The White Lotus

Se acabó tras seis episodios y su final nos ha dejado impresionados y con ganas de más. Veredicto más que suficiente para bendecir a ‘The white lotus’ como una de las series de este verano y, sin duda, la mejor de las estrenadas en esta época estival. Sus méritos son notables y numerosos: elenco de altura con un perfecto encaje y en estado de gracia, equilibrio finísimo entre los momentos de tensión y de diversión, dramas construidos sobre un trasfondo actual muy bien llevados o un ritmo in crescendo tan suave como firme que nos llevaron a un estupendo colofón; son algunos de los más notables.

De hecho, su final es tan bueno que encaja perfectamente tanto con una serie que termina como con otra que podría seguir en una segunda temporada. Si bien, para nosotros, no tendría sentido ir más allá.

‘The White lotus’ no es una serie cualquiera y, sin duda, no hay que dejar de verla este año

La serie ha alcanzado en estos seis capítulos no solo una excelente altura artística, sino también un cierre profundo de todos sus hilos argumentales y temas de arranque. Aquellos afortunados veraneantes que llegaban a las espectaculares playas de Hawái hace unas semanas han conseguido relativizar el verano y las vacaciones como un período de desconexión y relajación. Lo han hecho a través de giros de guion y escenas desagradables o de tensión, dándole un sentido totalmente distinto al que la televisión de estos meses nos tenía acostumbrados/as.

No todo iba a ser ‘Vacaciones en el mar’ o ‘Los vigilantes de la playa’

‘The White lotus’ (HBO, 2021) afronta en estos meses, de hecho, la crisis existencial en sus múltiples facetas. Tenemos las crisis de un grupo de adolescentes que no saben cómo afrontar las nuevas etapas que se avecinan en sus vidas, las de personajes maduros que tienen crisis en sus vidas familiares o personales o profesionales, o personajes que deben afrontar desde su avanzada edad ya un diálogo cara a cara con la muerte. Todo esto podría derivar en un moralismo insoportable, pero la serie ha optado por mostrar todo esto desde la perspectiva humanista de la probabilidad y el destino. Regalándonos un final tan abierto como sólido, tan posible como creíble.

Dejándonos impactados por algunas de las decisiones de cierre pero, en todo caso, optando por mantener el guion y los personajes coherentes respecto a su planteamiento y su evolución iniciales.

Otro signo más, si cabe, de que ‘The White lotus’ no es una serie cualquiera y que, sin duda, no hay que dejar de verla este año, de momento, tan escaso en novedades de calidad.

Nota: 8/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.