Metroid Prime Hunters | Fantasymundo

Ahora mismo la saga de juegos Metroid si es muy conocida, pero realmente ha sido gracias principalmente a los juegos aparecidos en GameCube y en GameBoy Advance. Aunque realmente esta serie ya había alcanzado la popularidad bastante antes.

Todo empezó en los años 70, cuando el presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, fundó el estudio R&D1 (Research & Development 1) y puso al cargo a Gunpei Yokoi. En 1983 la famosa Famicom (o NES) fue lanzada y con ella una gran cantidad de juegos, en especial conversiones de máquinas recreativas, como Excitebike, Ice Climbers o Donkey Kong (el mayor éxito de la compañía, creada por un joven Miyamoto); curiosamente a pesar de que su estudio era el más grande de toda la compañía era el que no tenia un éxito entre manos. No tenía un gran juego, al contrario que el equipo de Miyamoto. Gunpei Yokoi entonces se embarco en un proyecto que dejó bajo la dirección de Satoru Okada. Este proyecto fue Metroid.

El grupo encargado de realizar el juego estaba formado por 4 personas:

Makoto Kanoh: Básicamente diseñó el argumento del juego y el personaje de Samus Aran. Fue él quien orquestó todos los puntos del guión, y lo que debía ser el universo Metroid
Hiroji Kiyotake: Fue quien se ocupó de del aspecto gráfico del juego, diseñando los modelos de los enemigos y de Samus, así como de los escenarios. Se ocupó también de la creación de la secuela en Game Boy.
Hirokazu ‘Hip’ Tanaka: Se ocupó de la música del juego y de los efectos sonoros.
Yoshio Sakamoto: Perfiló el guión al final y se ocupó del diseño de niveles, caracterizando a la saga con sus famosos mapeados. Es actualmente el máximo responsable de la saga, creando los juegos en 2D y los guiones de las versiones de Gamecube.

Aterrizaje de emergencia

Por desgracia, el juego no llego a tener todas las ventas que se esperaban, esto fue a causa de que en la época se distribuían los juegos en FDS, unos discos especiales de Famicon, que quedaron bastante obsoletos al poco tiempo de aparecer, sustituyéndose por los cartuchos tradicionales. Por lo general los juegos se publicaban al poco en ambos formatos para abarcar más mercado, desgraciadamente no fue este el caso de Metroid, con lo que las ventas no fueron todo lo esperadas. Sin embargo se convirtió de inmediato en una de las franquicias más queridas de Nintendo, y con su distribución en occidente algunos años más tarde llegó a ser indiscutiblemente uno de sus principales valores; de hecho, esta saga siempre a tenido más éxito fuera de Japón que dentro.

La única superviviente

Ah, ¿pero Metroid tiene historia?¡Pues si que la tiene! El peculiar estilo de juego, sin comunicación con otros personajes, hace que mucha gente no vea más allá del “prota que va a matar aliens”.

Samus Aran era una niña que vivía feliz con sus padres en el planeta K-2L. Su padre era el responsable de la extración de un mineral necesario para el funcionamiento de varias de las naves de la “Federación Galáctica” (una conglomeración de planetas y galaxias unidas bajo un gobierno común); este mineral era la afloraltita. Un día Samus recibió la noticia de que unos extraterrestres habían venido al planeta; ella, que era de naturaleza curiosa, fue a ver que aspecto tenían. Estos tenían aspectos de pájaro gigante, y se hacían llamar los Chozos. Samus le preguntó a uno de ellos si quería ser su amigo, y él, muy amable, dijo que sí.

Un tiempo más tarde, cuando los chozo ya se marcharon, cerca del planeta una flota de piratas espaciales liderados por Ridley (ya hablaremos más tarde de este elemento) había descubierto la existencia del planeta y su condición de colonia minera. Para debilitar a la Federación decidieron atacar la colonia.

El ataque pilló a todos por sorpresa a todos, aniquilando rápidamente a los trabajadores, convirtiéndose el lugar en una carnicería. Ridley además ordenó el robo de toda la afloraltita para usarlo para sus propios fines. El padre de Samus, Rod, consiguió infiltrarse en la nave pirata, y consiguió llegar al almacén de afloraltita, pero desgraciadamente no se le ocurrió ningún plan, así para evitar a los piratas mientras se le ocurría uno, se escondió.

Mientras tanto Samus, que estaba jugando en el bosque corrió asustada al pueblo, y entonces en el camino observó a otro extraterrestre, este era Ridley. Samus, la pobre, creyó que si se había echo amiga de un extraterrestre, podría hacerse amiga de otro. Evidentemente Ridley no aceptó e intento matarla, pero Virginia, la madre de Samus, se puso entre ellos para salvar a su hija y murió bajo el rayo de Ridley. Mientras Rod seguía escondido en la nave, se conciencio de que era imposible hacer nada por el planeta y vio que su única posibilidad era volar la nave, para lo cual le bastó con disparar al cargamento de la afloraltita, dado que esta era un material inflamable; así, sacrificándose, Rod consiguió que los piratas al menos no se llevarán el mineral. En ese momento la explosión de la nave llamó la atención de Ridley, lo que provocó que se marchara dejando viva a Samus. Se lamentaría de ese hecho bastantes veces con el paso de los años…

Samus: la cazadora

Samus quedó sola en el planeta, la única que salió viva de la masacre. Tras un tiempo sola y muy asustada se encontró con los Chozo de nuevo, quienes habían vuelto a visitar el planeta. Tras observar horrorizados la masacre, se llevaron a Samus a un lugar seguro.

Los años pasaban y los ataques de los piratas van cada vez a más, la Federación tomo la iniciativa de crear un cuerpo de policía, y también la de contratar cazarecompensas, los cuales se les instaba a cazar piratas o cumplir misiones a cambio de dinero.

La más famosa de los caza recompensas era Samus Aran. Modificada genética y físicamente por los Chozo, tenía además a su disposición un traje especial creado por ellos, que le permitía realizar habilidades especiales.

Las habilidades de Samus son, principalmente (no voy a decirlas todas por que si no no tendría gracia jugar):

Rayo: El arma básica de Samus, se puede mejorar con una aplicación para “cargarlo” (dejando pulsado el botón de disparo) para hacerlo más fuerte.
Rayo de hielo: El mejor arma contra los metroides, dado que la mayoría son vulnerables al hielo. Sirve además para “fabricar” plataformas.
Morfosfera: Su habilidad más curiosa (y útil), para meterse en huecos pequeños, para escapar, o para poner poderosas bombas
Misiles: El único arma “limitada” que tiene (todos los rayos poseen munición ilimitada), es un arma capaz de destruir ciertas puertas y elementos del escenario. Posee una variante, los Super Misiles, que equivalen a 5 misiles, el cual es, con diferencia, el arma más poderosa de Samus
Trajes: Samus recogerá varios tipos de trajes, como uno con más escudo, otro que le permite moverse por el agua, y, el más típico, el que te permite moverte por escenarios con una temperatura excesiva.

La fama de Samus se hizo pronto muy grande en todos los planetas, considerándola la mejor cazarecompensas y bautizada por los piratas como “La Cazadora, un humanoide muy peligroso sobre el que se debe usar máxima potencia de fuego”

Los metroides

(Samus Aran no es Metroid, vamos, lo digo por si la gente no se había dado cuenta… aunque es un fallo bastante común)

Mientras tanto, la rama científica de la Federación comienza la investigación de un planeta llamado SR-388 con el propósito de descubrir la causa de la erradicación de la civilización que habitaba en él. Allí se descubre una nueva especie, denominada Metroid, que llama la atención poderosamente a los científicos. La captura de algunos pocos ejemplares de Metroid fue ardua, llegando a producirse varias bajas en el pelotón. Los trasladaron a laboratorio para someterlos a examen. Las primeras conclusiones del estudio fueron sorprendentes a la vez que alarmantes: los Metroides, al salir de su ecosistema natal, entraban en un estado de animación suspendida y sólo podían ser reanimados indefinidamente si se exponían a los rayos beta durante 24 horas, tras lo cual también podían llegar a multiplicarse; estos seres tienen la capacidad de adherirse a su víctima y así absorber su energía, lo que rápidamente conduce a pensar que el incremento de la población de Metroides fue la causa de la masacre ocurrida en SR-388.

Estos bichos son vulnerables al rayo de frío de Samus, y son capaces de quitarte mucha vida en pocos segundos…

Los juegos

Los juegos de Metroid, no están realizados en orden cronológico, es decir, el primer juego de la saga si es el primero, pero el último en aparecer, no lo es, es decir, Metroid Prime, aparecido hace un par de años, es el 2º cronológicamente hablando… comentaré en cada apartado donde va cada cual. Esta sección contiene spoilers.

Metroid

El primer juego de la saga, donde se nos pone en manos de Samus Aran en sus primeras incursiones contra las piratas, así como su primer encuentro con los seres llamados metroid o metroides.

El juego nos sitúa en torno al planeta Zebes, antiguamente colonizado por los Chozo, en este planeta los piratas espaciales han establecido una base. Tras atacar la nave de investigación de la federación galáctica en la que se encontraban los metroides, estos se repliegan a Zebes y se le asigna a Samus la misión de recuperar a los metroides robados y, de paso, acabar con cuanto pirata se topase.

La primera entrega sentó las bases de lo que sería la saga. Comprobamos como no es tan fácil llegar a la base de operaciones de los piratas. Debíamos de recorrer multitud de túneles, que conectaban las zonas del planeta, y de paso encontrar los objetos que permitían a Samus realizar sus en ese momento desconocidas habilidades.

El juego sorprendió por bastantes cosas, no sólo por sus gráficos, sino más bien por su desarrollo y por su dificultad. Cada salto y enemigo estaba más que bien colocado y cuidado, y no era raro perderse, pero era muy difícil dejar el juego por eso.

En el juego además Samus se enfrentaba a Ridley, el asesino de su madre, en una de las peleas más duras del juego. Por cierto, mencionar también la batalla contra Kraid, un ser gigantesco que ocupaba varias pantallas de juego…

Al final del juego, Samus conseguía derrotar al Cerebro Madre, el líder de los piratas espaciales. Como curiosidad, comentar que el presidente de Nintendo era llamado “Mother Brain” porque el tipo era bastante estricto y duro de pelar. De hecho su despacho era la “guarida del Mother Brain”.

Metroid 2: The Return of Samus

Segundo juego de la saga, aparecido en Game Boy, en una época en la que Nintendo tenía la costumbre de numerar sus juegos a pesar de aparecer en soportes distintos.

El juego nos propone visitar el planeta llamado SR-338, en el cual la Federación Galáctica ha descubierto una colonia de metroides, teniendo en cuanta la peligrosidad de estos bichejos, se decide enviar a Samus al planeta para exterminarlos a todos.

En este juego nos enfrentamos a más metroides que nunca, algunos de ellos capaces de habilidades como disparar rayos. En este juego, a medida que avanzamos, nos enfrentamos a metroides más peligrosos, desde los primeros, que son típicas larvas que solo atacan si nos acercamos mucho, hasta el Omega, un monstruo de proporciones enormes con el que tenemos que lidiar escapando de sus garras.

En este juego la dificultad estaba más o menos al mismo nivel que en la primera parte, no obstante, aquí nunca daba la sensación de ser imposible, y el hecho de tener un “contador” de metroides hacía que uno fuera más tranquilo sin poder “pasarse” los enemigos….

El jefe final era la Reina Metroid, tras eliminarla, la última larva de metroid nacía, y como lo primero que vio a Samus, esta le tomo cariño, y se creyó que era su madre. Samus no la mato, la capturó y se la entrego a la federación.

Este juego es el 4º cronológicamente hablando en la saga de Metroid.

Super Metroid

Aparecido en SNES en 1994, este fue, para muchos, el juego que catapultó a la saga a su estrellato definitivo. Un juego cuyas virtudes eran prácticamente ilimitadas, y sus defectos, escasos, por no decir que no tenía ni uno…..

El juego sitúa la acción justamente al final de Metroid 2 (siendo este el 5º cronológicamente hablando). La Federación Galáctica estudió la larva de Samus, notando que la habilidad de los metroides para quitar la vida, también podía ser usada de forma beneficiosa, descubriendo nuevas y asombrosas aplicaciones en el campo de la medicina. La alegría no duró mucho, una cuadrilla de piratas atacó la estación donde estaban investigando, y se llevaron la larva.

Samus llego a la estación, pero desgraciadamente un reaparecido Ridley se llevo la larva, y destruyó la estación. Entonces Samus descubrió que las zonas y laboratorios de Zebes habían sido reconstruidos, con lo que debería (y nosotros con ella) recorrer de nuevo las estancias y zonas de la base, algunas completamente reformadas.

Para el que no lo ha probado, decir que en realidad este juego era un remake del primero, si bien se adapto el argumento (como la larva de metroide) para que diera la sensación de ser un juego nuevo. Teniendo en cuenta que la gran parte del público no conocía la saga, el hecho de que fuera un remake pasó totalmente desapercibido.

Este juego presentaba un cúmulo de virtudes enormes, pero por la que más se le conoció fue por el mapa. No solo era grande, sino que estaba realizado con un mimo tremendo. El juego se dividía en varias zonas (las mismas que Metroid 1, excepto por un par de añadidos nuevos), los cuales colmaban en un jefe final de, por lo general, proporciones gigantescas. Por cierto, aprovecho para decir que el juego tenía un bug el cual permitía matar a uno de estos jefes (no voy a decir cual) de un solo ataque…

Metroid Prime

Tras Super Metroid, no hubo más, se acabo la saga. Resultaba extraño que no apareciese ninguno, ni para Nintendo 64, ni para la exitosa Game Boy.

Tras muchos años, los de Nintendo decidieron regalarnos con, el que para un servidor y para muchos, no solo es el mejor de la saga, si no que es uno de los mejores juegos de la historia.

Bajo una sorprendente perspectiva subjetiva, la cual al principio generó mucha polémica, dado que la gente temía que el juego acabará convirtiéndose en un shooter (tipo Doom) más. Afortunadamente no es así. Metroid Prime era una aventura en toda regla, de hecho, el juego tiene muy poco de shooter, a pesar de la visión que tenemos del mundo.

Aparte del hecho de disfrutar de un entorno 3D, la mayor novedad del juego la presentaba el visor de escaneo. Gracias a semejante cacharro podíamos analizar cualquier parte del escenario. Es decir, si vemos una planta, podremos analizarla, recibiendo información sobre su origen, composición, incluso su estado, si esta enferma y demás. Este elemento se hacía imprescindible, pues no todos los elementos eran optativos de escanear, algunos, como interruptores y demás, tenían que ser escaneados.

Esto ponía a nuestra disposición una de las mejores historias y argumentos de un juego, no dejando un cabo suelto a través de los numerosos informes piratas y demás. Uno de los detalles más interesantes era el hecho de que los piratas habían estado intentando imitar las habilidades de Samus, como por ejemplo la morfosfera, entonces en uno de los informes veíamos como se desechó la investigación de los piratas por que todos los piratas que se habían prestado voluntarios habían acabado desmembrados o con lesiones irreversibles.

No solo el visor de escaneo estaba disponible, teníamos además 3 visores más, el normal, y el de infrarrojos, para detectar enemigos invisibles, y el de rayos x para descubrir elementos ocultos, o para ver que peligros nos acechaban tras las puertas. La famosa morfosfera también estaba presente, con un efecto realmente muy bien conseguido. Evidentemente, y para no marearse, una vez pasamos a usar esta habilidad, la perspectiva será en 3ª persona.

En este juego, el cual es realmente el segundo cronológicamente hablando, nos encontramos a Samus en el planeta Tallon IV, persiguiendo a su enemigo Ridley, trás una señal de socorro de una nave cercana a este planeta. En esta historia aparece el phazon, el cual será muy importante en este y en los siguientes juegos. El phazon es un veneno, tremendamente nocivo (el tocarlo ya hace que Samus pierda energía), y el causante de las horrendas mutaciones en las especies de Tallon IV, que las convierten en criaturas hostiles y más feas, duras, y asesinas de lo normal.

Metroid Fusion

Con las fuerzas renovadas tras el éxito de Prime, se lanzó una nueva versión para portátiles, para muchos, supuso un gran acontecimiento volver a ver a Samus corriendo en 2D.

Este juego nos enfrentaba al virus X, un parásito descubierto recientemente que ha infectado a Samus. La cazadora estuvo a punto de morir, pero los científicos de la Federación consiguieron salvarla, pero algo extraño sucedió: el virus se apodero del traje de Samus y le doto de conciencia propia, así que ahora a Samus le toca “cazar” a su mejor y más peligrosa arma. Si a esto le unimos los metroid de siempre y demás bichos, os podéis imaginar el pollo que se monta…

Este juego mantenía las premisas básicas de los juegos de la época anterior, no obstante, está vez el juego era algo más lineal y sencillo que sus antecesores. Esto era algo de lo que muchos usuarios de la saga nos quejamos. No es que el juego fuera malo, que no lo era, era un juegazo, pero, desde luego, no era tan duro y desafiante como los otros juegos de la saga

Quizás lo que peor sentó fueron el sistema de objetivos. Samus recibía instrucciones con las cuales sabía a donde tenía que dirigirse en todo momento, evidentemente no es que uno supiera exactamente lo que hacer, pero si mirabas el mapa, al encontrarte un “puntito” a donde ir, simplificaba mucho las cosas. La dificultad en los saltos dejo de existir dado que Samus ahora podía quedarse colgada en las plataformas (cual Lara Croft), lo que hacía más simple el desarrollo.

No obstante, el juego si es verdad que implementaba un aspecto bastante puñetero, al estilo de RE: Nemesis, un enemigo temible (que era nuestra traje real infectado con el virus X), el cual nos perseguía por el escenario, y además era invencible, capaz además de matarte en muy pocos segundos.

En cuanto al escenario, esta vez era una nave, no un planeta, si bien la nave, dado que era de investigación, poseía zonas aclimatadas para las especies que estaban investigando, con lo cual se simulaba el estar en zonas distintas de un planeta. Si en una parte de la nave se investigaban animales acuáticos, pues ese lugar estaría lleno de agua, e imitaría un planeta helado.

En fin, quizás no salió tan fino como los anteriores metroid, en especial los nuevos, pero que demonios, es un gran juego. Más recomendado para iniciarse en la saga que para expertos, pero un gran juego a fin de cuentas.

Metroid Prime 2: Echoes

Finalmente el éxito de la primera parte hizo que se planteara una trilogía, de la cual la segunda parte sería “Echoes”. El nombre, “ecos”, tiene mucho que ver con el argumento: tras su labor en Tallon IV, Samus recibe un encargo de la Federación Galáctica; encontrar a un grupo de marines perdidos en el planeta Aeter (o eter). Al llegar se da cuenta de algo terrible: un meteorito de phazon cayó en el planeta, provocando efectos aun más devastadores que los de Tallon IV: el mundo se “dividió” en 2 mitades, que coexisten en dimensiones paralelas: el mundo de la luz y el de la oscuridad.

Bajo esta premisa recorríamos Eter en busca de ciertas llaves que nos dejaran abrir unos templos, en los cuales (previo enfrentamiento con jefes finales cada vez más grandes y duros) nos dieran objetos con los que poder explorar aun más el planeta.

Este juego se llevo algo de polémica por parte de los fans de la saga, pues si bien la calidad era excepcional, no tenía varios de elementos comunes de Metroid, en especial las armas, que no eran las mismas, y además, quizás la gente que más se quejó, fue el hecho de que se dejo un poco de lado el apartado “científico” del que hacía gala Metroid Prime, para ponerse más del lado de la ciencia-ficción. Por decirlo de alguna forma, Prime era más parecido a Star Trek, mientras que Echoes, se parece más a Star Wars.

El diseño gráfico del juego es, con permiso de Zelda Twilight Princess, el mejor artísticamente hablando para Gamecube, con una calidad de escenarios alucinante, de genial factura, muy bellos…. vamos, que cualquier adjetivo se queda corto

Este juego, cronológicamente hablando está justo después de los acontecimientos de Metroid Prime, con lo cual es el tercero.

El juego tiene modo multijugador, pero de una calidad bastante baja, por lo que su éxito entre los fans es casi nulo.

Metroid Zero Mission

No voy a comentar este juego, bueno, al menos casi nada, porque realmente era un remake del primer juego. Este remake apareció en Game Boy Advance. Aparte de los gráficos, la novedad radicaba en que en cierto momento de la aventura manejamos a Samus sin su traje.

Metroid Prime Hunters

Uno de los juegos más esperados en su momento, y el primero de la saga en Nintendo DS.

El juego se nos mostraba con un apartado gráfico impresionante, de lo mejorcito en la portátil de Nintendo, y manejabamos a Samus de nuevo bajo perspectiva subjetiva. Salvando las distancias, todo respira un aire a GameCube incomparable. Por supuesto, en el camino se quedan muchos detalles, muchos elementos secundarios que llenaban de vida los dos primeros Metroid Prime.

El tema más espinoso que se temían los jugadores era el control. ¿Se manejaría bien con la táctil? Los “experimentos” no daban siempre buenos resultados, pero como siempre, Nintendo cumplió su palabra, y les demostró a todos que “así se tiene que hacer”.

La fiabilidad y precisión del control con la DS sólo es comparable con el de un ratón de PC. No sólo usamos el lápiz táctil para apuntar. En la propia pantalla inferior encontramos varios botones para activar el visor de escaneado –calcado de los juegos de GameCube-, convertirnos en morfosfera y acceder a una de las múltiples armas secundarias. Golpeando dos veces la pantalla con rapidez, saltamos. Al igual que muchos zurdos pasan el ratón al lado izquierdo del teclado para jugar en PC, aquí también podemos configurarlo para que el juego resulte idéntico para diestros y zurdos. La disposición en cruz de los botones A, B, X, Y hará las veces de D-Pad, y la función de disparo del gatillo L pasa al R. Así de efectivo y sencillo.

No obstante, esto es lo peor del juego, y a la vez lo mejor. Aunque el control y la precisión sea excelente, el control llega a cansar, así que no es raro que no juguemos al juego por cansancio, no por que no tengamos nada. Evidentemente no es que vayamos a cansarnos a los 10 minutos, pero hombre, cansar, llega a cansar debido al tener que sostener constantemente la consola con una sola mano en una acción frenética.

El modo multijugador, aunque seguía las pautas del horroroso modo del Echoes, se había mejorado muchísimo, en especial gracias al modo online que augura piques y horas de diversión. Además, como novedad, podemos elegir otros caza recompensas rivales de Samus a manejar. Incluye también chat de voz, si bien solo antes y después de la partida, no durante ella, por limitaciones de la máquina.

Y en el futuro…

Ahora, con el nacimiento de Wii, aparecerá el último de la trilogía Prime, titulado Corruption, en el cual manejaremos a Samus con el Wii-mando, que seguro será una experiencia la mar de divertida. No se tienen muchos datos del juego, salvo que contaremos con más “añadidos” en el traje al empezar el juego (la morfosfera, los misiles). También suponemos que podría tener modo online…

En fin, si no habías oído hablar de estos juegos, ya es hora de que os pongáis manos a la obra y conozcáis una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.