ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de cine

Life (2017), de Daniel Espinosa: sin novedades en el género, pero al menos entretiene


Óscar González   04/04/2017
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Quizá el problema de este filme sea su irregularidad, en cuanto a demasiados valles entre los picos más movidos, y a que la previsibilidad lo inunda todo.
Life (Vida), película de 2017Como bien sabemos, la ciencia-ficción enfocada a mirar más allá de nuestro mundo es un género recurrente en el cine y en los últimos años hemos asistido a buenas muestras de ella: la belleza y el peligro del vacío en "Gravity" (Alfonso Cuarón, 2013); la búsqueda de nuevos mundos que poblar ante la certeza del final de la Tierra en "Interstellar" (Christopher Nolan, 2014) o el contacto con una especie extraterrestre que llega a nuestro planeta en "La llegada" (Denis Villeneuve, 2016). Sobre este último aspecto, y como ya comentamos en la crítica correspondiente, Hollywood ha hecho muchas variaciones, con la dicotomía esencial entre el contacto amistoso y aquel más peliagudo, violento y… letal. 

En este último caso, apartándonos de los "Independence Day" de turno, en ocasiones el género espacial se mezcla con el thriller, el terror o incluso el gore. E inevitablemente el espectador potencial de esta película pensará en "Alien: el octavo pasajero" de Ridley Scott como espejo en el que se ha mirado "Life" del director sueco de origen chileno Daniel Espinosa. Y es que la odisea de la teniente Ripley y del bicho alienígena siempre está ahí, latente.

En un futuro cercano, un equipo internacional de biólogos, médicos y pilotos que se hallan en la Estación Espacial Internacional, en la órbita de la Tierra, esperan la llegada de una sonda procedente de Marte con muestras biológicas del planeta rojo. ¿Podrán estas muestras demostrar la existencia de vida fuera de la Tierra? Para el equipo dirigido por la comandante rusa Katerina Golovkina (Olga Dihovichnaya) y formado por el médico estadounidense David Jordan (Jake Gyllenhaal), sus compatriotas la viróloga del CDC Miranda North (Rebecca Ferguson) y el piloto Rory Adams (Ryan Reynolds), el ingeniero de sistemas japonés Sho Murakami (Hiroyuki Sanada) y el biólogo británico Hugh Derry (Ariyon Bakare), las esperanzas se convertirán en certezas cuando una célula durmiente “despierta” a la vida y comienza a crecer.



Todo un éxito que provocará explosiones de júbilo en la Tierra; unos niños de un instituto neoyorquino bautizarán al organismo extraterrestre, con forma de estrella de mar, con el nombre de Calvin. El problema surgirá cuando Calvin –“todo músculo, todo cerebro y todo ojo”, como lo definirá la doctora North–, volverá a su estado durmiente tras un accidente en el laboratorio de la Estación y, tras recibir una descarga eléctrica para ser reanimado, reaccionará (como el espectador se puede imaginar) con violencia. Y tras escaparse del laboratorio comenzará una pugna entre los miembros de la tripulación y Calvin por la supervivencia; y, a la vez, se iniciará una cuenta atrás para evitar que el bicho extraterrestre, cada vez más grande y fuerte, pueda llegar a la Tierra y amenazar a la especie humana.

Life (Vida), película de 2017

Sí, acierta el espectador: esto ya lo vi, de una manera u otra y con mayor o menor diferencia en "Alien"; o si no en "Horizonte final" (Paul W.S. Anderson, 1997), que dosificaba la tensión sin la necesidad de una criatura babosa letal; o quizá, si quiere ir más atrás en el tiempo, en "Terror en el espacio" (Mario Bava, 1965); o puede que en… ponga aquí el espectador la película que prefiera. En este sentido, pues, "Life" no presenta novedades sobre un subgénero, el horror espacial, que ha tenido mucha vida, especialmente en la serie B.

La película de Espinosa tiene su virtud principal en que sabe jugar con los precedentes, más que reconocibles para el espectador atento, y mantiene el suspense de manera efectiva, pero sin alardes, a lo largo de su hora y media de duración (rectifico, esta es su principal virtud). Cierto es que, una vez comienza la caza, la cosa (no va con segundas) no tiene mucha más trayectoria (al margen de dirigirse a la Tierra, tic-tac, tic-tac, tic-tac). Como se podrá imaginar el espectador la cuenta atrás es tanto cronológica como física, pues Calvin se irá cobrando sus piezas, de modo que a lo "Diez negritos" de Agatha Christie (o sólo puede quedar uno en plan inmortal) la película camina hacia un final que parecerá a priori el sospechado, aunque finalmente no lo será pero que sin embargo… bueno, dejémoslo ahí.

Life (Vida), película de 2017

Quizá el problema de este filme sea su irregularidad, en cuanto a demasiados valles entre los picos más movidos (y propios del género de terror), y a que la previsibilidad lo inunda todo, de modo que en ocasiones esos 94 minutos pueden hacerse algo largos… y ahí debemos echarle la culpa al director y, en parte, al guionista. No se arriesgan demasiado y tocan demasiadas teclas, desde la que recuerda en ocasiones a "Apolo 13"  (Ron Howard, 1995) en cuanto a lo que puede dar de sí una nave, en este caso una Estación, moribunda; en otras a la citada "Gravity" por esa panorámica hermosa del espacio y los “paseos espaciales”, y sobre todo a "Alien" por Calvin.

Quizá haya también demasiados personajes para una trama en sí bastante simple, y el hecho de meter a estrellas como Reynolds y Gyllenhaal, y actrices que ya apuntaban maneras como Ferguson ("Misión Imposible: Nación Secreta", 2015), sea más para mostrar empaque y atraer al espectador que para realmente llenar personajes que acaban siendo de usar y tirar. Pero, cierto es, la película tampoco ofrece mucho más de lo que promete en el tráiler (y desde luego este es claro y diáfano… en todo), a menos que sea mantener entretenido y quizá incomodarlo en algún momento de la hora y media que estará sentado en la butaca de una sala de cine.

Life (Vida), película de 2017

Cuando acaba la película (y no digo más, tarjetita por allí…) y aparecen los títulos de crédito, se escuchará la ya clásica (y manida en el género) canción de Norman Greenbaum “Spirit in the Sky”. Quizá al espectador de turno le suceda como al autor de estas líneas, que soltó una carcajada. O quizá se pregunte si hacía falta tanta alharaca para llegar a esa conclusión. Sea como fuere, al menos se habrá entretenido… y poco más.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Un nuevo polímero lubricante puede alargar la vida de las embarcaciones marítimas
Nuevo tráiler con gameplay de Life is Strange: Before the Storm
Life is Strange: Before the Storm se muestra en un nuevo vídeo
Cassini detecta en Titán una molécula fundamental en el origen de la vida
Life is Strange: Before the Storm da nueva información de su nueva temporada
Articulos Relacionados
La última tentación: el talento de Neil Gaiman, Michael Zulli y Alice Cooper cobra vida en estas páginas
El libro de la madera, de Lars Mytting: una oda a la vida lenta para urbanitas
The Leftovers o la desacralización de la vida humana
Rulfo, una vida gráfica, de Óscar Pantoja y Felipe Camargo: un camino iluminado por las sombras
Los que sueñan el sueño dorado, de Joan Didion: la vida en movimiento, lo relevante de las pequeñas cosas
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Imagen de la pelicula
Imagen de la pelicula
Imagen de la pelicula
Imagen de la pelicula
Imagen de la pelicula
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?