The Boys Integral I

Con motivo del lanzamiento de la segunda temporada de “The Boys” en Amazon Prime, he decidido traeros un breve análisis del primer volumen recopilatorio de los tres que componen la obra para que sepáis a lo que atenerse, si le vais a echar un ojo.

Todos hemos leído cómics de superhéroes en algún momento (y si no ha sido así nunca es tarde para empezar) los Vengadores, Spiderman, Batman, Superman o incluso cosas un poco más raras como TOP10, Gen13 o similares han poblado las estanterías de nuestros kioscos y librerías pero esto nos ofrece una reinterpretación de todo lo que conoces. Por lo general todos tenemos la idea de nuestros héroes prácticamente perfectos y altruistas que se dejan la piel para conseguir que todos estemos en una sociedad mejor, a salvo de peligros mayores. pero en este mundo no es así todo es una perfecta maniobra de marketing y publicidad que nos intentan colar las grandes empresas para que no temamos a estos semidioses caminando entre nosotros y aportemos más dinero al engranaje capitalista que lo sostiene pero estos supuestos héroes son tan miserables y depravados como los simples mortales que intentan proteger, esto es “The Boys” (Norma editorial).

Garth Ennis, autor de otras obras como “Predicador” y de las sagas más famosas de “Hellblazer” o “El Castigador”, nos trae una de sus obras con el mismo estilo irreverente , gamberro y enfadado que le caracteriza pero esta vez sin la pequeña voz de la conciencia que le dice cuando parar; Esta es su obra más bestia, cruda, soez , llena de pornografía, violencia y drogas de todo lo que ha hecho hasta ahora… ¡Pero nos encanta! Darick Robertson, el dibujante de grandes obras como “Transmetropolitan” y numerosas colaboraciones con Marvel y DC, nos trae un dibujo grueso y sucio que encaja con los universos que están describiendo, personajes con personalidad propia fácilmente reconocibles y con unas expresiones tan reales como la forma de ser de quien las lleva.

“The Boys” está situada en el mundo contemporáneo, nuestro protagonista Hughie está con su novia en una feria tranquilamente paseando hasta que se ven involucrados en un enfrentamiento heroico entre un héroe y su villano. El pobre Hughie acaba con las manos de su amada agrradas a las suyas mientras que el resto del cuerpo ha sido aplastado en el conflicto. La CIA intenta tapar este incidente ofreciendo una compensación económica para evitar problemas a la marca de los superhéroes pero este decide no aceptar, ya que solo busca que el culpable no se vaya de rositas frente a esta situación lo que no le lleva a conseguir ninguna satisfacción. Jim Butcher se pone en contacto con él ya que le gusta su estilo inconformista y su forma de pensar sobre que los héroes no son intocables, y nos introduce en el grupo de “The Boys”, un grupo formado por varios miembros: Leche materna, un hombre negro grande y fuerte; El francés, un hombre delgado con su característico acento; La Hembra, una pequeña mujer asiática y poco habladora; y el gran Jim Butcher, el líder de la banda, un hombre muy carismático que no se corta un pelo, acompañado de su fiel Terror, un bulldog muy obediente.

Esta banda se dedica a seguir la actividad superheroica y a pararles los pies cuando creen que se pasan de la raya, los tienen vigilados y conocen prácticamente todo sobre ellos. Quizás os suene la frase de Watchmen¿Quién vigila a los vigilantes?” Pues estos chicos son los encargados, cada uno con su propia historia y motivaciones que les lleva a actuar así, con unos métodos nada pacíficos y obligados a tomar parte en este conflicto, hasta el pobre Hughie tendrá que mancharse las manos.

Portada de The Boys Integral IPero en esta obra no solo conoceremos una versión de la historia, también se centrará en Starlight, el nuevo miembro de “Los Siete”, (el equivalente a la “Liga de la Justicia” de este universo) que tiene que pasar por una bochornosa y deshonrosa prueba para poder unirse al equipo. Tras esto comienza a plantearse que no es oro todo lo que reluce y donde están los límites de la corrección y el amor propio, gracias al apoyo de Hughie, que lo conoce durante su vida secreta en su alter ego, Annie. Además, se centra en la trama de conspiración y la historia de la famosa empresa Vought-American que es la encargada de gestionar estos conjuntos superheroicos, realizarles publicidad y su trama para obtener la mayor cantidad de poder y relevancia posible.

Con esta premisa comienza una historia en la que nos presentan todo tipo de parodias de superhéroes llevados hasta el extremo en todos los aspectos de su vida y con toda la controversia que pueda levantar. Desde Tek Knight, un famoso millonario con una armadura de última tecnología, que vive en una mansión con mayordomo, y una fijación por el sexo y la homosexualidad que le dificulta tener cualquier clase de compañía cerca. Hasta El Patriota, líder de “Los Siete”, nuestro equivalente a Superman pero siendo consciente de su propia “divinidad” y ofreciendo al público lo que quiere que vean.

Lo aterrador de este universo es lo realista que puede llegar a ser, las empresas de marketing reconstruyen historias de orígenes, estos solo se preocupan sobre los beneficios de su marca de superhéroe y por ello solo se centran en aquello que les reporte una mejora en ventas o les dé publicidad, desde los conocidos crossovers hasta cambios de equipos clásicos para reflotar la popularidad de alguno de sus superhéroes o tapar algún escándalo que pueda enturbiar su imagen. Mientras que los superhéroes, ebrios de poder y fama se consideran con la potestad para hacer lo que les venga en gana sin ningún tipo de repercusión sabiendo que no solo su poder les protege de posibles represalias, también tienen una maquinaria legal detrás encargada de solucionar los cabos sueltos.

Tenemos todos los ingredientes para meterlos en una coctelera y sacar una serie de superhéroes fuera de lo convencional, al igual que su violencia, que nos obliga a ser más críticos eliminando esa idea idílica de el salvador añadiendo un factor de humanidad corrupta a la mezcla. La idea original surgió de la semilla de The Pro, un cómic del mismo autor, que trata sobre una prostituta que recibe superpoderes, aunque esto se quedó en una historia corta pero sirvió para plantearse otra perspectiva de los superhéroes.

Originalmente este cómic vino de la mano de Wildstorm, una subdivisión de DC comics pero que no pudo acabar en esa editorial que ya que el exceso en todos los ámbitos del cómic y la actitud antisuperhéroe que transmitía no acabó de convencer, así que tuvo que acabar de la mano de Dynamite Entertainment y fue traída a España por Norma Editorial, originalmente eran 12 capítulos en tapa blanda pero han sido recopilados en tres integrales de tapa dura.

En definitiva, si te gustan los cómics sin pelos en la lengua, tienes más de 18 años y no eres muy empático no dudes en echarle un ojo a este maravilloso cómic.

The Boys Integral 1 es recomendado para

Adultos que estén cansados de los superhéroes más clásicos y/o amantes del gore y la violencia.

No recomendado para

Niños o gente con el estómago delicado.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.