Máquinas mortales, de Philip Reeve: ciencia ficción y evolución en un mundo steampunk y distópicoHace unos meses llegó a los medios una noticia sobre el nuevo proyecto cinematográfico de Peter Jackson, el director de “El señor de los anillos” y “El Hobbit”. Esta nueva película también formará parte de una saga y el director vuelve a fijar su punto de mira en el mundo de la literatura. Ahora, la obra que el director estadounidense va a adaptar al cine es “Máquinas mortales”, la primera novela de la saga del mismo nombre escrita por Philip Reeve.

Aprovechando este anuncio y el filón que van a tener con el estreno, fijado para 2018, los libros de la saga el sello editorial juvenil de Alfaguara reedita este año los dos primeros libros de la tetralogía Ciudades depredadoras. “Máquinas mortales” es el primero de ellos y de él os voy a hablar ahora.

Máquinas mortales” nos sitúa en un mundo distópico donde las ciudades han evolucionado hasta convertirse en seres semiautónomos en continuo movimiento. Londres es una de las ciudades a tracción más importantes y es en este lugar donde se sitúa el comienzo de la historia. Tom es un aprendiz de historiador y vive la primera caza de ciudades que recuerda. Londres ha conseguido su primera presa en años y este hecho se ha convertido en todo un evento festivo. Además, Tom ha conseguido hablar con su héroe, el historiador jefe Valentine. Pero, ¿qué puede salir mal en un día como este?

Pues quizás si a toda esta festividad le sumas: una asesina, traiciones, planes secretos, nueva tecnología y algo de inocencia juvenil… Puede que termine con Tom fuera de la ciudad, perdido en la Región Exterior y con la simple compañía de una chica que no conoce y en la que no confía para nada.

La verdad es que empecé la novela sin tener muy clara la idea de lo que me podía encontrar en el libro y me sorprendió mucho su argumento. La historia es original y juega con la realidad y el mundo de la ciencia ficción, creando un futuro que parece lejano pero posible teniendo en cuenta las ambiciones y el egoísmo que mueven a las sociedades hoy en día.

Máquinas mortales” mezcla ciencia ficción, aventuras y algo de steampunk. Los protagonistas son jóvenes y algo inocentes, que se dejan llevar por sus impulsos, hasta que empiezan a ser verdaderamente consciente de la realidad de su mundo y comienzan a madurar a base de golpes.

Máquinas mortales, de Philip Reeve: ciencia ficción y evolución en un mundo steampunk y distópico

Lo que parecía una simple trama, termina siendo un intrincado hilado de planes y secretos que nos mantendrá en vilo hasta la última página y con ganas de coger el siguiente libro para seguir conociendo las aventuras, repletas de acción, de los protagonistas y continuar descubriendo los secretos de este mundo donde las ciudades tienen vida.

Máquinas mortales” ha sido un gran descubrimiento, un gran inicio de saga y una novela que se ha convertido en una de mis lecturas favoritas del año.

Máquinas mortales, de Philip Reeve: ciencia ficción y evolución en un mundo steampunk y distópico

Philip Reeve es un escritor británico que ha trabajado como librero, director, escritor y productor de teatro. También ha trabajado como ilustrador en más de cuarenta obras. Su primera obra literaria, “Máquinas mortales”, vio la luz en 2001.

La traducción ha sido realizada por Federico Eguíluz.

Compra aquí "Máquinas mortales".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.