Creación de dispositivos electrónicos transitorios
Producción y probatura de MEMS ecoabsorbibles y bioabsorbibles. a) eb-MEMs suspendido con cuatro ataduras que conectan las esquinas del dispositivo a la oblea fuente durante el proceso de producción. b) Integración del dispositivo eb-MEMS con un sustrato polimérico bioabsorbible flexible y circuitos integrados. Recuadro: una ilustración de la integración de dichos dispositivos en la superficie curva del miocardio (es decir, la capa muscular del corazón). c) La disolución de un acelerómetro, como representante de eb-MEMS, en varias etapas. Crédito: Yang et al.

Por lo general, el objetivo clave de los ingenieros electrónicos es desarrollar componentes y dispositivos que sean duraderos y puedan funcionar durante largos períodos de tiempo sin dañarse. Dichos dispositivos requieren materiales resistentes, que en última instancia contribuyen a la acumulación de desechos electrónicos en nuestro planeta. Investigadores de la Universidad Northwestern y la Universidad de Illinois han estado realizando investigaciones centradas en un tipo de sistema electromecánico (MEMS) completamente diferente: los que se basan en los llamados «materiales transitorios«, para crear un dispositivo electrónico transitorio. Los materiales transitorios son materiales que pueden disolverse, reabsorberse, desintegrarse o desaparecer físicamente de otras formas en tiempos programados y específicos.

Su artículo más reciente, publicado en Nature Electronics, presenta nuevos MEMS basados en materiales totalmente solubles en agua que podrían disolverse en el entorno que los rodea después de períodos de tiempo determinados. En el futuro, estos materiales podrían ayudar a disminuir la cantidad de desechos electrónicos, permitiendo el desarrollo de algunos dispositivos electrónicos que desaparecen espontáneamente cuando ya no se necesitan.

«En nuestra investigación actual, estamos explorando la posibilidad de integrar estos MEMS eco/bioabsorbibles en varios dispositivos electrónicos transitorios para crear nuevas clases de tecnologías de implantes temporales«

«Este trabajo se basa en nuestros esfuerzos para crear los materiales y las bases de ingeniería para dispositivos electrónicos ‘transitorios’«, comenta John A. Rogers, uno de los investigadores que llevó a cabo el estudio. «Un subconjunto de esta clase de dispositivos transitorios son aquellos capaces de reabsorción en biofluidos o agua subterránea a través de procesos de hidrólisis, a productos finales benignos«.

En los últimos años, Rogers y su grupo de investigación diseñaron varios materiales que pueden disolverse en el entorno que los rodea. En su trabajo anterior, también demostraron el enorme potencial de estos materiales para crear implantes médicos temporales con capacidades electrónicas digitales.

Sensores bioreabsorbibles

Por ejemplo, sugirieron el uso de estos materiales para fabricar sensores reabsorbibles que podrían implantarse en el cerebro de pacientes después de una lesión cerebral traumática o después de una cirugía cerebral, para detectar la presión intercraneal. Asimismo, destacaron el potencial uso de materiales biorreabsorbibles para crear dispositivos que estimulen el cuerpo desde dentro, como los marcapasos cardíacos (dispositivos implantados que ayudan a los pacientes a recuperarse después de una cirugía cardíaca controlando su ritmo cardíaco).

«Muchos de estos sistemas podrían beneficiarse de las tecnologías MEMS eco/biorreabsorbibles para una función avanzada, una capacidad que no existe en nuestro trabajo anterior en esta área«, afirma Rogers. «Nuestros nuevos dispositivos MEMS se caracterizan únicamente por su capacidad para disolverse en entornos acuosos, ya sea en el cuerpo o en el medio ambiente«.

Materiales que desparecen gradualmente de forma inocua

Los MEMS creados por este equipo de investigadores están compuestos por diferentes materiales que desaparecen gradualmente, reaccionan lentamente con el agua y finalmente producen residuos inocuos y ecológicos. Estos materiales incluyen polisilicio dopado, nitruro de silicio y un polímero a base de polianhídrido bioabsorbible.

«Fuimos los primeros en presentar ejemplos de dispositivos MEMS transitorios«, recuerda Rogers. «Visualizamos aplicaciones que van desde implantes temporales, para abordar las necesidades actuales no satisfechas en el cuidado del paciente, hasta monitores ambientales que desaparecen de forma segura después de un período de uso para evitar la necesidad de recuperación. Las aplicaciones militares podrían incluir sistemas sensibles desplegados a distancia, donde la recuperación no deseada por un adversario es una preocupación«.

Plataformas electrónicas reabsorbibles

En las pruebas y evaluaciones iniciales, Rogers y su equipo probaron la capacidad de sus materiales para disolverse dentro de pequeños animales mientras se adhieren a los tejidos corporales y obtuvieron resultados muy prometedores. Por lo tanto, su trabajo podría eventualmente allanar el camino hacia la fabricación de dispositivos electrónicos transitorios: implantes médicos solubles, sensores ambientales y otros tipos de dispositivos que se beneficiarían de desaparecer de una manera ecológica después de completar tareas específicas.

«En nuestra investigación actual, estamos explorando la posibilidad de integrar estos MEMS eco/bioabsorbibles en varias de nuestras plataformas electrónicas reabsorbibles para crear nuevas clases de tecnologías de implantes temporales«, concluye Rogers.

Fuente: Nature Electronics.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.