LOVE, DEATH + ROBOTS (vol. 2)

Hace unos días llegó la segunda entrega de vídeos breves alrededor de la ciencia ficción y lo fantástico que, bajo el paraguas de David Fincher en la producción, empaqueta Netflix con la etiqueta de “Love, death + robots”. La idea de la saga sigue la estela de “Black Mirror“: ficciones independientes entre sí, con una filosofía común que, en lo esencial, observa el comportamiento humano ante distintas cuestiones actuales o futuras.

Sin embargo, esta es una idea desarrollada de forma muy diferente a como lo hace la serie de Charlie Booker. Y, en mi opinión, esto beneficia grandemente a ‘Love, death + robots’. Opta por la brevedad, con capítulos de no más de veinte minutos. La independencia de los capítulos es total, optando también por estilos visuales diferentes que remarcan mucho más que se trata de obras distintas. Y la selección también opta por estudios de desarrollo e historias originales muy diferentes entre sí, con nombres, entre los autores, tan importantes como J.G. Ballard, Harlan Elison, John Scalzi o Paolo Bacigalupi, entre otros.

En este segundo volumen, además, se han aprendido de los errores del primero: son menos capítulos (pasa de 18 de la primera a 8 de la segunda), con una variedad visual más visible y perceptible por el espectador, historias de tiempo mucho más contenido, concentrados en su tema y con menos personajes. Van más al grano. Lo que hace que se empatice mejor y se disfrute más tanto del desarrollo como de los personajes protagonistas. Se hace lo mismo que en el primero, sí, pero también se hace notablemente mejor.

Eso no quita para que, en el conjunto, tres temas nos parezcan de principal desarrollo respecto a todos los demás posibles. Pero, antes de hablar de ellos, veamos un resumen brevísimo y rapidísimo de cada uno de los capítulos en su orden:

1. Servicio al cliente automático: una mujer mayor con sus achaques representa a una sociedad futura tecnificada, dependiente de la tecnología a la que, en bastantes áreas de la vida, se les ha cedido voluntad y función. Con ella conviven una pequeñita mascota y un robot igual de pequeño dedicado a la limpieza y el orden. A partir de la colocación de un cuadro en “su sitio”, mujer y robot iniciarán una lucha de deseos con sorprendente final.

2. Hielo: dos hermanos viven en un glaciar lejano dónde casi todos sus habitantes han sufrido una modificación tecnológica para potenciar sus capacidades fisiológicas. De estos dos hermanos, uno sí ha sido “mejorado”, pero el otro no. Esto afecta a su relación y a su autoestima, así como el trato que los demás le dan a cada uno. Pero, ante lo realmente importante de la vida… ¿importan estas mejoras o, realmente, lo importante está “en otro sitio”?

3. Respuesta evolutiva: en una sociedad donde todos sus miembros pueden vivir eternamente, nada importa excepto “el uno mismo”. Las relaciones han sido mecanizadas y la maternidad está prohibida: para que alguien nuevo entre, alguien viejo tiene que salir y esto, claro, no es posible. Por eso, a quién desobedece esta prohibición, la policía la persigue y a los niños los eliminan. Pero quizás no todos los policías piensen así…

4. Nieve en el desierto: un personaje misterioso, llamado Nieve, es perseguido por todo el mundo por compañías y grupos mercenarios que quieren algo que hay en su cuerpo y que les es especialmente útil para algo. Él escapa y se esconde, solo y sin ayuda, hasta que una misteriosa mujer, que lo encuentra, se le une para, al parecer, querer ayudarlo.

5. La hierba alta: un tren de vapor, un viaje hacia algún sitio, un problema en la caldera y una parada en medio de la nada, con las vías rodeadas por un inmenso e interminable prado. Un viajero impaciente se apea del tren para fumar, se adentra en la hierba y, lo que pasa a partir de ahí… tendrás que verlo si quieres.

6. Por toda la casa: dos niños, la noche de navidad, ruidos en la casa y Papá Noel entrando por la chimenea. El episodio más breve de todos y, para nosotros, de los mejores y más divertidos. Imposible contar más.

7. Cobijo: una nave espacial, su piloto, un accidente en un planeta extraño y distintos sucesos que comienzan a pasar y lo obligarán a enfrentarse a distintos e inquietantes miedos. Breve también, sin apenas texto, de ritmo intenso, para los amantes de la acción.

8. El gigante ahogado: en una playa, un día, aparece un gigante muerto. El narrador es uno de los habitantes del lugar que observa al inmenso cuerpo, pero también el distinto comportamiento de la demás gente del lugar para con este gigante a medida que pasa el tiempo. Un relato psicosocial de nosotros mismos y de cómo nos enfrentamos a las novedades y los inmensos cambios en nuestro entorno. Nada optimista y sí muy certero, por cierto.

Tres temas, dijimos, y a la vista de lo dicho, creemos que son. Uno: sociedad y tecnología, cómo el avance técnico nos está planteando retos ante los que, quizás, no estamos respondiendo con la sagacidad que se debiera (otro paralelismo con ‘Black mirror’). Dos: en relación con lo anterior, la serie explora el comportamiento humano, nuestras creencias y nuestros miedos, nuestra forma de comportarnos ante tanto lo -aparentemente- conocido como ante lo desconocido. Y tres: la infancia, la inocencia y el respeto de la vida más frágil, en serio peligro cuanto más dejamos que la “empatía” ceda ante la “practicidad” o la “moral” ceda ante la “técnica”.

La serie ha mejorado ostensiblemente respecto a su primer volumen, pues soluciona todos los problemas que entonces tuvo su primera entrega. Los capítulos también son mucho mejores, con unas historias mejor trabajadas (también el material original del que vienen es, creemos, bastante mejor) y una mayor variedad tanto en lo temático como en lo visual.

Con todo, echamos de menos algo más de humor puro o de absurdo como el que, en la primera entrega, representó ‘Yogur al poder’ (si no lo habéis visto, estáis tardando). No se puede tener todo, lo sabemos. Pero esta entrega sí nos ha dejado muy buen sabor de boca.

Ojalá Fincher y Netflix sigan apostando por este formato.

Nota: 7/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

1 COMENTARIO

  1. Son mucho peores que la primera temporada. Tienes la sensación de que se quedan a medias y cuando empieza lo mejor se acaban. Realmente decepcionante en comparacion

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.