Leche

El consumo regular de leche no está asociado con un aumento de los niveles de colesterol, según una nueva investigación. Un estudio publicado en el International Journal of Obesity analizó tres grandes estudios de población y descubrió que las personas que bebían regularmente grandes cantidades de leche tenían niveles más bajos de colesterol bueno y malo, aunque sus niveles de IMC (índice de masa corporal) eran más altos que los de quienes no bebían leche. Un análisis más detallado de otros grandes estudios también sugiere que quienes consumían leche con regularidad tenían un riesgo 14% menor de enfermedad coronaria.

El equipo de investigadores adoptó un enfoque genético del consumo de leche al observar una variación en el gen de la lactasa asociado con la digestión de los azúcares de la leche conocida como lactosa. El estudio identificó que tener la variación genética en la que las personas pueden digerir la lactosa era una buena forma de identificar a las personas que consumían niveles más altos de leche.

“El estudio ciertamente muestra que el consumo de leche no es un problema significativo para el riesgo de enfermedad cardiovascular”

El profesor de Nutrigenética y Nutrigenómica en la Universidad de Reading Vimal Karani  comenta que “descubrimos que entre los participantes con una variación genética que asociamos con una mayor ingesta de leche, tenían un IMC y grasa corporal más altos, pero lo que es más importante, tenían niveles más bajos de colesterol bueno y malo. También encontramos que aquellos con la variación genética tenían un índice significativamente más bajo riesgo de enfermedad coronaria. Todo esto sugiere que reducir la ingesta de leche podría no ser necesario para prevenir enfermedades cardiovasculares“.

La nueva investigación se realizó a raíz de varios estudios contradictorios que habían investigado previamente el vínculo causal entre una mayor ingesta de lácteos y enfermedades cardiometabólicas como la obesidad y la diabetes. Para tener en cuenta las inconsistencias en el tamaño de la muestra, la etnia y otros factores, el equipo realizó un metanálisis de datos en hasta 1,9 millones de personas y utilizó el enfoque genético para evitar confusión.

Placas de LDL, colesterol "malo"
Placas de LDL, colesterol “malo”.

Aunque los datos del biobanco del Reino Unido mostraron que aquellos con la variación genética de la lactasa tenían un 11% menos de riesgo de diabetes tipo 2, el estudio no sugirió que exista ninguna evidencia sólida de un vínculo entre una mayor ingesta de leche y una mayor probabilidad de diabetes o su relación con rasgos como la glucosa y los biomarcadores inflamatorios.

El profesor Karani afirma que “el estudio ciertamente muestra que el consumo de leche no es un problema significativo para el riesgo de enfermedad cardiovascular a pesar de que hubo un pequeño aumento en el IMC y la grasa corporal entre los bebedores de leche. Lo que notamos en el estudio es que no está claro si es la grasa contenida en los productos lácteos lo que está contribuyendo a reducir los niveles de colesterol o se debe a un ‘factor de la leche’ desconocido“.

Fuente: International Journal of Obesity (Nature).

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros, Ciencia y Cine/TV. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.