‘Volverás a Alaska’ es la última novela de Kristin Hannah publicada en España el mes pasado por la editorial Suma de Letras. La autora nació en 1960 en el sur de California. Aunque estudió Derecho, con la publicación de su primer libro, en 1990, se convirtió en escritora profesional. Desde entonces ha ganado numerosos premios y ha publicado 22 novelas de gran éxito, entre ellas ‘El baile de las luciérnagas’ y el best seller internacional ‘El Ruiseñor’.

Leni tiene 13 años. Está harta de ser la chica nueva, de mudanzas y no quiere ir a Alaska. Su madre Cora, su mejor amiga y confidente siempre, tampoco. Pero su padre Ernt, veterano de guerra que sufrió torturas cuando le secuestraron en Vietnam, cree que huir a la naturaleza puede ser la mejor oportunidad para ellos. Paranoico, sufre trastorno de estrés postraumático, bebe demasiado y desconfía del rumbo capitalista que está tomando la sociedad estadounidense de 1974.

Esta combinación no es la mejor cuando llegan a su nueva hogar, un lugar sacado de una época sin apenas tecnología en mitad de una naturaleza que no se ha rendido a la mano del hombre. Tendrán que sobrevivir o morir en un terreno que como mucho te perdona más de un error. Por suerte contarán con la ayuda de unos fantásticos personajes secundarios en la figura de sus vecinos y la gente de Kapeq. Una gran historia de amistad y supervivencia, con tintes de un romance a lo Romeo y Julieta marcado por el enfrentamiento entre dos familias.

Parte de la trama se basa en la propia historia de la autora, que también viajó por el país con su familia en los 70 hasta que se establecieron en Alaska. Se nota en las descripciones, intensas y precisas, que conoce de primera mano de lo que habla. Es fácil suponer que a veces, Leni puede ser ella misma o que su familia y amigos se vean reflejados en otros personajes. Se trata de un libro muy personal, que sumerge al lector en medio de una belleza salvaje impensable en la actualidad.

Siempre intento que no haya spoilers en las reseñas que hago, pero en esta ocasión voy a tener que saltarme mi propia regla. Así que si no habéis leído el libro, pasad al siguiente párrafo. ¿Ese final? ¿En serio? Después de 500 páginas de sufrimiento, de demostrar que la vida no siempre es justa con los que se lo merecen, ocurre esa recuperación milagrosa que, en mi opinión, se carga parte del sentido de la historia. Que a mí me gustan los finales felices tanto como al que más, pero no me parece realista que Matthew sufra unas lesiones tan graves, hasta el punto de que piensen que va a morir y que sufrirá discapacidades graves si sobrevive, y al final alcance una recuperación bastante completa. Por tanto, el final para mí es muy agridulce: bonito, con grandes lecciones y esperanzador por un lado, pero poco realista por el otro.

Volvemos a la reseña para todo el mundo. A pesar de que me ha parecido un poco largo, me ha gustado esta primera lectura de Kristin Hannah. Espero poder repetir pronto con esta autora y comprobar si el resto de sus libros son tan interesantes como este. Recomendado a todos los que les guste la ficción histórica y las historias de supervivencia.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.