Diabetes

Bajar de peso podría prevenir o incluso revertir la diabetes, según una investigación de última hora presentada hoy en el Congreso ESC 2020. En 2019, aproximadamente 463 millones de personas en todo el mundo tenían diabetes, la gran mayoría (alrededor del 90%) diabetes tipo 2. La diabetes duplica el riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y muerte por enfermedad cardiovascular. La obesidad es la principal causa modificable de la diabetes tipo 2, mientras que la composición genética también puede identificar a las personas con una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Nacemos con nuestros genes, así que debería ser posible identificar rápidamente quién tiene una alta probabilidad de desarrollar diabetes durante su vida“, comenta el investigador principal, el profesor Brian Ference, de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, y que también trabaja en la Universidad de Milán, Italia. “Realizamos este estudio para averiguar si la combinación del riesgo heredado y el índice de masa corporal (IMC) actual podría identificar a las personas con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Los esfuerzos de prevención podrían concentrarse en estas personas“.

El estudio incluyó a 445.765 participantes del Biobanco del Reino Unido. La edad media fue de 57,2 años y el 54% eran mujeres. El riesgo hereditario de diabetes se evaluó utilizando 6,9 millones de genes. La altura y el peso se midieron en el momento de la inscripción para calcular el IMC en kg/m2. Los participantes se dividieron en cinco grupos según el riesgo genético de padecer diabetes. También se dividieron en cinco grupos según el IMC.

Los participantes fueron seguidos hasta una edad promedio de 65,2 años. Durante ese período, 31.298 desarrollaron diabetes tipo 2. Aquellos en el grupo de IMC más alto (promedio de 34.5 kg/m2) tenían un riesgo 11 veces mayor de padecer esta condición en comparación con los participantes en el grupo de IMC más bajo (promedio de 21,7 kg/m2). El grupo de IMC más alto tenía una mayor probabilidad de desarrollar diabetes que todos los demás grupos de IMC, independientemente del riesgo genético.

Los hallazgos indican que el IMC es un factor de riesgo de diabetes mucho más poderoso que la predisposición genética“, afirma el profesor Ference.

Para prevenir la diabetes, tanto el IMC como el nivel de azúcar en la sangre deben evaluarse con regularidad

Luego, los investigadores utilizaron métodos estadísticos para estimar si la probabilidad de diabetes en personas con un IMC alto sería aún mayor si tuvieran sobrepeso durante un período prolongado. Descubrieron que la duración de un IMC elevado no influía en el riesgo de diabetes.

El profesor Ference comenta que “esto sugiere que cuando las personas cruzan un cierto umbral de IMC, sus posibilidades de desarrollar la enfermedad aumentan y permanecen en el mismo nivel de alto riesgo, independientemente de cuánto tiempo tengan sobrepeso“.

Señaló que el umbral probablemente sea diferente para cada persona y sería el IMC en el que comienzan a desarrollar niveles anormales de azúcar en sangre. El profesor Ference asegura que “estos hallazgos indican que la mayoría de los casos de diabetes podrían evitarse manteniendo el IMC por debajo del límite que desencadena un nivel anormal de azúcar en la sangre. Esto significa que para prevenir la diabetes, tanto el IMC como el nivel de azúcar en la sangre deben evaluarse con regularidad. El esfuerzo para perder el peso es fundamental cuando una persona comienza a desarrollar problemas de azúcar en sangre“.

También puede ser posible revertir la diabetes perdiendo peso en las primeras etapas antes de que ocurra un daño permanente“, especula el profesor Ference.

Fuente: European Society of Cardiology.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.