidos como para tener que pagar 8€ por ellos merezca la pena? En opinión de este redactor, la respuesta es un rotundo sí.

La primera Copa a la que podremos acceder será la Copa Crossing. Este torneo incluye una revisión del Circuito Bebé que ya vimos en Mario Kart: Double Dash y que nos propone correr siete vueltas en un circuito circular muy pequeño, que parece sacado de una carrera de Nascar, en el que los adelantamientos y los ataques entre corredores son una constante.

Debido a que solo hay un camino, y podemos recoger objetos cada pocos pasos, este circuito llega a convertirse en un verdadero campo de batalla en el que incluso los jugadores más rezagados juegan un papel muy importante ya que, cuando los corredores que vayan en cabeza los doblen (algo muy habitual en este circuito), los rezagados podrán lanzarles objetos y provocar cambios importantes en la parte alta de la clasificación.

El principal cambio respecto al circuito que vimos en Nintendo Game Cube es que ahora todo el suelo activa la antigravedad de los vehículos, por lo que será muy fácil obtener turbos extra chocándose con otros jugadores.

El segundo circuito en el que correremos será Tierra de Queso, un circuito que ya vimos en Game Boy Advance pero del que, en su regreso a Mario Kart 8, solo reconoceremos su banda sonora. Puesto que el circuito ha tenido que adaptarse desde una consola portátil de Nintendo que tiene casi 12 años, los cambios visuales del circuito son radicales, dando como resultado un circuito con curvas muy cerradas y constantes en las que no será difícil salirse y unas zonas con rectas llenas de obstáculos que harán que no podamos perder la concentración ni un solo segundo.

Puesto que correremos en un circuito de queso, la carretera estará llena de pequeños baches y agujeros que podremos aprovechar para obtener pequeños turbos pero, eso sí, en caso de que los utilicemos tendremos que dominar el coche a la perfección, porque suelen estar colocados justo antes de las curvas y coger los turbos en esas zonas puede tener un resultado catastrófico.

El tercer circuito es, quizás, el más sencillo de los cuatro de esta copa. Bosque Mágico nos hará correr en un circuito amplio, con pocas curvas cerradas y grandes rectas en las que la velocidad punta del kart es lo que decidirá quién terminará la carrera en primera posición. Eso sí, se han incluido un par de zonas grandes que tendremos que sobrevolar y en las que si alguien consigue darnos con un objeto perderemos unos segundos valiosísimos.

Este torneo se cierra con una carrera en el circuito de Animal Crossing en el que, como ya ocurrió con el Circuito Hyrule, se han adaptado los sonidos, los elementos del HUD de la pantalla y el escenario en general para conseguir la ambientación propia de la famosa saga de Nintendo.
La principal novedad del circuito radica en que cada vez que juguemos lo haremos en una estación del año diferente y, obviamente, no será igual jugar en otoño, primavera, verano e invierno, puesto que el suelo podrá estar nevado en invierno o lleno de hojas en otoño y eso afectará a la conducción de nuestro kart/moto/quad.

El circuito está lleno de curvas y caminos alternativos, una zona con agua que en invierno estará congelada y nos hará derrapar y otras muchas zonas que se irán abriendo o cerrando dependiendo de la época del año. Además, algunas zonas del escenario cuentan con objetos enganchados a globos que se mueven y que nos obligarán a calcular hacia donde debemos movernos para quedarnos con uno. Como detalle extra, aquí las monedas las guardaremos en la típica bolsa de dinero que se usa en la saga Animal Crossing, algo similar a lo que pasaba en el circuito de Hyrule donde, en lugar de monedas, recogíamos Rupias.

La segunda Copa, la Copa Campana comienza con Ciudad Koopa, un circuito de Nintendo 3DS que ha permanecido intacto salvo por la mejora gráfica, que es abrumadora, sobre todo a nivel de estabilidad y fluidez, algo que juega muy a favor de esta revisión para Mario Kart 8. Sin embargo, Nintendo ha decidido simplificar el trazado eliminando los charcos que hacían resbalar a los karts en la versión original y ha ampliado el trazado de las curvas, por lo que ahora es más difícil caerse en las zonas complicadas del circuito.

Ruta del Lazo, el segundo circuito de esta Copa, nos traslada a una habitación llena de juguetes en la que correremos sobre un suelo que se mueve constantemente, sin zonas protectoras a los lados del circuito que ayudan a que cualquier error termine con nuestro kart fuera del circuito. Esta carrera incluye zonas de vuelo, saltos y todo tipo de obstáculos como juguetes de cuerda que se mueven por el recorrido para complicarnos más las cosas en un circuito que ya de por sí no es fácil de completar sin salirse de él.

Tilín Tolón recoge elementos de otros circuitos y los combina para dar forma a uno de los circuitos más frenéticos a los que hemos jugado nunca en las velocidades más altas.

El circuito representa una estación de trenes en la que podremos optar por conducir por hasta tres rutas diferentes que irán cruzándose en ciertos puntos del circuito. Cada una de estas rutas es más o menos difícil de superar, eso sí, quien opte por conducir por las rutas fáciles debe saber que tendrá que conducir muchos más metros que quien decida conducir por la ruta principal, donde la dificultad es mucho mayor. Esta dificultad está asociada al hecho de que en la ruta principal tendremos que esquivar trenes y tendremos que ajustar el uso del derrape en varias curvas especialmente cerradas.

Por último, Big Blue vuelve a llevarnos al mundo de F-Zero con uno de los circuitos más frenéticos de todo el juego. Aunque seguimos sin alcanzar la velocidad de las carreras de la saga del Capitán Falcon (por favor Nintendo, anuncia un F-Zero ya), lo cierto es que este circuito compuesto por una sola vuelta llega a transmitir esa sensación de velocidad extrema que no ha conseguido transmitir ningún otro circuito de todos los vistos en Mario Kart 8.

En general, el circuito no es demasiado complicado puesto que aquí lo importante será hacer un buen uso de los objetos para robarle segundos a los rivales, ya que no hay demasiados objetos ni demasiadas curvas peligrosas donde los corredores puedan salirse.

Estos ocho circuitos ofrecen algo diferente a lo que se vio en los circuitos originales de Mario Kart 8 y lo cierto es que la mayoría de estas nuevas incorporaciones son casi más divertidos que los antiguos. Por suerte, el DLC no se limita a incluir estos circuitos y, como ya comentamos al principio de este análisis, se ha incluido a Canela, el Aldeano y a Bowsito como personajes jugables. Los dos primeros son personajes pequeños y rápidos, mientras que Bowsito es una versión algo menos pesada de Bowser, lo que da una opción nueva a todos aquellos jugadores que quieren conducir con un personaje pesado, pero que veían en Bowser o Metal Mario opciones demasiado pesadas y con poca aceleración.

También se han incluido nuevos vehículos como la Cicloneta, Trimoto calavera, Bólido P y el Insecturbo. Este último vehículo gustará a los usuarios que continuaban usando el kart clásico pese a todas las piezas disponibles, puesto que tiene unas características similares y es relativamente sencillo acostumbrarse a su manejo.

Por otro lado, junto al lanzamiento de este segundo DLC Nintendo publicó una actualización gratuita para todos los usuarios que ha desbloqueado el modo 200 cc. Pese a que en un primer momento esto pueda parecer un modo de dificultad más que puede dominarse sin problemas, lo cierto es que ha cambiado la forma de jugar a Mario Kart.

Ahora no servirá derrapar en todas las curvas a toda velocidad porque con esta nueva cilindrada nos saldremos del circuito constantemente si no empezamos a usar el freno antes de las curvas cerradas o si no empezamos a derrapar mucho antes de lo que lo hacíamos hasta ahora. Además, ahora habrá atajos que no podremos tomar debido a que la nueva velocidad nos hará salirnos de esos pequeños caminos, pero también habrá obstáculos o rampas que ahora podremos aprovechar para saltarnos parte del circuito si sabemos aprovechar la velocidad extra de este modo de juego.

Conclusión

Tras pasar varias horas corriendo en los nuevos circuitos queda claro que cuando Nintendo quiere, puede ofrecer contenido extra de calidad y a un precio asequible (8€ por 8 escenarios, 3 personajes y varios vehículos).
Todo aquel que busque una forma de retomar Mario Kart 8 podrá aprovechar la oferta de comprar los dos DLCs lanzados hasta ahora por 12€ y descubrirá que podrá pasar decenas de horas corriendo en estas nuevas pistas.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.