ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Bloodbath


 PlayStation 3
Pedro Viso   23/09/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Freedom Factory ofrece un título de lucha online que falla en sus elementos principales.
En el extenso mundo del sector del videojuego podemos encontrarnos de todo. Ha crecido tanto, tantísimo, que es increíble la gran variedad de géneros que podemos encontrarnos actualmente. A día de hoy, el público y consumidor del sector también es bastante extenso, especialmente después del enorme éxito cosechado por Nintendo y su consola Wii. Es verdad, hoy podemos ver a los más pequeños de la casa disfrutar con sus abuelos de buenos títulos de calidad en familia o los hay que prefieren descubrir grandes historias épicas o de fantasía en grandes títulos de diversos géneros.

Otros que no se quedan atrás son los denominados veteranos del sector, los que estamos en la treintena y hemos pasado por grandes alegrías y desilusiones a lo largo de todos estos años con nuestro hobby favorito. Hoy, desafortunadamente, he sufrido una desilusión enorme como amante de los videojuegos, pero lo que más me ha dolido como jugador no es el hecho de estar delante de un título que no llega a las cotas de calidad mínimas para los usuarios de una plataforma como es PlayStation 3, sino que se trata de un título producido por Freedom Factory, un estudio español que, probablemente, pueda dar mucho más de lo que ha ofrecido aquí.
Para comenzar, el título carece completamente de un modo historia. Nada más introducir el disco en nuestra consola, aparecerá el logotipo del juego y acto seguido nos lleva a un breve menú donde podremos escoger entre el modo online, entrenamiento, información y opciones.

Como se ha dejado entrever, el título está enfocado directamente al modo online, modo de juego que no aprovecharemos en lo más mínimo, ya que los servidores se encuentran totalmente vacíos y tendremos que vernos obligados a combatir contra bots que cuentan con una IA muy deficiente. Esto termina provocando el enfado del jugador, pues en realidad nunca llegamos a luchar contra nadie real y las partidas se vuelven monótonas con demasiada rapidez.

Bloodbath

Dentro del modo online se encuentran los siguientes modos de juego:

Modo Domination: Nuestro objetivo consistirá en conseguir y mantener el máximo tiempo posible las torres controladas.

Modo The Wagon: Los dos equipos luchan por empujar una vagoneta hasta la base del equipo rival para alzarse con la victoria.

Modo Judgement: Durante el combate aparecerán una serie de objetivos que cada equipo debe cumplir, el equipo ganador seráaquel que consiga superar más objetivos antes de que acabe el tiempo.

Modo Bloodbath: El objetivo es matar tantos enemigos como sea posible antes de que finalice la partida.

Como podéis apreciar no es que reluzca una gran originalidad en los modos de juego del título. Y os podemos asegurar que cada uno de sus modos de juego se reduce al final a acabar con los enemigos sin ton ni son. Todo esto de una manera repetitiva, usando siempre los botones cuadrado y triángulo para realizar combos, si es que se le puede llamar así. Enlazar un ataque simultaneo cuesta bastante debido a que los personajes se mueven prácticamente como torretas y tardan bastante en reaccionar a las indicaciones del pad.

El sistema de control está planteado de una manera simple, y funcionaria a la perfección si los personajes respondieran adecuadamente. Con el botón círculo cargamos nuestra estamina, cuadrado y triángulo para golpear y atacar a los contrincantes. L1 y R1 quedan reservados para un ataque especial de carga y uno de ira, ambos ataques se encuentran disponibles para cada uno de los seis personajes controlables que hay en todo el juego. Pero finalmente usaremos irremediablemente cuadrado y triángulo para todo, ya que nos dará igual morir y revivir una y otra vez.

Bloodbath

Por otro lado, tenemos a los protagonistas del juego que, como mencionamos anteriormente, son cinco hombres y una chica. Todos ellos tienen sus ataques propios pero la sensación de manejar al mismo personaje lo estropea absolutamente todo. Aparte, los bots siempre escogerán personajes repetidos a lo largo de los combates en la arena, haciendo esto muy repetitivo.

Para acabar, tenemos las arenas de lucha, todas ellas son simples y con trampas muy previsibles, que se encuentran con la intención de añadir emoción al combate, pero que desafortunadamente pasan desapercibidas para el jugador y en muchas ocasiones no se percatará de ellas.

Sinceramente, me duele un montón como usuario y amante del sector tener que redactar estas líneas sobre un producto patrio pero hay que ser sincero y objetivo, y aquí no nos casamos con nadie, en Fantasymundo estamos para informaros de todo lo referente al mundillo de la manera más profesional posible y objetiva. No sabemos como era la idea original de este título en la mente de Freedom Factory, pero queremos pensar que los chicos han tenido problemas durante la producción y desarrollo del mismo. Es imposible llegar a pensar que un título lanzado este mismo año tenga menos jugabilidad que muchísimos juegos de 8 bits.

La jugabilidad de Bloodbath es nefasta, prácticamente nula y aburrida, no atrae ni tiene nada que motive al jugador a combatir. Apenas tiene trofeos para que al menos se decanten por rejugarlo. Ni tan siquiera el simple sistema a base de repetir combate una y otra vez para subir niveles ayuda un poco.

Bloodbath

Para ir terminando, hay que destacar que gráficamente parece un título de PlayStation 2. Un juego que contiene tan poco contenido y que plantea al jugador enfrentarse en batallas online para seis jugadores en áreas cerradas, nos parece realmente inaudito que no cuente con un apartado gráfico acorde, por lo menos, al nivel de un juego de comienzos de la pasada generación. Cualquier título con estas características se hubiera aprovechado en potenciar al menos un apartado técnico en condiciones, aprovechando los espacios cerrados y la poca cantidad de personajes en pantalla.

Llegando al apartado sonoro, mencionar que el juego viene con voces en inglés y subtitulado al castellano. Aunque pocas voces podremos oír aparte de la cuenta atrás en el inicio de los combates. Todos los demás efectos de sonidos pasan desapercibidos para el jugador, dado que en ningún momento consigue meter al jugador en atmósfera. La Banda sonora o, mejor dicho, las melodías quedan relegadas a un segundo plano por culpa de los efectos del público gritando. Vamos, que no hay nada que realmente destaque en este apartado.

En definitiva, un título muy decepcionante en cada uno de sus apartados ya que no aporta nada al extenso catálogo de PlayStation 3.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Bloodbath
Bloodbath
Bloodbath
Bloodbath
Bloodbath
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?