Cada vez queda menos para que la adaptación cinematográfica de ‘Máquinas mortales‘ llegue a la gran pantalla y aún queda menos para que las novelas de Philip Reeve, que componen esta saga, terminen de ser publicadas en España. La tercera parte ya ha llegado a las librerías y voy a hablaros aquí de ella.

Antes, si no habéis leído las anteriores novelas, os dejo aquí las reseñas libres de spoilers.

Inventos infernales‘ (publicada por Alfaguara) sigue la historia que terminó en ‘El oro del depredador’, pero dieciséis años después. Tras lo acontecido en Anchorage hace años, esta se ha convertido en una ciudad tranquila y aislada donde no existe el crimen ni ningún entretenimiento de máxima importancia. Es este sitio donde Wren Natsworthy, la hija de Tom y Hester, ha nacido y se ha criado.

Su vida es aburrida y siempre ha soñado con vivir aventuras similares a las que tuvieron sus padres cuando tenían su edad. Un día en el que Wren descubre la existencia de “los niños perdidos” en Anchorage es cuando empieza su ansiado viaje en busca de aventuras, aunque quizás no era lo que ella esperaba…

Inventos infernales’ sigue los mismos pasos que sus antecesoras. Esta tercera parte sigue teniendo como protagonistas a Tom y a Hester, aunque más mayores. Es verdad que son más maduros físicamente, aunque mentalmente parezca que en ocasiones siguen en plena adolescencia como en las anteriores novelas. Esto, sobre todo, es evidente en el personaje de Hester, que sigue siendo la misma chica violenta y obsesionada con Tom. Esta obsesión le lleva en ocasiones a despreciar a su hija y a hacer que esta sienta que la su propia madre la odia. Todo esto convertirá a Hester en un personaje cruel, tanto por dentro como por fuera. Hester solo pensará en su bien y estará muy lejos de ser la heroína que podría haber sido en la primera novela. El escaso desarrollo de la personalidad de estos protagonistas “maduros” es el punto flaco de la saga.

Wren es la nueva protagonista en esta historia y la nueva perspectiva que necesitaba esta saga. Ella solo ha conocido un sitio y nunca ha visto una ciudad depredadora, ni conocido a nadie más que a los habitantes de Anchorage, por lo que irá descubriendo un nuevo mundo en su aventura. También tendremos otros puntos de vista pues una guerra se sigue librando en el resto del mundo y necesitaremos conocer como funcionan ambos bandos. Sobre todo el de la Tormenta Verde que trae de vuelta a un personaje que creíamos muerto.

Inventos infernales‘ es una novela llena de trepidante acción que nos prepara para el final de la saga que llegará con ‘Una llanura tenebrosa’ en mayo. Si os gustó las anteriores novelas, no os podéis perder esta nueva entrega.

Philip Reeve es un escritor británico que ha trabajado como librero, director, escritor y productor de teatro. También ha trabajado como ilustrador en más de cuarenta obras. Su primera obra literaria, ‘Máquinas mortales’, vio la luz en 2001.

La traducción ha sido realizada por Sara Cano.

Puedes empezar a leerla aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here