Stephen King lleva más de cuarenta años copando estanterías, generando best sellers, amasando millones e insertando ideas y temores en la mente social colectiva. Puede parecer fácil pero es, sin duda, de los mejores en su oficio. En estos últimos años de vorágine de lanzamientos y proyectos audiovisuales (sin rebuscar mucho este año ha publicado “El instituto” y hemos visto “In the tall grass”, “It 2”, la segunda temporada de “Castle Rock” y “Doctor Sleep”… casi nada), King se saca de la chistera “Elevación”, una novela corta (176 páginas) que la que parece ser que quiere lanzar un mensaje positivo para estos tiempos convulsos.

El cuerpo de Scott Carey sufre un extraño fenómeno: pierde peso sin parar pero no se vuelve más delgado, su báscula le dice que cada día es un poco más ligero, sin importar si lleva o no ropa o cómo de pesada sea esta.
Castle Rock es una ciudad pequeña en la que las noticias vuelan y Scott no quiere ser sometido a pruebas y experimentos, así que solo confía su secreto a su amigo el doctor Ellis.
Sin embargo, el misterio de su insólita enfermedad causará efectos inesperados en la convivencia de la pequeña ciudad y sacará a la luz lo mejor de la gente que le rodea.

Stephen King vuelve a las librerías con “Elevación”, una novela corta de apariencia luminosa.

Quizás se aleje un poco de sus últimas publicaciones o que sea un intento de respuesta para la sociedad basada en la individualidad que nos está tocando vivir, pero las premisas de King siempre son potentes (no entraremos a discutir sus finales). A pesar de tener la imagen de ser un autor de terror y de llevar 40 años vendiendo sus libros en cantidades industriales, Stephen King nunca ha estado ajeno a la sociedad en la que vive, solo hay que atender a su cuenta en Twitter y su activismo anti Trump. “Elevación” se publica el 7 de noviembre editada por Suma y podéis comenzar a leer la novela en este enlace.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.